ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1403 Licencia de matrimonio

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 11747

Actualizado: 2019-06-03 00:22


Alejandro estaba horrorizado y desconcertado. Trató de intervenir varias veces, pero no pudo pronunciar ni una sola palabra. Finalmente se dio vuelta y salió de la cafetería.

Dentro de la cafetería, el ambiente era muy tenso. Feidi y Sofía se miraron, pero ninguno de los dos dijo ni una palabra.

Al final, Sofía fue la que rompió el silencio. "¿Cómo supiste que estoy aquí para mi cita a ciegas?".

"Lo he oído por casualidad. No subestimes mis habilidades, Sofía''.

Sofía no creyó ni una palabra de lo que dijo. '¡Eso es imposible! ¿Cómo pudo escuchar eso?', pensó. De todos modos, decidió ser franca y mantener la compostura: "Necesito casarme con alguien. Y me casaré con él, con el hijo de Colin. Ese hombre debería aceptar la oferta o simplemente dejarla sobre la mesa''.

"Entonces, ¿qué piensas de mí? Estoy dispuesto a hacer eso por ti''. Feidi le sugirió en un tono sincero.

"No, eres un candidato demasiado bueno. No tengo el coraje para lastimarte. Lo siento. Sabes que te lastimaría si te quedas conmigo''. Sofía respondió con franqueza.

Pero Feidi lo tomó como un cumplido. Con el interés que desbordaba de su corazón, él respondió: "No me importa que me lastimes, siempre y cuando seas la única mujer con la que termine. Y puedo casarme contigo tan rápido como quieras. Incluso podemos obtener una licencia de matrimonio ahora. ¿Qué piensas de eso?".

...

Alejandro estaba pensando en llamar a Colin en este momento. Pero antes de que sacara su teléfono, Sofía y Feidi salieron juntos de la cafetería.

"Hermana, vamos a casa. Te dije que este hombre no es para ti. Tengo razón''. Alejandro dijo con un tono de satisfacción, sin saber que algo malo iba a suceder.

...

En el Grupo SL

En la sala de conferencias en el piso 22, Colin presidía una conferencia con sus altos directivos. Entonces, de repente, su teléfono vibró. En el identificador de llamadas leyó 'Alejandro Lo'.

Colin presionó el botón para responder y la voz aterrorizada de Alejandro se escuchó. "¡Cuñado! ¡El desastre es inminente! ¡Mi hermana y ese hombre, Feidi, están yendo a la Oficina de Asuntos Civiles! ¡Van a registrar su matrimonio! ¡Sinceramente, no me imaginé que algo así podría pasar!''.

Colin se sorprendió. Nunca se imaginó una cosa así tampoco. Luego dejó escapar las palabras, "¡¿Qué demonios? !''. Se levantó de la silla de inmediato. La expresión en su rostro lívido horrorizó a todos en la habitación. Nunca habían visto a su jefe enojarse así. Todos los presentes no se atrevieron a hacer ni un sonido. Esperaron a que Colin terminara de hablar por teléfono.

"¡Es verdad! ¡Acaban de irse ahora mismo! Cuñado, ¿qué hacemos?! ¡Dime, por favor!". Alejandro preguntó impotente con voz temblorosa. Pero Colin ya había terminado la llamada. Ya no había que perder más el tiempo.

Dejando de lado su teléfono, Colin anunció a los gerentes: "¡Están despedidos!".

Todos se miraban con desesperación y confusión. Pero Colin ya salió de la sala de conferencias y comenzó a correr por el pasillo. Necesitaba hacer algo. Y necesitaba hacerlo rápido.

Fuera de la Oficina de Asuntos Civiles

Feidi y Sofía ya estaban esperando al final de la fila. Horrorizada al ver a otras parejas risueñas, Sofía retrocedió un poco. "Feidi, creo que nuestra decisión fue demasiado apresurada. ¿De verdad crees que esto será lo mejor para nosotros? ¿Estás seguro de que te casarás conmigo?''. Sofía dijo con una mirada ansiosa en su rostro. Estaba empezando a lamentar su decisión precipitada.

ija! ¡Créeme en eso!''.

Sofía estaba desconcertada. Sus ojos se abrieron con sorpresa. Pero...

"Su madre es Maita Duanmu. ¡Pero su padre es uno de mis subordinados, no yo!''. Colin se había dado cuenta del truco de Jacinto desde el principio. Pensó entonces que esto sucedería, pero no le prestó mucha atención. Sabía que Maita fue enviada por Jacinto cuando ella trató de seducirlo. Y a cambio, él no rechazó su oferta de tener sexo.

Pero no se acostó con ella, ya que envió a uno de sus hombres para hacerlo. Esa fue toda la historia esa noche.

Entonces Maita quedó embarazada. Llena de alegría, pensó que la niña era de Colin y decidió guardar el secreto en la oscuridad. Luego tuvo a Naiara, le mintió y le hizo creer a su hija que Colin era su padre. Por eso Naiara seguía llamándolo 'papá'.

Cuando la niña estaba a punto de cumplir dos años, Maita finalmente la llevó ante Colin.

Naturalmente, Naiara aceptó a Colin como su padre y se mostró muy apegada a él. Anhelaba que un padre la cuidara.

Colin opinaba que los niños eran los seres más inocentes de este mundo. Entonces no corrigió a Naiara en ese momento, pero luego le mostró el informe de la prueba de DNA a Maita. Todavía no quería herir los sentimientos de la niña.

Sabiendo que no era de Colin, Maita ya no quería pagar el tratamiento de la uremia hereditaria de Naiara. La niña heredó la enfermedad de su padre biológico. Dejó a su hija en un orfanato. Lo que Maita hizo fue muy terrible y triste.

El padre biológico de Naiara también estaba en tratamiento en ese momento. No pudo asegurar el futuro de Naiara, así que le rogó a Colin que la ayudara a su hija.

El hombre siempre había sido leal a Colin. Y después de todo, si Colin no le hubiera pedido que tuviera relaciones sexuales con Maita, la niña no habría nacido para sufrir una enfermedad tan horrible. Colin accedió a su petición. Él asumió la responsabilidad de la que debería haber sido responsable.

Sacó a Naiara del orfanato y la llevó a cuidados especiales. Hasta que la niña se recuperara completamente, pagará todos los costos y gastos, incluida la ayuda para encontrar un donante de riñón.

Más tarde, el padre biológico de Naiara murió. Además, no podían ponerse en contacto con Maita. Naiara, la hermosa niña, quedó huérfana. No tenía a nadie en quien confiar, solo Colin.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir