ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1517 Cómo te atreves

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7646

Actualizado: 2019-05-10 00:59


En ese mismo momento, incluso si Álvaro le mentía y le causaba una decepción, Ángela... lo seguiría amando y estaría dispuesta a hacer todo por él. Todo eso significaba Álvaro para ella, estaba loca por ese hombre.

Afortunadamente, él no la decepcionó. Álvaro besó suavemente sus labios rojos, "Eres una tontita. Si no te amara, ¿por qué crees que me preocupo por ti y te dejo quedarte conmigo? Piensa en ello, Ángela".

Ella no hizo más preguntas porque ya había obtenido lo único que quería, y no se quejaba en absoluto.

Ángela puso sus brazos alrededor de su cuello, sonrió amorosamente y también lo besó. "Me tengo que ir. ¡Adiós, Ala Grande!".

Él sonrió, "Está bien. ¿Crees que podamos cenar en casa esta noche?", él pensó que iba a ser muy difícil para Ángela preparar la cena porque ella y Lulu iban a estar trabajando en el Laboratorio de Investigación todo el día.

"Dime entonces, ¿ qué quieres comer?". ¡Ella definitivamente cocinaría para él! ¡No sólo eso, sino que le iba a cocinar los platillos más deliciosos!

Álvaro le pellizcó la nariz con amor, "¡Lo que tú quieras! Sorpréndeme".

Ángela parpadeó, "Está bien... ¿Qué tal apio? ¿O cerdo a medio cocer?"

Álvaro la miró con frialdad al tiempo que ella reía con ganas. "No me hagas caso. ¡Es sólo una broma!"

"¿Qué? ¿Cómo te atreves a burlarte así de mí? ¿Quieres hacerme quedar como un tonto?" ¡Esa muchachita encantadora siempre le estaba haciendo bromas! Álvaro fingió estar enojado mientras la miraba ferozmente.

"¡Me gusta hacerte bromas! ¡Ya no te tengo miedo! Sé que no te puedes resistir a mí. ¡Ja!". Aunque no le tenía miedo, ella escapó de su oficina inmediatamente después de decir eso.

Bien sabía que él nunca la lastimaría, sólo quería molestarlo más.

Álvaro la siguió y no pudo evitar reírse, "¡Qué encantadora es esa chiquilla!".

Luego llamó a Conrado, "Ángela está bajando las escaleras. Llévala a casa ahora mismo".

"Sí, Dr. Gu. Lo haré".

"¡Revisa el video de vigilancia y ve quién demonios le hizo eso a Ángela en el hospital!

Debió haber sido la hermana de Nancy, Gracia". Cuando Álvaro recibió la llamada de Lulu y fue corriendo a salvar a Ángela, Conrado ya había dado la orden de investigar todo el asunto. Sabía que tarde o temprano Álvaro le pediría que lo hici

s al supermercado ni preparamos la cena, ¿vas a asumir esa responsabilidad por mí?", Ángela dijo esto en un tono muy serio.

"¿Qué?" ¿Que si ella iba a asumir esa responsabilidad? ¡Bien podría hacerlo, pero no lo haría! ¡Tenía miedo de ver el rostro inexpresivo de su hermano!

Al final, Lulu encontró un supermercado cerca de la Mansión Shengfeng y fueron de compras allí.

Una vez ahí, ¡las dos chicas se dieron cuenta de que tenían las mismas aficiones! ¡Qué irónico!

Por ejemplo, "¡Ángela, compra algunas langostas! ¡Es lo que quiero comer esta noche!"

Ángela miró las langostas y, sorprendida, respondió: "¡No! ¡Sólo cocinaré para tu hermano!"

Lulu sacudió los brazos con violencia. "Querida Ángela, ¡soy la hermana de Álvaro! ¡Cómprame esas langostas!"

"Bueno, podría comprarlas, pero tú tienes que pagarlas".

Lulu se mordió el labio y miró a Ángela. Estaba a punto de rendirse ante esa mujer obstinada, pero Ángela levantó una ceja y Lulu dijo, "¡De acuerdo! ¡Es un trato!"

'¿Cómo puede sobrevivir Ángela en este mundo? ¡Ella es realmente una chica mala!'

"¡Ángela, mira! ¡Hay sashimi de salmón!"

"¿Dónde? ¿Dónde?"

Por fin, las dos chicas seleccionaron un poco de sashimi de salmón, y Ángela también compró algunos mariscos y atunes árticos para la cena más tarde.

Lulu señaló el mostrador, "¿Qué tal un poco de salsa de caviar y mostaza?"

"Bien... Ahora vamos a comprar algo más. ¿Te gusta la comida picante?", preguntó Ángela

Lulu asintió emocionada y dijo: "¡Por supuesto!"

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir