ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1407 ¡Chica tonta!

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8946

Actualizado: 2019-06-04 00:07


Había resultado gravemente herido en el proceso y con tres de sus costillas rotas, él estuvo internado en el hospital durante mucho tiempo.

Leandro pudo decir que su hija ya había encontrado a su media naranja, alguien que la amaría con todo lo que tenía.

Sofía todavía estaba con la emoción de la boda, pero luego se dio cuenta de que Leandro estaba diciendo algo sobre Colin. "Leandro, ¿quieres decir que Colin fue al País C y te encontró?", preguntó Sofía asombrada.

Mirando profundamente a sus ojos, Leandro respondió: "Sí, en realidad un par de veces. Ocurrió durante los años en que estabas en Milán. ¿Todavía recuerdas el primer vestido que diseñaste?''.

La chica asintió en el acto, porque fue entonces cuando comenzó su carrera como diseñadora. Pero ella lo había dejado por ahí, en algún lugar de la casa en la que vivía entonces, porque no estaba lo suficientemente satisfecha con ese diseño.

'¿Por qué mencionó esto?', se preguntó Sofía.

"Colin guardó y mantuvo a salvo tu primer diseño en estos últimos años. ¿No te habló de esto?''. Le preguntó Leandro.

"... No me dijo ni una sola palabra''. Sofía todavía no podía entender por qué Colin se quedaría con ese diseño.

Leandro entendió su confusión y suspiró, luego dijo: "Colin lo atesora porque es el fruto de tu trabajo y le ordenó a un hombre que lo trajera al País A. Supongo que en realidad podría estar en la casa en la que estás viviendo''.

"¿Lo trajo al País A?". Sofía se sorprendió después de escuchar esto. Nunca esperó que Colin hiciera tantas cosas por ella en secreto...

Respiró hondo y trató de contener las lágrimas para que no corrieran por sus mejillas.

'Colin... Colin...'. Ella tallaba y grababa silenciosamente su nombre en su corazón. Después de que giró la cabeza hacia atrás, lo vio a través de su velo nupcial blanco. Él estaba de pie junto a la puerta y hablando con los invitados con una sonrisa feliz en su rostro.

En su corazón, Sofía dijo: "¡Gracias, Dios, por permitirme conocer a un hombre tan honesto y bueno!".

Jay se acercó a ella y, en voz baja, dijo: "Sofía, estoy muy contento de que tú y Colin se estén volviendo a casar. Él es un buen hombre y por favor, aprecia el tiempo que pasas con él por el resto de tu vida''.

Con firmeza en su voz y una luz que brillaba en sus ojos, Sofía respondió: "¡Sí, papá, lo haré!". Decidió confiar plenamente en Colin sin importar lo que sucediera en el futuro.

Selina también se acercó a ella y le preguntó atentamente: "Bueno... Sofía, ¿podrías perdonar a Colin por no haberte dicho que Bario es tu hijo?''.

Sofía asintió con lágrimas en las mejillas blancas y dijo: "No estoy realmente enfadada co

qué eres tan malo conmigo?".

Álvaro ignoró su ira y respondió con lentitud: "¿Estás segura de que eso fue para ti? ¿O es que no puedes pensar en otra persona que se ajuste mejor a esa palabra 'tonta' que no seas tú?''.

Ángela estaba muy irritada con él y quería replicarle. "...".

Fue increíble para Gonzalo ver a Ángela que sintiéndose maltratada fue incapaz de defenderse. Empezó a mirar a Álvaro con más atención.

Luego, concluyó: "Este tipo no solo es un médico excelente, sino que también es guapo... Uh, y lo más importante es que él puede manejar a Ángela''. Después de su análisis, una sonrisa intrigante comenzó a aparecer en la cara de Gonzalo...

En el escenario, el maestro de ceremonias todavía celebraba la boda con entusiasmo. Sofía le susurró al oído a su marido: "¡Colin, gracias!

¡Gracias por amarme, gracias por hacer tanto por mí y gracias por casarte conmigo!''.

Colin dijo: "¿Por qué quieres agradecerme?".

"Tengo ganas de decirlo'', dijo Sofía. Ella era muy tímida para expresar sus sentimientos.

Impresionada por lo que hizo, Colin también le susurró al oído: "¡Debería ser yo quién te lo agradezca!

Gracias por entrar en mi mundo y darme la alegría de ser amado.

Gracias por traer a Ambrosio al mundo y gracias por el niño que está por venir''.

Con algo de culpa en su voz, Sofía dijo: "¡No necesitas agradecerme, porque no hice nada por ti!".

Con profundo amor en sus ojos, Colin la miró y dijo: "¡Eso no es cierto! Sofía, eres lo mejor que me ha pasado en la vida. ¡Gracias por cruzarte en mi camino!''.

Una vez más, Sofía se sintió conmovida por sus palabras amables y amorosas. Entonces se dio cuenta: "No, ¡debemos agradecerle a mamá! ¡Fue ella quien me trajo hasta ti!''.

"¡Sí, tienes razón!", reconoció Colin.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir