ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1476 Durmamos en habitaciones separadas

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7709

Actualizado: 2019-05-02 18:22


Ángela preguntó: "Álvaro, ¿cómo conociste a Gonzalo?"

... ¿Era Ángela una aguafiestas al mencionar a Gonzalo en ese momento?

Para Álvaro, la respuesta era un contundente sí, así que le respondió con una pregunta. "¿Sabes lo que significa permitir que un hombre viva contigo?"

"¡Sí, sí lo sé!" Por supuesto que ella lo sabía, no era tan ingenua como él creía, sin embargo, se dio la vuelta hacía él y se recostó. Encarándolo, ella lo miró fijamente a los ojos y dijo: "Eso no me preocupa porque sé qué tipo de persona eres".

Álvaro no sabía si llorar o reírse de sus palabras.

¿Cómo sabía ella que él no era el tipo de hombre por el que debía preocuparse? '¡Ángela no debería confiar en las personas, especialmente en los hombres, con tanta facilidad!', pensó para sí mismo.

Él le advirtió con una voz ligeramente ronca: "No permitas que ningún hombre se quede contigo, ¿entiendes?" ¡Ningún hombre excepto él!

Incapaz de apartar sus ojos del cuerpo de Álvaro, ella asintió rápidamente, sin pensar. De repente, señaló su pecho y le preguntó: "¿Puedo tocar tus músculos?"

Sonaba como si ella estuviera negociando con él. Sin embargo, ¡su mano ya había subido a su pecho antes de que él se lo permitiera!

"..." Álvaro se quedó sin habla.

"Guau... ¡Es real! Ala Grande ... No esperaba que tuvieras músculos tan fuertes en el pecho..." Ángela presionó su dedo contra sus músculos y suspiró.

Él no le respondió, pero después de unos minutos, de repente tomó su mano. "¡Es suficiente!"

Ángela retiró su mano, se recostó sobre su espalda y dijo a regañadientes, "Está bien, está bien!"

La habitación quedó en silencio por un rato. Álvaro cerró los ojos y parecía que no quería hablar con Ángela, pero ella intentó hacerle hablar preguntándole: "¿Te sientes enfermo?" Parecía estar respirando con... difícultad.

"No", respondió él. No se molestó en explicar nada.

Ángela se levantó de la cama. "¿Tienes alguna enfermedad? ¿Como... una enfermedad respiratoria?"

Ya había notado varias veces que él con frecuencia tenía dificultad para respirar y la piel pálida.

Álvaro abrió los ojos y la miró. "¿Puedes quedarte quieta?"

"¿Qué? ¿Qué tiene esto que ver conmigo?"

Al escuchar sus palabras, Álvaro la miró como si estuviera mirando a un idiota y espetó: "¿Realmente te

és de decir eso, él tomó su muñeca y estaba a punto de tomarle el pulso.

Ángela tiró de su muñeca con prisa. "No, estoy bien, ¡estoy perfectamente bien! Vamos a dormir, Ala Grande..."

'Espera, ¿sonó eso un poco raro?', vaciló.

"Ah, no. Saca otra manta porque dormiremos separados..." ¿No significaba eso que dormirían en la misma cama?

"No, durmamos en habitaciones separadas".

... Ángela se había dado cuenta de que lo que decía no estaba claro, era muy ambiguo.

Su comportamiento nervioso había sido observado por Álvaro. Ella finalmente había entrado en razón. ¡Parecía estar consciente del peligro de quedarse en casa de un hombre solo!

¡Eso era bueno!

"¿No te parece que es demasiado tarde para decir eso?"

"No, no lo creo, Álvaro. Creo que debería... regresar a casa. ¡Llamaré a Nancy!" ¡Ella prefería protegerse y permanecer pura que dormir con un hombre guapo!

Ni siquiera eran una pareja. Podría morir quemada si su familia descubriera que se habían quedado juntos, y sus padres probablemente la quemarían con sus propias manos... Ángela no pudo evitar reírse al pensar en eso.

'¡No es gracioso en absoluto, Ángela!', pensó y se dio palmaditas en la cara.

Ella levantó la manta y se puso las zapatillas. Finalmente, decidió que era hora de irse a casa.

"Ángela, fuiste tú quien dijo que—"

"Ding-dong, ding-dong ..." El timbre de la puerta repentinamente interrumpió lo que Álvaro estaba a punto de decir.

Ambos se miraron y se sintieron un poco ansiosos. ¿Quién vendría a estas horas?

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir