ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1493 Álvaro, realmente te odio

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8100

Actualizado: 2019-05-06 00:07


"Bien", respondió Álvaro. ¿Cómo podía evitar reírse? Él la abrazó con fuerza, bajó la cabeza y besó apasionadamente sus tentadores labios.

Ángela se deslizaba lentamente sobre el sofá; antes de darse cuenta de qué estaba sucediendo. El deseo de Álvaro aumentaba cada vez más. De repente, Ángela detuvo sus atrevidas manos, estaba avergonzada y sonrojada. "No..." dijo ella. "Disfruta los fideos".

Recordó a Madina. Ángela ya sabía cuales eran las intenciones de Álvaro con solo observar sus acciones. Había algo muy seductor en la manera que él se inclinaba sobre ella mordiéndose el labio inferior, sabía con claridad y exactitud lo que Álvaro quería hacer, pero ella no se atrevía... Después de todo, técnicamente él no era su novio.

"Mmm", respondió él en voz baja. Sostuvo las manos pequeñas de Ángela con fuerza tratando de aliviar su excitación, Ángela sintió dolor en las manos, pero estaba tranquila; su enojo había desaparecido a causa del dolor.

Después de un rato, ella lo escuchó decir con voz ronca, "Ángela, no te enamores de mí..."

Ángela se puso tensa. "¿Por qué?"

"Me temo que no podría darte la vida que esperas", aunque a pesar creer esto, él quería intentarlo.

Ella estaba a un costado de su cuerpo, lo miró y le preguntó: "¿Pero tú sabes realmente yo qué quiero?".

Ella estaba segura de que Taina tenía razón; Álvaro estaba enamorado de alguien, pero... Ese alguien no era ella.

Álvaro guardó silencio. Se levantó del sofá y ayudó a Ángela a ponerse de pie. "Lo que tú quieras, haré todo lo posible para concedértelo".

"..." Ángela le dio un fuerte golpe en el hombro. "Eres tan molesto Álvaro. ¡Te odio! ¡Bastardo!".

¿Por qué le pidió que no se enamorara de él? ¿Por qué estaba a cargo de todo, incluso de su corazón? ¿Y si ella ya estaba enamorada de él?

Los ojos de Álvaro se conmovieron al verla. Él sostuvo sus manos con firmeza y con su pulgar acariciaba sus dedos con ternura. "Sí, soy un molesto bastardo".

¿Esto es verdad? Él sabía que el futuro podría ser difícil, pero no podía evitar abrazarla a medida que se acercaba.

Ángela apartó sus manos y suspiró profundamente, tratando de aclarar sus pensamientos, intentaba cubrir su tristeza con orgullo. "Mmm". Ala grande, ¡Eres tan egocéntrico! ¡Tengo muchos admiradores! ¡Y tú estás fuera de mi lista!

Ella pensó que había ocultado bien sus sentimientos. .. Pero estaba equivocada, la armadura que había u

ra lo más cercano e íntimo que habían estado.

Con voz ronca, la cual desmentía su apremiante impulso, le dijo: "¿Estás segura que estás limpiando mi boca?".

Estaba segura, así que asintió con firmeza, y sacudió suavemente las servilletas que tenía en su mano mientras afirmaba.

Álvaro se acercó a sus oídos. "Pero, ¿Por qué siento que estas... seduciéndome?" De no ser así, ¿cómo era posible qué él sintiera algo por ella?

¿Seduciéndolo? ¡Vaya, eso no es cierto!.

Su cara se sonrojó. Ángela bajó una mano con la intención de ahuyentar la idea de la seducción, entonces le secó la boca con la servilleta.

Álvaro la sujetó de la muñeca sin ninguna precaución, esto hizo que Ángela cayera al instante sentada sobre sus piernas.

Para protegerse de la vergüenza, Ángela dijo con voz insistente: "Tú... Tú... ¡Hiciste esto a propósito!"

"Sí", bromeó. "¡Lo hice!"

Ángela no esperaba que él admitiría su crimen de una manera tan franca, no sabía cómo reaccionar.

"Angie". Cuando dijo su nombre de esa manera, sonaba como una tierna canción de cuna.

Ángela al escuchar esto, encendió su pasión nuevamente. Desechó las servilletas en el bote de basura y tiró de su cuello hacia ella con las manos. "Ala grande, dí mi nombre... !"

Álvaro la miró y sonrió al instante. "Angie".

"Oh, Dios mío", ella se rió. "La forma en que dices mi nombre... ¡Suena grandioso!" ¡Ángela estaba totalmente inmersa en su hermosa voz y comenzó a hablar sin pensar!

Álvaro sonrió, puso sus manos en su cintura, y le dio una respuesta médica: "Tú eres la única persona que tiene esta enfermedad en el mundo".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir