ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1400 Necesitaban una buena alimentación

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8455

Actualizado: 2019-06-02 05:33


La pregunta de Sofía le dio a Alejandro un mal presentimiento. "Sofía, ¿qué demonios te dijo Dolores?".

La chica contestó bruscamente: "Alejandro, Ambrosio es mi hijo. ¿Cuándo te enteraste por primera vez sobre esto? ¿Desde cuándo lo sabes?''.

Alejandro suspiró y dijo: "Hermana, por favor, no te enojes. Colin planeaba decirte las buenas noticias más tarde después de que él resolviera todo''.

Sofía sonrió amargamente; Parecía que Dolores le había dicho la verdad.

Luego la chica sacó el teléfono del bolsillo y llamó a Mario. Le dijo: "Mario, ¿sabes quién es la madre de Ambrosio?".

El hombre estaba ocupado y limpiaba el desorden del Grupo Pei. Se quedó en silencio por un momento y dijo: "Sofía, finalmente lo descubriste. ¡Felicitaciones!".

"Ja, ja, ja...".

Sofía se rió con amargura y, en lugar de darse por vencida, marcó el número de Helge y también le hizo la misma pregunta.

Helge tenía el mismo pensamiento que Colin y pensó que Sofía estaría muy feliz de saber la verdad, pero también sentía que algo estaba mal por el tono de voz de Sofía. "Pequeña Sofía, ¿no te sientes emocionada y feliz de que tu hijo está realmente vivo...? Oye, Sofía...''.

La chica colgó el teléfono y se frotó el pecho. ¡Qué dolor! Ella sintió mucho dolor.

Su hijo tenía casi cuatro años y ni siquiera había tenido la oportunidad de cumplir con su responsabilidad como madre. Sofía gritó: "Bario, mi pobre hijo...''.

"Sofía, por favor, deja de llorar. Colin me dijo la verdad, pero quería que fuera una sorpresa... Sofía, ¿qué pasa? ¡Sofía!''. Luego se desmayó repentinamente, pero Alejandro la sostuvo rápidamente. La llevó en sus brazos y luego salió corriendo del hospital psiquiátrico.

'¡Dolores, perra!', pensó el hombre.

En el Hospital Privado de Chengyang

Colin entró rápidamente en la sala y con una cara pálida, vio a Sofía acostada en la cama. Todavía estaba durmiendo y le habían colocado una vía intravenosa.

Frunciendo el ceño, Colin apretó fuertemente su mano y le preguntó a Alejandro: "¿Cómo se desmayó? ¿Hay algún problema? ¿Dónde fuiste?".

Alejandro respondió sin fuerzas: "Colin, mi hermana parece que sabe que es la madre de Bario... ¡Pero estaba enojada!''.

"¿Qué?". Colin se sorprendió. ¡Oh, no! Él no pensó que ella se enojaría.

Se inclinó y besó a Sofía en la frente y dijo: "Lo siento, Sofía. Pensé que... Pensé que estarías feliz por esto''.

Luego, Alejandro habló de nuevo y le contó a Colin sobre las otras noticias. "Sofía también está embarazada, pero se desmay

de Sofía era una mezcla de aprensión y furia. Miró al hombre tierno que estaba sentado frente a ella y le dijo: "¡Colin, esto es todo! ¡Voy a dejarte!".

... Colin quería matarla a Dolores en el momento en que escuchaba las palabras de Sofía. '¿Qué demonios le dijo a Sofía?'. Se preguntó. ¿Habían sido en vano todos sus esfuerzos?

"Sofía, estás embarazada y no debes enojarte. Hablaremos de eso más tarde''.

Ella se sorprendió por lo que escuchó y puso su mano sobre su vientre. "¿Sabes del bebé?".

Colin vio su reacción y sonrió con amargura. Le dijo: "No te preocupes, nadie puede lastimarte y nadie puede lastimar a nuestro bebé. Lo siento mucho, Sofía, pensé que te sentirías feliz saber que eres la madre de Bario...''.

¿Feliz? Por supuesto que ella era feliz. No solo era feliz, sino que también estaba emocionada por ello.

Pero no se sintió feliz cuando recordó por qué Colin se había llevado a Ambrosio lejos de ella. Le resultaba difícil perdonarlo por lo que él le había hecho. Ser amable con ella no podía compensar todo el dolor por el que había experimentado...

Los hechos no se podían cambiar, pero ella tenía todo el derecho a estar enojada con él. Sofía retiró la mano y le dijo: "Los niños son míos y no necesito ninguna pensión alimenticia de ti".

Colin dejó escapar un suspiro y le preguntó: "¿Qué te dijo Dolores? ¿Podrías, por favor, darme una oportunidad para explicarme?''.

Sofía miró directamente a los ojos de Colin y dijo: "Me dijo que Bario es mi hijo''.

"¿Algo más?".

"Sí''.

"¿Qué más te dijo?", preguntó Colin.

"No te lo voy a decir... Deberías irte ahora, quiero descansar''. Sofía cerró los ojos y le dio la espalda.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir