ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1429 Quién pagó la cena

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7151

Actualizado: 2019-04-22 00:07


La cara de Álvaro se endureció, "Ángela, ¡eres una tonta!"

Entonces, inmediatamente le arrebató las pinzas de la mano, con una patada, llevó una silla a su lado y se sentó.

Él tiró de su mano lastimada y trató la herida con cuidado.

'Él... Él... Él... ¡Ala grande! Álvaro ... está tratando de sacar las espinas. Qué sorpresa...' pensó para sí misma. "Ah ... ¡duele mucho!"

"¡Aguántate!", gritó Álvaro con aspereza.

Ángela apretó los dientes con lágrimas en los ojos y no se atrevió a decir una palabra más.

Álvaro revisó las heridas con cuidado y logró sacar las espinas pequeñas de su piel. Ángela lo miró y se perdió en su hermoso rostro.

¡No! ¿Era porque no había visto chicos guapos últimamente?! ¿Por qué se sentía atraída por esa cara?

En ese momento, se escuchó un grito desde la puerta, "¡Oh, no! ¡Dios mío!"

Sonó como si se hubiera caído un vaso en el suelo. Ángela parpadeó y descubrió que había fragmentos de vidrio en el suelo. Provenían de una botella de un medicamento líquido que llevaba Alicia, quien miró a Ángela y a Álvaro con los ojos muy abiertos. Su reacción era la de una esposa que hubiera atrapado a su esposo engañándola con su amante.

Álvaro la miró fijamente y no dijo nada, simplemente continuó atendiendo las heridas de Ángela ... .

De alguna manera, Ángela se sintió un poco culpable y quiso apartar su mano de él, sin embargo, no pudo hacerlo porque la mano de él estaba firmemente colocada sobre ella mientras trataba de curar sus heridas.

Se sintió tan avergonzada que tuvo que decir:"Alicia, ¿ya has ... terminado? Mi mano... está herida. ¡No malinterpretes lo que está pasando!"

Sin embargo, la explicación no sirvió de nada. ¡Álvaro era el subdirector del hospital y se ocupó de las heridas de una enfermera! ¡Era algo increíble!

Alicia todavía estaba en shock cuando Álvaro terminó.

"Desinfecta y cubre las heridas tu sola." ordenó él. Después de decirle esas palabras a Ángela, inmediatamente arrojó las pinzas y salió de la estación de enfermería.

Fue directamente hacia la puerta sin decirle una sola palabra a Alicia, como si ella no estuviera allí.

Án

Nancy dejó de jugar con su teléfono y la miró directamente a la cara. "Él es hombre. Debería haber pagado la cena. ¿Por qué la pagaste tú?"

"Se le olvidó su billetera." En realidad, Rafael iba a pagar la cena, pero cuando llegó el camarero, descubrió que la había olvidado.

Nancy frunció el ceño y dijo: "¡Ángela, no seas tonta!"

"Nancy, ¡sólo fueron 200 dólares! ¡No es gran cosa!" Ángela no quiso abrazar a Nancy porque el olor ahumado de la barbacoa se había adherido a su ropa.

"No se trata del dinero. ¿No lo entiendes, Ángela?"

"Bueno. Lo entiendo. Voy a tener más cuidado la próxima vez." Ella no era una idiota, entendía claramente las palabras de Nancy.

"Así está mejor. Ángela, ¿realmente te gusta Rafael?"

Ángela tomó un poco de jugo y estudió cuidadosamente las palabras que estaba a punto de pronunciar. "Para ser honesta, no me gusta tanto. No puedo sentir el amor en la relación."

En realidad, ya ni siquiera podía sentir su corazón latir como una enamorada cuando estaba con él.

"Entonces, ¿por qué no simplemente terminas con él?" A Nancy realmente no le gustaba su relación.

Ahora que sabía que a Ángela no le gustaba mucho él, haría todo lo posible para que se acabara la relación.

No le importaba ser una mala persona mientras su querida amiga no resultara lastimada.

Pero Ángela estaba muy decidida, "No. Quiero intentarlo porque hemos estado muy poco tiempo juntos."

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir