ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1491 Fiesta de cumpleaños en casa de la familia Gu

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 9301

Actualizado: 2019-05-05 14:05


Una vez que el auto de Álvaro desapareció en el camino, Simón le dio una palmadita en el hombro a Galo y le dijo: "Me temo que tendrás que irte acostumbrando, ahora él es así, ¡vamos!", se saludaron dando un abrazo y después cada quién se fue por su lado. Solo Diago se quedó atrás, mirando a Nita que divagaba en sus pensamientos. "Nita, deberías haber... notado su indiferencia hace mucho tiempo", ella sólo negó con la cabeza. Se llevó una de sus manos a la frente y dijo: "Diago, yo pensé que... no sé... si Raquel se hubiera ido para siempre, Álvaro me elegiría..." Pero un pensamiento cruzó por su mente, '¡incluso si Raquel no regresara, aún así él no me amaría, está enamorado de alguien más!'.

Al notar su tristeza, Diago se sintió mal por ella, "Nita, él solo ama a Raquel, incluso si muchas mujeres están a su alrededor, sólo son pasajeras".

"Quizás yo también soy algo pasajero... ¡pero no quiero serlo!, Diago, dame un consejo...", Nita lo miró con una tristeza profunda y notoria.

Diago estaba por cumplir treinta años, Parecía el más maduro de todos. Era presidente de una empresa transnacional, de modo que sabía asumir más responsabilidades y presiones que los demás.

Dudó un poco y le dijo: "Ámalo... y no te des por vencida".

Pudo haberlo escondido bien y se había esforzado por mantenerlo en secreto, pero en realidad, Diago estaba enamorado de Nita. Quería ayudarla a lograr sus sueños, pero, ¿cómo podía pedirle que no se rindiera si él lo había hecho?, la había amado durante diez años. Todavía pensaba en ella, en no bajar la guardia...

"¡Nita, Diago!", una dulce voz llegó a sus oídos.

Nita se dio la vuelta, respiró profundamente y sonrió al oír esa voz, "Lulu, ¿qué haces aquí?".

Lulu tomó confianzudamente el brazo de Nita y dijo: "¡Acabo de ir al baño y cuando salí ya no había nadie!, ¿por qué cuando regresé la fiesta ya había terminado?".

Diago y Nita intercambiaron miradas y no supieron qué decir, Lulu era demasiado ingenua para entenderlo. En resumen, Diago le explicó: "Sabes que a tu hermano no le gustan las fiestas".

Lulu hizo un gesto gracioso para expresar que no había entendido nada de lo que le habían explicado. Pero cuando miró el rostro pálido de Nita, le preguntó en voz alta: "¿qué tienes?".

"Nada...", ella no quiso sincerarse con Lulu.

"La razón por la que tu hermano se fue de la fiesta, fue ¡por una mujer!", dijo Diago con seriedad. "

¿Una mujer?", Lulu se sorprendió. Desde que Raquel se fue, ¡no había escuchado sobre algún amorío de Álvaro!

De pronto, ¡pensó en en alguien!, la última vez que fue al hospital, conoció a una chica que le dijo pervertido a su hermano...

Nita miró a Diago, quien se dio cuenta de que había cruzado una linea que no debía, se inventó un pretexto para irse y

y algunas otras prendas, y se lo colgó en su espalda, Apoyó una mano en la manija de la puerta, luego miró hacia la cocina, el plato de fideos permaneció con su cubierta de plástico. Ella partió.

Álvaro conducía su Porsche negro a toda velocidad por la avenida principal, el tráfico comenzó a hacerse presente y él se desaceleró. En cuestión de minutos, estaba atascado en medio del tránsito. Parado en un semáforo en rojo, llamó a Ángela, 'qué extraño', pensó, mientras la llamada lo mandaba al correo de voz, no lo pudo comprender.

Cuando finalmente llegó a casa, descubrió que no había nadie en el apartamento...

Álvaro, indiferente, puso sobre la mesa el regalo que Nita le dio.

La buscó por cada rincón, incluida su sala privada de investigación y desarrollo, pero no había rastro de Ángela. Entró en su habitación e inmediatamente se percató de que las dos muñecas habían desaparecido, Ángela se había ido sin avisar, ninguna nota, absolutamente nada. Sólo un plato de fideos intactos.

Álvaro cruzó los brazos en la sala, levantando la cara hacia el techo, con los ojos cerrados, 'Paz...paz...deja que me bañe', pensó. '¿Le he hecho daño a Ángela sin darme cuenta?', qué lástima, lo había intentado. Trató de salirse antes para tener más tiempo de disfrutar de su compañía.

A Álvaro le agradaba la presencia de Ángela, estaba seguro de que ella le gustaba, pero tenía miedo de entrar en detalles. Todos estos pensamientos vinieron a él sin esfuerzo, por lo que supo con seguridad que lo que sentía era real, comprendió que él mismo se estaba escapando de algo.

Ese algo de lo que huía era su amor por Ángela...

Dos noches antes, cuando abrazó a Ángela hasta que se quedó dormido, confió en que ella diera el primer paso, quería darle un empujoncito a su relación. Pero, no lo hizo...

porque él no era tan simple como ella.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir