ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1447 Lo siento

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7478

Actualizado: 2019-04-26 00:17


Ángela no se sintió Halagada. En cambio, estaba muy sorprendida por sus palabras. ¿Realmente este hombre frío e indiferente era el subdirector del hospital? Se preguntó Ángela.

Ella no tomó de inmediato el plato de la mano de Álvaro. Solo miró a Daisy y le preguntó:"Mamá... Él es Álvaro, ¿verdad?"

Álvaro sonrió después de escuchar la graciosa pregunta de Ángela.

En cuanto a Daisy, quería golpear la cabeza de su hija, por el comportamiento algo extraño de hoy. "Sí, por supuesto. ¿No lo ves? ¡Está justo frente a ti!"

"Ángela, toma el plato de Álvaro que lo está sosteniendo." Gonzalo le recordó a Ángela, que parecía un poco confundida.

En seguida, Ángela tomó el plato de Álvaro y probó la sopa. '¿Cuál cocinero preparó esto? Esta bastante delicioso...' Pensó Ella.

Cuando terminó la cena, Ángela aún seguía confundida.

Después que Álvaro fuera al baño a enjuagarse la boca, Daisy le dio una palmadita en la cabeza a Ángela, "¿mi amor, qué está pasando contigo? ¿Tienes algún problema con Álvaro?"

Confirmando, Ángela asintió con la cabeza. Ella tenía fuertes desavenencias con él. "Mamá... ¿Podrías preguntarle a Álvaro...? ¿Si puede registrarse en un hotel?

Justo cuando estaba a punto de terminar de decir esas seis palabras, fue interrumpida por Gonzalo. "¿Has ordenado una habitación limpia para Álvaro?"

"¿Por qué me pides que arregle una habitación para él? Él mismo debería hacerlo." Ángela no miró con convicción a su hermano mayor, ya que no se había puesto de su parte. "Lo estás tratando como si fuera tu hermano menor, pero recuerda, yo soy tu hermana menor, ¿de acuerdo?" Ángela gruñó.

Al ver que su hija era arrogante e inflexible, Daisy negó con la cabeza. "Baja las escaleras. Iré a ordenar una habitación limpia para Álvaro.

Después de eso, ella subió las escaleras.

Justo en ese momento, Álvaro salió del baño. Ángela detuvo a Daisy, "¡Mamá!"

"¿Por qué?"

"No tienes que hacerlo. Voy a limpiar la habitación para Álvaro." Ángela de inmediato subió las escaleras, dejando a todos confundidos.

En la habitación de invitados

Ángela cerró la puerta, abrió la puerta del armario y tomó un edredón gris. "¡No!" Ángela sintió que ese no era lo que necesitaba, así que lo puso

varo estaba disculpándose?' Ella no podía creerlo. "¿Por qué... te disculpas?"

Álvaro no respondió a su pregunta de inmediato. En ese momento, la habitación estaba tan silenciosa que Ángela solo podía oír su corazón latir. De repente ella se sonrojó.

"No me preguntes la razón." No tenía explicación que darle, por lo cual no dijo nada.

"Si no explicas por qué, no lo tomaré como una disculpa por todo el mal que me has hecho." Ángela estaba en shock y no se daba cuenta de lo inapropiado que era su gesto.

Álvaro se limitó a mirar su rostro con una expresión en blanco. Y no pronunció ninguna palabra.

Ángela tomó su silencio como un sí ... ¿Pero por qué?

¿Por qué se disculpó con ella?

Su disculpa hizo que casi lo perdonara por cada cosa incorrecta que le había hecho.

"No preguntes." Ángela olía a rosas, de manera que cautivó a Álvaro y lo hicieron acercarse más a ella.

Recordó su beso de la última vez, lo que lo dejó pensando y muchas noches sin dormir.

Su beso era como el opio. Era muy adictivo. Era difícil dejarlo de fumar lo que hizo intentarlo una vez más, y ahora... Lo haría de nuevo. La besó.

...

Los labios de Álvaro eran tan cálidos que Ángela casi se olvidó de respirar. ¡La besó de nuevo!

¡Madre Santa! ¡Y ahí están! ¡En su casa! ¡Álvaro era demasiado intrépido!

Después de un rato, se escuchó el sonido de unos pasos fuera de la habitación. Álvaro miró a Ángela en sus brazos. Sus ojos estaban cerrados pero los de él brillaban.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir