ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1509 Fausto Li

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 5993

Actualizado: 2019-05-09 00:17


"Está bien, ¿el trabajo es pesado?"

"¡Para nada!"

"¿Has sido intimidada por alguien?" Si Ángela decía 'sí', ¡definitivamente le haría pasar un mal rato a ese alguien!

Entonces, ella dijo, "¡No!"

"¿Tienes novio?" Si Ángela respondiera "sí", él volaría a Shine Empire y la llevaría a casa inmediatamente. Luego, enviaría al chico que había seducido a su hija al polo norte y lo castigaría, así que parpadeó y dijo: "¡No!"

Ella no le mentía. Álvaro no era su novio, sólo vivían juntos, ¡eso era todo!

Chuck quedó satisfecho. "Quizá vaya al Hospital Yao la próxima semana. Puedes pedir unos días de licencia y acompañarme".

¿Acompañarlo al Hospital Yao? ¿Como su hija?

"No. Papá, no me gusta presumir. ¡Tú lo sabes! Si todos se enteran de que soy tu hija, ¿cómo podré trabajar allí como una persona común?" Si tu padre y tu hermano son figuras legendarias en la industria, ¡tus colegas van a querer estar ceca de ti! Y todo porque en realidad quieren acercarse a ellos.

¡Era totalmente comprensible!

Ángela había aprendido esa lección por experiencia. Cuando estaba en la escuela secundaria superior, por lo general era el centro de atención.

Las chicas trataban de hacer amistad con ella, pero al mismo tiempo decían muchas cosas malas a su espalda, y los muchachos la perseguían o trataban de ganarse su amistad, pero ya tenían novia o tenían la virtud de aparecerse en los peores momentos.

Chuck lo pensó un poco, pero no insistió en ello.

Poco después, Ángela le preguntó a su papá: "Papá, ¿qué vas a hacer en el Hospital Yao?"

"Tengo que hablar con Hugo acerca del proyecto Billions. Todavía hay mucho trabajo por hacer. Además, también tenemos otro proyecto en el que tenemos que trabajar ".

¿Proyecto de billones? ¡Guau!" ¡Ella ya lo sabía! Álvaro lo

e la moto, "Ángela, ¿estás herida?"

"No. Lo siento. Tenía prisa y no estaba prestando atención". Había sido culpa de ella.

El hombre sacudió la cabeza y la miró, "¡Está bien! Mi nombre es Fausto Li".

"¿Qué?" Ese hombre era extraño. Ella no le había preguntado su nombre, entonces, ¿por qué demonios se lo decía?

"Bien. Entendido. Nos vemos, Fausto Li". ¡Nancy estaba esperando su sopa! No tenía tiempo de charlar con él. Ángela cogió el termo de sopa, lo saludó con la mano y estaba a punto de irse.

"¿A dónde vas?", preguntó él.

Ángela lo miró, señaló el termo y el hospital.

Fausto lo comprendió de inmediato

y se sentó en su motocicleta, "¿Te diriges al Departamento de pacientes hospitalizados? Sé que está a aproximadamente 1 kilómetro de aquí. Puedo llevarte ahí."

Era un extraño, por lo que Ángela no quería compartir un viaje con él, entonces negó con la cabeza de inmediato, "No, gracias. Puedo caminar hasta allí".

Fausto se puso el casco, encendió la moto, le sonrió y agarró el brazo de Ángela, "Te llevaré allí".

... Ángela miró a su alrededor, había mucha gente allí. ¡No debería pasar nada yendo al Departamento de pacientes hospitalizados con él!

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir