ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1477 ¡Álvaro estaba besando a una chica!

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8536

Actualizado: 2019-05-02 22:17


"¿Por qué alguien vendría a tu casa a estas horas, Álvaro?" Ángela estaba tan nerviosa que podía escuchar el latido de su corazón. Estaban en la casa de él y vestían pijamas...

¿Y si era alguien de la familia Gu? No, no importaba quién fuera, si él o ella los veía en pijamas, ella no sabría cómo explicarlo.

¡No podía permitir que la vieran! Entonces decidió esconderse.

Álvaro observó a Ángela correr hacia el balcón de la habitación. Luego cerró la puerta y apagó la luz para que nadie la viera...

La fría brisa del otoño le dio la bienvenida cuando salió, y ella se estremeció porque sólo llevaba puesto un delgado pijama... .

A él no le importaba quién había venido a su apartamento. En lugar de ir hacía la puerta principal, abrió la puerta del balcón para empujar a Ángela a la habitación. Él se preocupaba tanto por ella que no quería que se congelara de frío.

"¿Qué estás haciendo, Álvaro? No quiero entrar. ¡Si alguien nos encuentra así, cómo podremos explicarlo!" Ángela trató de zafarse del agarre de Álvaro, pero por supuesto, él era más fuerte que ella, así que logró llevarla a la habitación y la metió de nuevo a la cama. Después de cubrirla con una manta le ordenó: "¡No te muevas!".

Ángela estaba fascinada por sus profundos ojos y movió la cabeza en un gesto de aprobación. No hizo el más mínimo intento de moverse.

Fue entonces cuando Álvaro decidió liberarla. Antes de abandonar el dormitorio, él apagó la luz y cerró la puerta de inmediato.

Luego abrió la puerta principal de su apartamento antes de que esta fuera derribada a patadas.

El que llamaba a la puerta era Aarón, "Álvaro, ¿qué estabas haciendo? "He visto tu auto en el estacionamiento y quieres fingir que no estás en casa?", comenzó a recriminarle. Luego gritó: "¿Sabes cuánto tiempo he estado aquí? ¡Casi cuatro minutos! ¡Si no hubieras abierto la puerta, la hubiera tirado a patadas!"

Álvaro estaba acostumbrado al mal genio de su hermano, a quien detuvo cuando estaba a punto de entrar a su apartamento. "Estaba a punto de dormir, ¿que haces aquí?"

"Mamá quería venir aquí conmigo, pero tenía algunos negocios en el vecindario, así que llegué antes que ella". Aarón dio un paso adelante, pero Álvaro todavía estaba bloqueándole el paso, así que lo miró confundido.

Álvaro trató de sacarlo de ahí a empellones. "¿A qué quiere venir mamá?", preguntó.

"Uh, me dejas entrar primero. Hace un poco de frío afuera". Aarón sólo llevaba puesta una delgada camisa gris, así que Álvaro se hizo a un lado para que pudiera entrar a la sala de es

ue quería visitar a Álvaro y Taina aceptó acompañarla.

Taina, Nita y Aarón se sentaron y esperaban en la sala de estar. Taina se tronaba los dedos y veía constantemente la puerta de la habitación de Álvaro. No podía evitar pensar: '¿Quién será la chica que está dentro de la habitación con mi hijo? ¡Si Álvaro la llevó a su casa, él debe haber estado viviendo con ella!'

Accidentalmente, vio un muñeco detrás de la televisión y tuvo una corazonada basada en el juguete.

'¿Es eso suyo? Una chica a la que le gustan ese tipo de cosas infantiles...' Una linda cara vino a su mente inmediatamente...

'¿Ángela? ¿Podría tratarse de Ángela?' Sin embargo, no podía entrar en el dormitorio para averiguarlo por sí misma, y tampoco podía preguntarle a Álvaro porque Nita estaba allí con ella.

En el dormitorio

Después de que se cerró la puerta, Ángela se asustó y miró a Álvaro con ojos preocupados. "¿Qué debemos hacer? ¿Qué debemos hacer?", le preguntó a Álvaro en repetidas ocasiones.

No había señales de preocupación en la cara de él. Mantuvo la compostura y sólo le dijo a Ángela con calma: "Sigue durmiendo. ¡Me encargaré de todo!".

Parecía que sus palabras funcionaban como magia porque Ángela, se calmó rápidamente después de escucharlas.

Álvaro se levantó y caminó hacia su armario. Al verlo de espaldas, Ángela se dio cuenta de lo guapo que era y de que se sentía segura estando con él...

Anteriormente, ella buscó esa sensación de seguridad con Rafael, pero él nunca fue capaz de hacerla sentir lo que sentía ahora.

Después de unos minutos

Álvaro se vistió pulcramente con una camisa negra y pantalones de vestir. Salió del dormitorio y cerró la puerta de inmediato.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir