ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1433 Psiquiatra de nuestro hospital

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8986

Actualizado: 2019-04-23 00:17


"Abuela, ¿hay algo más que quieras decir? ¡Si no hay nada más, quiero volver a mi habitación! Tengo más trabajo que hacer." ¡No quería hablar de sus emociones para nada!

"¡Tengo algo que decirte!"

"Entonces dímelo ahora, abuela."

Lily levantó las cejas y miró a su nieto. "Aunque Ángela tiene novio, llevan juntos sólo unos pocos días. No sienten amor profundo el uno por el otro. Puedes desarrollar y cultivar tus sentimientos con ella y hacer que sea tu novia... ¡Bueno, Álvaro, no te vayas! Vuelve... Álvaro..."

Álvaro cerró la puerta de golpe detrás de él. Cerró la puerta con violencia y se fue sin ninguna vacilación. No quería oír nada más sobre Ángela.

Lily estaba muy triste. Álvaro ni siquiera podía entender que lo hacía por su bien. Si ella no podía persuadirlo, Álvaro y su hermano se casarían con quien Taina quisiera.

¡No! ¡No podía permitir que sus nietos se casaran con alguien que ni siquiera les gustara!

Aunque todavía no había nada entre Ángela y Álvaro, podía crear oportunidades para ellos y ayudarlos a desarrollar una buena relación.

No quería decir que Álvaro debía casarse con Ángela a toda prisa. Pero Ángela era una chica activa, alegre y brillante, mientras que Álvaro era sombrío e indiferente. Eran una pareja perfecta. Sacarían lo mejor de cada uno. Pensaba que realmente habían nacido para estar juntos.

En el Hospital Yao

Ángela y Nancy caminaban una al lado de la otra en el pasillo ancho hacia el comedor. Nancy se sorprendió cuando le dijeron que la abuela de Álvaro quería que él saliera con Ángela. Pensó... La madre y la abuela de Álvaro eran tan extrañas. ¡Estaban en contra!

"Ángela, creo que deberías aceptar el consejo de la abuela de Álvaro y salir con él. Podrías tener una mejor vida, lo sabes."

"¿Por qué?"

"¡Porque esa anciana es realmente una sabia! Reconoce a una pareja ni bien la ve." La abuela de Álvaro pensaba que encajaban y deberían estar juntos. Eso era algo en lo que realmente deberían creer.

Ángela se quedó sin palabras y no dijo nada. Había insistido muchas veces antes en que ya tenía un novio.

¿Por qué parecía que a nadie le importaba en absoluto? A Nancy no le gustaba Rafael, tampoco a la abuela de Álvaro...

Ella pensó:'¿Rafael era una persona realmente mala? ¿Realmente no era el tipo de hombre ideal para ser novio? No. Tenía que permanecer fiel a Rafael. Tenía que ser dulce y amorosa con él.´

Un hombre con una bata blanca caminaba hacia ellas. Dos ayudantes lo seguían y le informaban sobre los progresos del trabajo.

Nancy tiró de Ángela y la atrajo hacia ella. Estaba demasiado ocupada con su teléfono y no se percató de la presencia de Álvaro. "¡Ángela, mira! ¡Cr

calmó. "¿Irás a ese instituto de investigación a trabajar mañana?"

Nancy le quitó la mano de la boca a Ángela. Ángela resopló, "¡Álvaro! ¡Escúchame atentamente! No voy a ir. ¡Yo, Ángela Si, no me iré! ¡No seguiré tus instrucciones! A menos que..."

"¿A menos que?", preguntó Álvaro con impaciencia. ¡Nunca pensó que sería tan difícil negociar con Ángela! ¡Todavía tenía muchas cosas que hacer y no quería perder tiempo con ella!

Ángela respiró hondo y sonrió, "A menos que me lo supliques. Si estás dispuesto a suplicármelo, mañana iré a ese instituto de investigación."

Era la primera vez que Álvaro veía a una mujer cambiar de opinión en tan poco tiempo. ¡Era más rápido que dar vuelta a la página de un libro!

"Siga recto por 300 metros y gire a la derecha. El departamento de pacientes ambulatorios se encuentra en el sexto piso. El señor Ren está de guardia hoy. Vaya ahora." Después de decir esto, se fue caminando.

Ángela y Nancy eran pasantes de enfermería y no entendían lo que Álvaro quería decir. Se sintieron estupefactas y miraban a su espalda. ¿Departamento de pacientes ambulatorios en el sexto piso?

Poco después, vieron a Luisa. Ángela se acercó a ella y le preguntó: "Cindy, ¿conoces al señor Ren del departamento de pacientes ambulatorios en el sexto piso?"

Luisa la miró con curiosidad, "¿Por qué haces esta pregunta? ¿Pero, no conocías al señor Ren? ¡Es el psiquiatra de nuestro hospital! Uno muy bueno en eso! ¡Cuántas personas vienen a nuestro hospital para tener sesiones con él!"

... ... Oh. Es psiquiatra... ¡Ángela estaba tan enojada que casi tiró su almuerzo al suelo! ¿Cómo podía Álvaro faltarle el respeto de esa manera?!

Nancy agarró firmemente sus manos y se esforzó en detenerla. "Ángela, cálmate. Cálmate. Controla tus emociones."

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir