ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1497 No quiero prepararme para el examen de posgrado

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6826

Actualizado: 2019-05-06 02:03


Ángela estaba muy feliz de escuchar su nombre, envolvió sus brazos alrededor de su cuello de manera encantadora. "Di mi nombre otra vez".

Álvaro tenía la mágica habilidad de doblegarla en su voluntad con tan solo tocarla, la abrazó por la cintura suavemente. "¡Ángela, pequeña!"

"Sí..." Su amor era tan entrañable que se alimentaba con ansías de pequeñas cosas.

Su susurro despertó de inmediato su deseo.

Esta vez, la besó apasionadamente...

Él dio vuelta a su cuerpo, quedando sobre ella.

"Álvaro..." Ella sintió su inquebrantable deseo, con voz temblorosa lo llamó por su nombre, el sonido de su voz le quitó la razón.

El tiempo se detuvo, ninguno de los dos podía decir cuánto tiempo estuvieron unidos. Ángela estaba a punto de caer exhausta, parecía que habían pasado horas desde que Álvaro llamó su nombre la primera vez. Repentinamente, Álvaro se levantó y fue directamente al baño.

Ángela estaba confundida.

'Dios mío... '

Ángela tocó su rostro caluroso, se puso ropa interior, salió de la cama y corrió hacia el guardarropa para vestirse.

Después de eso, Ángela fue hasta la puerta del baño y escuchó el sonido de la ducha.

'Qué demonios', pensó. '¡Álvaro es más meticuloso que mi papá! Está obsesionado con la limpieza.'

Abrió un poco la puerta e intentó tomar sus productos de higiene personal, entró evitando hacer ruido, pasó por un lado de la cortina de baño y como era tan descuidada dejó caer una botella al suelo...

El agua de la ducha se cerró de inmediato, ¡Esto hizo que tuviese miedo de decir una palabra! Si Álvaro la encontraba en el cuarto de baño, ¡No tendría explicación para ello!

Afortunadamente, el agua de la ducha comenzó a caer de nuevo. Ángela se sintió aliviada, recogió la botella del limpiador facial, pero cuando levantó la vista para buscar el cepillo de dientes, "¡OH, MI DIOS!"

Ángela tiró el limpiador facial nuevamente, el cual fue detenido antes de caer.

"Al... Al... Al..." Ángela se detuvo por un momento y miró a Álvaro muy sorprendida: "¡Álvaro! Tú...

u hermano?"

Ángela no respondió.

Álvaro continuó: "Tu papá debe cuidar de tu madre, tu hermano debe cuidar a su esposa e hijos. ¡Nadie va a preocuparse por ti!"

Ángela lo pensó, '¡Parecía que él tenía la razón!'

Álvaro se limpió los labios con una servilleta y dijo: "¡Por lo tanto, será mejor que te quedes aquí y me dejes cuidar de ti!"

Ángela sonrió alegremente cuando escuchó sus palabras.

"Pero vas a postularte para el puesto de director", le recordó. "¡Vas a estar muy ocupado! ¿Estás seguro de que no haré de tu vida un infierno?"

"No, estoy seguro de que mi vida será un infierno", respondió él sin dudar.

Ángela se quedó sin palabras. ¡Ella sabía que él diría eso! Entonces, ella curvó sus labios con insatisfacción.

Cuando Álvaro terminó su desayuno, tiró la servilleta usada y dijo: "Puedes quedarte en mi laboratorio, le pediré a alguien que te vigile. ¡No me mires! ¡Toma tu desayuno!"

Ángela era incapaz de decir algo, sintió que su garganta se secaba como el desierto. Mordió una porción de su sándwich. "¿Hay algo en lo que pueda ayudarte?"

"¿Cómo qué?"

"En tú campaña para el puesto de director, por ejemplo", dijo ella.

Álvaro no respondió nada y golpeó la mesa con su dedo medio e índice. Cuando ella terminó su sándwich, Álvaro le dijo, "¡Sí! Ayudarme en la campaña es algo que puedes hacer por mí..."

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir