ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1481 Tendrás que sobornarme

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7605

Actualizado: 2019-05-03 02:13


"No. Al principio quise entrar en la habitación, pero Álvaro me rechazó, y como tenía miedo de que Nita viera algo desagradable, ¡me fui de la casa con ella inmediatamente!" Cuando salió, Taina contrató a dos tipos para que vigilaran la casa y así descubrir quien era la mujer que estaba en el apartamento de Álvaro.

Les ordenó que le informaran una vez que descubrieran algo inusual, y les indicó específicamente que le enviaran fotos lo antes posible.

Hugo lo pensó un poco y trató de persuadir a Taina. "Álvaro tiene casi treinta años. ¡Déjalo tomar sus propias decisiones! Ya no te preocupes por esto, y deja de hacer el tonto tratando de emparejarlo con Nita. ¡No te actúes más como una casamentera loca! Ya conoces a Álvaro, ¡podría volverse contra ti si lo presionas demasiado!"

"¿Cómo puedes decir que estoy actuando como una casamentera loca? Simplemente me agrada Nita y realmente quiero que sea nuestra nuera. ¿Me estoy equivocando al elegir una mujer increíble para nuestro hijo?" A Taina no le cabía en la cabeza que no pudieran entenderla. ¡Lo que estaba haciendo era por el bien de su hijo! ¡Cómo podían decir que estaba equivocada!

Desde cualquier perspectiva, Nita era una mujer excelente. ¡Definitivamente era la mejor opción para Álvaro!

La misma Taina se había casado con Hugo porque su familia así lo dispuso, ¡y ahora vivía una vida feliz y había tenido tres excelentes hijos! Y el mayor ya había tenido a su propio hijo. Todo había salido a pedir de boca, ¿cierto?

A Hugo no le interesaban esas cosas, así que no dijo nada más. "¡Que tengas una buena noche! ¡Deberías ponerle más atención a tu nieto!"

Taina suspiró, "Benja ya tiene 8 años. ¡Es un niño precoz y no quiso quedarse conmigo!"

Benja era el hijo de Ramiro. Como el nieto mayor de la familia Gu, cargaba con muchas responsabilidades. Cuando era un niño pequeño, su padre, Ramiro había sido muy estricto con él. Era muy inteligente, y en ese momento, aunque apenas cursaba el segundo grado, su nivel mental era comparable al de aquellos estudiantes de quinto y sexto grado.

"Ok, entonces enfócate en Aarón. Convéncelo de casarse lo antes posible y de darnos una nieta". Hugo tenía sus propios planes. En esos momentos, Álvaro enfrentaba la posibilidad de ser seleccionado

madre de Álvaro.

"Eso no importa. ¡Date un baño y vamos a trabajar!" Llegarían tarde si seguían conversando.

Ángela asintió con la cabeza y corrió al baño.

Debido a que Ángela pasó demasiado tiempo arreglándose, ya se les había hecho tarde para el trabajo.

Álvaro tuvo un retraso de unos diez minutos. ¡Eso nunca le había pasado antes!

Álvaro ya se había cambiado de ropa cuando salió del dormitorio, y Ángela, por otro lado, se estaba cambiando los zapatos. Al verlo vistiendo una camisa blanca, sus labios se curvaron en una sonrisa y dijo: "Ala Grande, ¿ya te han dicho que te ves realmente guapo cuando usas camisa blanca?"

'¡Demasiado apuesto! ¡Parece un chico de verano con camisa blanca!'

Él se puso su abrigo y le dijo: "Muchas personas me lo han dicho".

Ángela tenía sus dudas. '¿De verdad? Bueno. ¡Quizá sea verdad! ¡Todos saben que Álvaro es realmente guapo y todos quieren hacerse sus amigos!'

¡Al igual que ella!

Ángela se sentía culpable. Para evitarse problemas, cuando ella abrió la puerta le pidió a Álvaro que él pasara primero.

Como él sospechaba que estaban siendo vigilados de cerca por los hombres contratados por su madre, escondió a Ángela. Afortunadamente, los dos hombres no la vieron al salir del apartamento.

Cuando estaban a punto de llegar al hospital, Ángela le pidió a Álvaro que la dejara en la calle para evitar rumores, y como de todos modos iba a llegar tarde, entró en el hospital de manera casual en lugar de ir corriendo hacia las salas VVIP.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir