ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1455 Él debe ser el hombre más sobresaliente.

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7461

Actualizado: 2019-04-28 00:17


Ángela fue a por su teléfono y buscó gumbo. Cuando leyó el primero de los muchos efectos del gumbo, ¡no podía creer lo que leía y se puso roja de vergüenza!

Realmente no sabía eso. Lo único que conocía del gumbo era que podía ayudar a perder peso.

Pero ahora... ¡Era muy avergonzante! ¿Cómo podía explicarlo? Dejó su teléfono sobre la mesa y bebió un poco de sus gachas. No se atrevía a mirar a Álvaro. Entonces, le dijo en voz baja: "No lo sabía. No te comas eso."

Después, Ángela fue a quitar los huevos fritos de gumbo y los cambió por calabaza amarga.

Sin embargo, Álvaro la detuvo. "No importa. Me los comeré esta vez. No necesito fortalecer mis riñones. Tenlo en mente."

Ella asintió con la cabeza sin pensar demasiado. "Bien, bien."

Con una expresión de satisfacción, Álvaro dejó de mirar y se concentró en su comida.

Ninguno de los dos esperaba que su primera cena fuera en el apartamento de Ángela y la comida fuera incluso preparada por ella.

"Doctor Gu, ¿puedo no ir a trabajar mañana?" No pudo evitar preguntar.

Álvaro bebió un poco de gachas y respondió: "¡No hables mientras comes!"

Ángela parecía que le hizo caso a Álvaro. No pronunció ninguna palabra.

¡Parecía que estaba hablando en serio! Cuando estaba en su casa, ¡hablaba más que nadie!

Unos diez minutos después, Álvaro terminó de cenar, mientras que Ángela todavía acababa sus gachas.

Álvaro sacó la servilleta, se limpió la boca y se sentó a la mesa. Miró a Ángela.

La chica no tenía buenos modales en la mesa. En cambio, comía demasiado sin ser pretenciosa. Además, no era quisquillosa en absoluto. Comía lo que le gustaba.

¡Ángela era realmente diferente de otras chicas!

A los ojos de Álvaro, Ángela obedecía las reglas que él había establecido para ella. Finalmente, ella también terminó su cena.

Sin limpiarse la boca, no pudo evitar preguntar: "¿Por qué me miras? ¿Estás lleno?"

"La forma en que comes tu cena hace que la gente tenga apetito." respondió honestamente.

"¿Ah? ¿Qué quieres decir? ¿Puedes decirme si estás lleno o no? Después de tirar las servilletas usadas a la papelera, Ángela comenzó a limpiar la mesa.

No podía hacer nada, incluso si Álvaro no estaba lleno porque la comida que ac

recía ser llamado un hombre sobresaliente. ¡Ángela no podía imaginar cómo Álvaro podía hacer que la cocina estuviera tan limpia y ordenada!

"¿Estás satisfecha con mi trabajo?"

Álvaro salió del baño y encontró a Ángela de pie en el centro de la cocina con la boca abierta.

'La chica no solo es impulsiva, sino que también le cuesta mantener la calma. ¡Acabo de lavar los platos! ¡No es nada importante en absoluto!

Ángela asintió apresuradamente con la cabeza. "Sí. ¡Seguro!" Luego, corrió hacia él e hizo una broma: "Si dejas de trabajar en el hospital, ¡puedes trabajar para mí como limpiadora!"

Cogió su abrigo y la miró con desdén. "¡Esa es una idea descabellada!"

¡Incluso si no fuera médico, nunca trabajaría para Ángela de algo así!

Álvaro tomó su abrigo y se lo puso. Luego le dijo a Ángela: "Mi camisa se ha dañado con un poco de agua cuando lavé los platos. ¡Deberías comprarme una nueva!

"... ¿Puedo lavarla para ti?"

'¡No! ¡Sería una tontería comprarle una camisa nueva sólo porque ayudó a lavar los platos! ¡Su camisa era demasiado cara! ¡Debía costar 100 mil dólares! ¿Alrededor de 100 mil dólares por una tarea de casa? ¡Con ese dinero podría contratar a un gran número de empleados por horas!

¡Nunca le habría pedido a Álvaro que hiciera las tareas del hogar si hubiera sabido que era tan exigente!

"¿Puedes lavar la ropa?" ¡Nunca lo creería! Él no despreció a Ángela. ¡Creía que Chuck nunca dejaría que su querida hija hiciera tal trabajo!

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir