ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1532 Gonzalo la Respaldaba

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6694

Actualizado: 2019-05-13 14:56


"¿No dijiste que querías beber? Estoy aquí, ¡puedes beber tanto como quieras!", Gonzalo tomó un vaso de cerveza que el camarero les ofreció, luego lo colocó frente a Ángela.

Álvaro no tenía ganas de hablar. Solo diría una o dos palabras como máximo cuando le preguntaran.

Ángela se sentó al lado de Álvaro. Tomó la cerveza que Gonzalo le dio y la levantó hacia Álvaro, "Ala Grande, quiero beber contigo".

Ella buscó en sus recuerdos con cuidado. Se conocían desde hace mucho tiempo y no habían tenido la oportunidad de beber juntos ni una sola vez. .

Las personas que estaban entretenida hablando de repente escucharon que Ángela iba a beber con Álvaro, y todas detuvieron la conversación y los miraron al mismo tiempo.

Sentado en su lugar, Álvaro le dijo a Ángela: "No eres buena para beber".

"Está bien. ¡Mi hermano está aquí!". ¡Gonzalo la respaldaba!

Su respuesta casual y honesta hizo que Álvaro pareciera más frío.

Sin embargo, él recogió su licor y brindó su bebida con ella. Justo cuando estaba a punto de beber, Nina habló suavemente en su oído. "Ejem. Álvaro, tienes que conducir más tarde. Tal vez no deberías beber".

Ángela se enfureció por esas palabras. ¿Qué tiene eso que ver con ella?

¿Y cuál es ese tono? ¿Es ella familiar de Álvaro? ¿O se considera a sí misma su novia?

Ángela puso su mano sobre la de Álvaro, "¡Bébetela! Le diré a Fran que te lleve a casa". Ángela miró a Nina mientras hablaba, pero ella estaba hablando con Álvaro.

Fran era el asistente de Gonzalo. Llevaba a Fran con él a todas partes.

Ahora todos entendían lo que estaba pasando. ¡Resultó que estas dos mujeres eran competidoras!

Todos mantenían los ojos sobre Álvaro.

Su próxima respuesta mostraría cuál de ellas le importaba más.

Ángela forzó una sonrisa. Según la actitud de Álvaro hacia ella, creía que Álvaro la rechazaría.

Y ella tuvo razón.

Álvaro dejó el vaso y miró a Ángela, "No bebas demasiado". Está bien, él se negó a beber. Si se emborrachaba, le pedi

"¿Quién eres en la tierra?" Pasó mucho tiempo desde que dejó a Gonzalo, por lo que envió el mensaje que Fausto editó.

Fausto no respondió a su pregunta, en cambio, le dijo al camarero: "Quiero una botella de Remy Martín Louis XIII".

"Sí señor. Un momento por favor". El camarero salió de la habitación.

Después de que el camarero se fue, Ángela y Fausto quedaron solos. Ángela apretó los puños por miedo y le dirigió a Fausto una mirada de advertencia: "¡Sé Kung Fu!"

Fausto no pudo evitar reírse. No tomó en serio su amenaza "Ángela, ¡eres tan linda!".

¿No le tenía miedo? Él debe saber Kung Fu también. Ángela bajó los puños con frustración, "¿Qué quieres? ¡Estoy teniendo un mal día!"

"¡Olvida las cosas infelices! ¡Puedo acompañarte!" ¡Era difícil para él encontrarse con Ángela! Deseaba tomarse su tiempo y aprovechar la oportunidad que se presentaba.

Ángela se quedó realmente sin palabras ante su persistencia. ¡Por lo que sea! Ella le había enviado el mensaje a Gonzalo.

Cuando el camarero trajo la botella, Ángela escuchaba la introducción de Fausto: "Mi trabajo está relacionado con Internet, pero no te molestaré con los detalles. No tienes que decirme lo que haces. Porque sé que estás trabajando en el Departamento de Investigación y Desarrollo del Hospital Yao. ¿Cómo te trata el trabajo allí?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir