ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1449 ¿Qué le pasa a mi hermana

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7274

Actualizado: 2019-04-27 00:07


"¡Oh, Ala grande, maldito, te golpearé! ¿quieres que te cambie la sábana? ¡de ninguna manera!" Ángela aventó sus zapatillas a un lado, se levantó y se puso de pie en la cama. Mientras ponía las manos sobre sus caderas, miró a Álvaro, por un instante, él miró de reojo y se quedó callado.

Ángela sintió curiosidad, y siguió la mirada de Álvaro. Estaba a punto de gritar, él supo de inmediato cuál sería su reacción; así que la tomó del brazo y cubrió su boca:

"¡Cállate! ¿Quieres que la gente se de cuenta?" Posteriormente, se quedó en completo silencio.

No obstante, esta vez el silencio de Álvaro se debía a que se había dado cuenta de que ha tocado algo en la zona prohibida ...

Ángela se agachó y miró la mano de él: "¡Dios santo!" ¡Ella iba a matar a Álvaro!

Pero, tomándola por sorpresa, se aprovechó de ella.

¡Qué hijo de puta! Ángela jaló la mano de Álvaro, llevándosela a la boca y mordiéndola con fuerza, él cerró los ojos, frunció el ceño y se mantuvo sin mencionar palabra alguna, pero tampoco la detuvo.

Cuando la mordida estaba a punto de atravesar la piel, Ángela aventó su mano: "¡Maldito!"

Con el rostro enrojecido, salió corriendo del cuarto de Álvaro.

En el pasillo, se encontró con Gonzalo, quien iba de visita. En cuanto vio a su hermana salir huyendo, se apresuró hacia el cuarto de Álvaro:

"¿Qué le sucede a mi hermana?"

Álvaro trataba de quitarse las marcas de los dientes con su mano y miró con frialdad a Gonzalo: "Ella no quería cambiar las sábanas de la cama."

'¿No estaba dispuesta a cambiar las sábanas de la cama? esa era una razón absurda. Más bien parecía que habían abusado de ella cuando salió corriendo de la habitación.'

Gonzalo estaba escéptico. Pero en cuanto a Álvaro, nadie podía hacerlo decir algo que no quisiera, por lo mismo, Gonzalo simplemente lo dejó pasar: "Justo acaba de llamarme el investigador, hemos hablado del proyecto..."

Entonces, ambos hombres continuaron hablando de su trabajo.

Ángela volvió a su alcoba, saltó a la cama, quitó las cobijas y se envolvió en ellas:

"¡Ay Dios mío!" ¡Álvaro la hacía salirse de sus casillas! La besó e incluso la tocó...

¡Era un pervertido!

ndo ahorita!"

"..." Ángela quiso decir algo, pero no pudo.

Gonzalo los observaba sin decir palabra alguna, se entretuvo escuchando lo que decían. '¿Acaso Ángela quiere ganar a Álvaro en este tipo de ocasiones? ¡eso es imposible! ¡sigue siendo tan inmadura!" Como sea, era necesario que Ángela ganara a Álvaro, de otra forma, ella podría sentirse intimidada si en el futuro fuesen una pareja.

Daisy llegó justo a tiempo con algunas frutas y las colocó sobre la mesa: "¿Por qué estas tan molesta?"

"¡Por nada!" Ángela se negó a contarlo todo puesto que su madre no la creería.

Entonces, Álvaro irrumpió: "Tía, la cosa es así: tengo que regresar a Shine Empire. Dado que las vacaciones de Ángela han llegado a su fin, quiero regresar con ella... ¿Entonces, qué piensas?"

"¡No, todavía necesito estar en liciencia! mamá, no quiero ir a trabajar!"

Sin embargo, la súplica de Ángela fue ignorada totalmente. Daisy estaba feliz: "¡Eso suena muy bien! me hacen sentir más tranquila si vuelven juntos. ¡Gonzalo no tendrá que volver a acompañarla!"

Si se trataba de Álvaro, Daisy creía en él con los ojos cerrados.

Ella pensó que su hija tenía voluntad propia, no obstante, no creyó que Álvaro fuera a hacer algo inapropiado.

"¡Mamá, ni siquiera me pediste mi opinión!" confundida, Ángela los observaba; estaban inmersos en la conversación. Ella no lograba comprender, ¿por qué su madre era tan amable con él? ¡era un tipo nefasto!

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir