ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1488 Mañana es el cumpleaños de Álvaro

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7346

Actualizado: 2019-05-05 00:13


Álvaro le volvió a decir con delicadeza: "Conozco muy bien a mi madre, solamente tienes que echarme la culpa de todas las cosas, ¿entendiste?".

Ángela asintió sin dudarlo, "está bien".

"Oye, por cierto, a mi madre le agradan las chicas tranquilas, puedes intentarlo".

... Estaba condundida y miró por la ventana, "¿intentar qué?", Álvaro sintió como le hervía la sangre a causa de la insensatez de Ángela. "Intenta estar tranquila, sólo para ver si le agradas más a mi madre".

"¿Por qué debería intentar ser más de su agrado?", no tenía la intención de ser buena amiga de su madre.

"¡Adiós, Ángela!", él colgó su celular de forma intencional, cuando Álvaro lo pensó de nuevo, se dio cuenta de que si ella se convertía en una dama tranquila y gentil... sería muy aburrida.

Sacó su teléfono y marcó presuroso el número de Lily, "abuela", dijo.

"¿Qué pasa hijo?".

"Abuela, mi madre habló con Ángela".

"No tienes que preocuparte, lo siento pero ahorita estoy un poco ocupada. Hablaré con ella más tarde". Lily tenía muchas cosas que hacer. Esperaba que su nuera no lastimara a Ángela, "..." Álvaro se quedó sin decir una palabra.

En la Cafetería Rivas

Ángela disfrutaba del paisaje a través de la ventana cuando Taina llegó. Lucía bella y apacible. Ésta le sonrió con singular alegría, "Hola Ángela".

Ella se dio la vuelta, se levantó de su silla y la saludó con cortesía: "¡Oh, hola Taina, por favor toma asiento!".

'¡Compórtate, sé amable!', se recordó a sí misma, '¿cómo me enseñó Nancy?, sonreír sin mostrar dientes, ser educada, razonable y mantenerme tranquila...

¡Ay Dios, no puedo llevar a cabo ni siquiera una de esas cosas!".

Como de costumbre, Taina ordenó un café con leche, en cuanto el mesero se dio la vuelta, se percató que la chica estaba hecha un manojo de nervios. "¿Todo está bien en el hospital?", "¡sí, genial!", todo estaba perfecto, excepto por algunas personas que eran odiosas de vez en cuando, "¿ahorita estás viviendo con Nancy Dong?", "sí..."; considerando que hizo esta pregunta, probablemente Taina sabía la relación que tenían su hijo y ella. Por lo tanto, Ángela decidió confesarle: "Bueno, estos días no he estado con ella porque

nte, excepto a ella...

Entonces, ¿por qué Álvaro le pidió verse en su departamento a la noche siguiente?

Una lágrima escurrió por su mejilla y cayó en el café desapareciendo en él, luego más lágrimas se deslizaban por su rostro...

De vuelta en el hospital, Ángela estaba hecha pedazos, después de reflexionar durante largos minutos, le envió un mensaje a Álvaro y le inventó una excusa para no ir a su apartamento esa noche.

Cuando ella y Nancy estaban de pie en la entrada del hospital y estaban a punto de tomar un taxi de regreso a casa, la escena que tenían enfrente acaparó su atención.

Un hombre enfundado en un traje gris estaba apoyado en un porsche negro estacionado a un lado de la carretera y miraba directamente a la puerta del hospital con los brazos cruzados, Ángela escuchó a las mujeres que estaban al lado de ella gritando con emoción: "¡Mierda! ¿quién es ese sexy hombre con lentes oscuros?", "un chico guapo con un auto elegante, ropa de marca y asistente personal, ¡sería un marido ideal para mí!, Maritza, ¿debería acercarme y saludarlo?", dijo una mujer.

La mujer llamada Maritza le respondió: "¡Ándale ve! ¿no ves que es muy reservado? ¡mira, todas las mujeres que se le han querido acercar, se han alterado tanto que han escapado cuando estando a menos de dos metros de él!".

"¿Es un empleado de nuestro hospital? escuché que alguien lo llamaba Dr. Gu, ¿acaso será el guapísimo subdirector del hospital Yao, Álvaro Gu?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir