ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1494 Primero pide un deseo

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7736

Actualizado: 2019-05-06 00:17


Ángela se frotó el cuello, "¡Es una exageración!".

Álvaro sacó la caja de su bolsillo y se la entrego. "¡Ayúdame a ponérmelo!".

Ahora Álvaro se vería perfecto con su traje de negocios.

Ángela siguió sus instrucciones, sacó el broche y ayudó a ponérselo con cuidado.

"¡Listo!, ¡Magnífico!". La habilidad para poner el broche le indicó que esta no era la primera vez que hacía esto.

Dejando de lado los elogios, Álvaro le preguntó en voz baja: "¿Hiciste esto para alguien más?"

"Sólo para mi papá... y para Gonzalo una vez". La última vez, su cuñada no estaba en casa, y Gonzalo se acercó a ella pidiendo ayuda, él era tan tonto que no sabía como poner correctamente el broche en el pecho.

Cuando Álvaro escuchó el nombre de Gonzalo, se sintió un poco triste. "Tu madre puede ayudar a tu padre con esto, y tu cuñada puede hacerlo por Gonzalo, ¡No lo hagas por ellos la próxima vez!".

Ángela tardó en reaccionar, y respondió casualmente: "¡No importa! !Me da igual!", "¡No es difícil hacerlo de todos modos!" Ella se quejó en su interior.

"¡Sí me importa!". Álvaro la tomó de la cintura con fuerza.

'Dios mío...' Ella se quedó sin aliento. Ángela vio como aparecía la insatisfacción en el rostro de Álvaro y se preguntaba "¿Por qué?"

"Está bien", murmuró ella, "ya no lo haré por ellos".

Al recibir una respuesta satisfactoria de Ángela; Álvaro estaba a punto de levantarla, cuando de repente...

"Grrr, grr..." ¿Esto era un gemido del inframundo? ¿el sonido de una puerta a la que le sonaban las bisagras? No había manera de saber cuál era el origen del ruido.

Ángela sabía que era, se sintió tan incómoda que cubrió su vientre de inmediato y saltó de las piernas de Álvaro, "¡Jesús! ¡Dime que no has oído nada!" "¡Nada!"

Álvaro pensó: "¡Qué tonta!" ¡Realmente esto no tenía importancia! ¿Ella no había cenado? ¡Debió decírlo eso antes!

"¡Ven acá!", le dijo Álvaro. Parecía muy hambrienta.

Ángela se rascó el cuello. "¡He olvidado cenar esta noche!"

Álvaro se levantó de la silla y le preguntó: "¿Qué quieres comer?, Iremos a algún lugar en mi carro".

Ángela lo pensó y de repente, ¡sus ojos se iluminaron! "¿Me llevas a un lugar y compramos algo?"

Álvaro asintió, estando de acuerdo.

Unos diez minutos más tarde, después de buscar las llaves del auto y conduci

argas pestañas revoloteaban.

Esto hizo que sin dudarlo, él no evitara besarla.

A Ángela le costó mucho suprimir su excitación, pero ella lo rechazó con su mirada. "Oye", dijo ella, "¿Qué tal si acabamos de cortar el pastel?"

Álvaro pensó, 'qué adorable chica', lo que hizo que se aumentara su pasión. "¡Puedes ayudarme a cortar el pastel!", al escuchar esto, Ángela fingió dar una respuesta a la ligera, "¡De acuerdo!, ¡Bien!, como es tu cumpleaños, no te voy a culpar".

Ángela cortó el primer trozo de pastel, lo puso en un plato con cuidado y se lo entregó a Álvaro, "¡Feliz cumpleaños!, ¡Prueba el pastel!".

Álvaro recibió el pastel para disfrutarlo sentado en el sofá, tomó una porción de crema con su tenedor y se la llevó a su boca. "Come tú primero".

"La verdad, ¡Tú debes comer el pastel primero, son las reglas!".

Sin embargo, Álvaro le dijo en tono divertido: "¡Pruébalo por mí!, ¡Quiero saber si esta envenenado o no!"

Ángela se quedó sin palabras, casi se vuelve loca.

Para no decepcionarlo, ella abrió la boca y comió del pastel. "¿Estás satisfecho? ¡Cumpleañero!".

Álvaro asintió con satisfacción, tomó más crema con su tenedor e hizo lo mismo otra vez. "¡Otra!, ¡Dí ah!". "¡No es venenoso!". Con voz melodiosa ella dijo, "¡Tú puedes comerlo solo!".

"Pruébalo y dime si está muy dulce".

Una vez más, Ángela se sintió como si estuviera en un sueño. Pensando en su apariencia arrogante, olvidó cómo era realmente el sabor del pastel. Una vez más decidió probarlo, "No está muy dulce", dijo ella.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir