ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1469 ¡Gracias por estimarme tanto!

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7247

Actualizado: 2019-05-01 00:13


Alrededor de las 10 de la mañana, tan pronto como Ángela terminó de checar la presión arterial de un paciente, Luisa se acercó a ella y la sacó de la sala.

"¿Qué sucede, por qué?"

Luisa la llevó a un lugar más tranquilo y soltó su mano. "¿Has visto el foro, Ángela?"

"No, he tenido mucho trabajo." Lo que decía Ángela era verdad, con el tiempo, sus tareas habían aumentado en el departamento de VVIP del hospital.

Luisa sacó su teléfono de su bolsillo y le dijo: "Vi una publicación en el baño. ¿Conoces al director Wang? ¡Acaba de publicar algo, mira!"

"¿Director Wang, ¿Que no es él el director del departamento de VVIP?"

Ella leyó el título, decía algo sobre Ángela del departamento de VVIP.

Se trataba principalmente de que Ángela le había enviado una camisa a Álvaro. Era bastante conocido por todos en el hospital y tenía una mala influencia en las personas involucradas en el asunto. Sin embargo, después de la investigación, recibió la sentencia del doctor Gu. Según éste último, ella no le había dado ninguna camisa y negó lo que decía dicha publicación... Les dijo a todos en el hospital que se centraran en su trabajo, ya que todo el asunto había sido inventado por alguien.

¡Ángela se dio cuenta de que este comunicado era para recuperar su imagen!

Nadie volvería a hablar de esta situación en público después de la aclaración del director Wang. Si hubiera algunas personas murmurando acerca de esto, lo harían en privado.

Ángela sintió que el alma le volvía al cuerpo, le devolvió el teléfono a Luisa, luego se dio la vuelta y se alejó.

De repente, Luisa la detuvo de nuevo y la miró con una sonrisa perversa, "¿qué está pasando entre tú y el doctor Gu? ¡Cuéntame sobre eso! ¡Prometo no decirle a nadie!"

Ángela se rindió y le dijo: "¡Está bien, te lo diré! Mi hermano y el doctor Gu son buenos amigos. Debido a su amistad, el doctor Gu me echa un ojo aquí en el hospital. Eso es todo."

Lo que le dijo a Luisa era cierto, excepto en privado, ¡Álvaro era una bestia que intentó besarla varias veces!

Luisa se mostró un poco incrédula, pero dijo emocionada: "Dijiste que tu hermano mayor y el doctor Gu eran buenos amigos

lo, las dos mujeres lloraban de dolor. Estaban boquiabiertas, sin embargo no podían decir una sola palabra. En cuanto a la tercera mujer, estaba asustada por cómo peleaba Ángela. En cuanto vio que era la siguiente, corrió de inmediato. "¡Dios santo, ayuda!"

Tan pronto como la mujer desapareció de su vista, Ángela sacudió la cabeza: "vaya que es rápida, debe practicar algún deporte."

'Después de esto, esas tres mujeres nunca me molestarán de nuevo.' Nancy corrió hacia Ángela con el celular en la mano. "¡Amiga, eres asombrosa!"

Tomó el teléfono y vio que todo estaba grabado en video. Más tarde, abandonaron el lugar como si nada.

En el estacionamiento

Ángela encontró su auto y estaba lista para entrar cuando, súbitamente, apareció una silueta.

Después de observarla cuidadosamente, se dio cuenta que era un viejo conocido: Rafael. No obstante, ella solo lo miró con desprecio y no dijo nada.

A pesar de eso, Rafael tuvo las agallas de bloquear su camino para después gritar enfurecido: "¡Ángela!"

"¡Qué quieres!" Ni siquiera se molestó en mirarlo.

"¡Vete del hospital Yao!" Ella solía verlo con ojos lleno de amor. Pero después de todo lo que ha sucedido entre ellos, su presencia la agobiaba. Ahora lo veía como a cualquier hombre despreciable.

"¿Por qué tengo que dejar el hospital?" Primero, tres tipas la amenazaron y ahora Rafael le dijo que se fuera. Parecía que nadie en el hospital Yao la quería ahí.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir