ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1483 ¿Estás bromeando

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8346

Actualizado: 2019-05-03 02:55


Una de las enfermeras respondió: "Bien. Quizá se trate del trabajo, pero ¿es necesario discutir sobre el trabajo todos los días? ¿Incluso a la hora del almuerzo?".

Ángela simplemente seguía asintiendo.

Resultaba que Nita y Álvaro pasaban el tiempo juntos todos los días, ¡incluso durante las comidas!

Mientras reflexionaba sobre eso, Ángela inmediatamente perdió el apetito.

Nancy estaba sentada frente a ella, y tomándola de la mano, la consoló. "¿En qué estás pensando? Ellas sólo dicen tonterías. ¡Simplemente no les hagas caso!".

Ángela negó con la cabeza. Sabía que lo que decían podían no ser más que tonterías, pero aún se sentía incómoda al escucharlo.

¿Qué le estaba pasando?

Además, Ángela había notado algo raro. Al salir del restaurante para dirigirse al departamento de pacientes hospitalizados VVIP, podía escuchar que la gente hablaba de Álvaro en todas partes.

Escuchó a algunas enfermeras que estaban sentadas en el pabellón diciendo: "¿Sabes qué? ¡El Sr. Gu cumplirá años la semana que viene!"

"Guau. ¿Cómo lo sabes?"

"Un amigo del sobrino de mi tío conocía al tío del Sr. Gu, ¡y él me lo contó!"

"Tal vez deberíamos darle al Sr. Gu algo como regalo de cumpleaños".

"No, por Dios, ¿acaso has visto al Sr. Gu recibir regalos de alguna mujer? Ya ves, Ángela tuvo que entrar a escondidas en su oficina para darle las camisas!".

Ángela se quedó sin palabras.

Ella realmente quería preguntarles por qué siempre la involucraban en algún tema relacionado con Álvaro. ¿Por qué siempre la atacaban verbalmente sin haber hecho nada malo?

Debido a que estaba ansiosa por encontrarse con Álvaro, Ángela sintió un sufrimiento extremo durante sus horas de trabajo.

En un intento por aliviar su estrés, llamó a Álvaro tan pronto como quedó libre, pero el teléfono estuvo sonando durante mucho tiempo y él no respondió a su llamada.

Alguien más lo hizo.

"Hola. El Sr. Gu está en una cirugía en este momento. ¿Quiere dejarle algún recado?"

Era una mujer quien había respondido la llamada, y su voz sonaba muy parecida a ... la de Nita

¿Por qué Nita contestaría el teléfono de Álvaro? Y a juzgar por lo que Nita había dicho, parecía que Álvaro no había guardado su número de teléfono, en cuyo caso, las cosas serían mucho más fáciles. De todos modos, Nita no sabía quien era ella, así que Ángela respondió al instante. "Sí. Estoy esperando a que salga del trabajo, y me gustaría saber en cuanto tiempo estará disponible".

Esta vez, fue Nita

.

Lo que había dicho había irritado tanto a Rafaell que incluso se le congeló la lengua por un momento, pero después de unos segundos de silencio, finalmente dijo: "¡Ángela! ¡No me provoques!"

Ángela volteó y los miró a los dos. "Sonia, ¿no crees que es hora de tomar una inyección de ácido hialurónico? ¡Aunque dudo que Rafael tenga los recursos suficientes para embellecer tu cara con una dosis regular de ácido hialurónico!".

Antes de que Sonia pudiera responder, Ángela le dijo a Rafael: "Si no puedes costearlo, me avisas. Tal vez te pueda regalar una tarjeta de crédito o algo así. ¡Considéralo como una caridad para que puedas pagar el ácido hialurónico que tu novia necesita para su cara!".

¿Qué quiso decir con darle una tarjeta en caridad? ¡Ella obviamente lo estaba tratando como a un mendigo!

Los dos se habían sentido tan ofendidas que ambos tenían una mirada extremadamente irritada. A Rafael le hubiera encantado darle una lección a Ángela usando sus puños si sólo ella no hubiera aprendido nada de artes marciales. "Te lo advierto, Ángela. ¡No me provoques!"

"Te estoy provocando, ¿y qué?" Ángela se paró frente a ambos de una manera arrogante mientras cruzaba los brazos y les lanzó una mirada de suficiencia para que no se atrevieran a decir una palabra más.

Antes de irse, se echó la mochila al hombro de manera elegante y luego le advirtió a Rafael, "¡Nunca más me molestes, o te envenenaré y te callaré para siempre!".

Ángela no se jactaba de ello en vano. Tal vez, había heredado algún regalo de su padre, Chuck. Ella tenía mucho talento para inventar fórmulas y preparar medicinas.

Era muy eficiente en esos campos.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir