ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1535 Porque estoy comprometido

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8656

Actualizado: 2019-05-14 01:46


La emoción de Ángela sobresaltó a todos.

Se sorprendieron de que Ángela pudiera reírse mientras abrazaba a Álvaro, quien se comportaba como un trozo de hielo.

Los puños de Fausto estaban congelados en el aire. ¡No podía creer que Ángela acababa de abrazar a Álvaro!

Ángela siguió sorprendiendo a todos. Estaba tan emocionada que agarró el cuello de Álvaro y suavemente acercó su rostro pasivo hacia ella sonrojándose. Luego, para sorpresa de todos, ¡ella lo besó!

En cuanto a Álvaro, no se quejó. De hecho, sonrió levemente y Gonzalo se dio cuenta de esto. Gonzalo también notó la reacción de Fausto; él estaba pálido.

Ángela y Álvaro habían hecho toda una escena. Galo, Diago y Nita, sorprendidos por la conmoción, salieron de sus habitaciones para ver qué estaba pasando. Llegaron al porche justo cuando Ángela estaba besando a Álvaro.

Como Galo poco sabía sobre lo que había sucedido entre Ángela y Álvaro, se sorprendió al ver su beso. "¡Oh Dios mío! ¡Ángela realmente no es cualquiera! ¡Ella realmente se atrevió a besar al tempano de hielo de Álvaro!", él exclamó. "¿No tiene miedo de que su boca se congele?". Después de mirarlos por un tiempo, se volvió hacia Diago. "Bueno Diago, ¿qué dices? ¿Crees que Álvaro separará a Ángela?".

Al escuchar la pregunta de Galo, Diago miró a Nita. Su rostro estaba lleno de tristeza. Miró a Galo y respondió en voz baja, "No".

Eso era cierto. Álvaro no separó a Ángela.

Al escuchar la respuesta de Diago, Galo se frotó pensativamente la barbilla. "¡Parece que Ángela es más importante para Álvaro en comparación con Raquel y Nita!".

La atmósfera después del beso de Ángela estaba llena de tensión. Gonzalo trató de romper el hielo. Le dio una palmadita a Fausto en la espalda y dijo, "¿Deberíamos tomar algo?".

Molesto con Ángela, Fausto rechazó la oferta de Gonzalo. "Lo siento, Gonzalo. Tengo algo que hacer. Nos vemos más tarde. ¡Adiós!".

Fausto se metió las manos en los bolsillos y salió del pasillo con todos mirando su espalda.

...

Poco después, Álvaro también se fue con Ángela. Esto sorprendió a todos los presentes. Les tomó un tiempo volver a sus sentidos.

Jardín Xinhe...

Conrado detuvo suavemente el auto afuera del jardín Xinhe. "¿Debo esperar por usted, Dr. Gu?" le preguntó a Álvaro.

Álvaro salió del auto con Ángela en sus brazos. Se detuvo un momento y luego dijo, "Sí".

'¿Por qué no debería esperarme Conrado? Ya no estoy con Ángela y nunca estaremos juntos', pensó amargamente.

Sin embargo, aunque Álvaro sabía que Ángela y él nunca estarían juntos, no quería que Fausto se in

"Es obvio para mí que a mi hermanita realmente le gustas", dijo Gonzalo, rompiendo el cómodo silencio. "Pero, ¿tú que sientes por ella? Por favor, sea honesto conmigo, Álvaro", apagó el cigarrillo y tiró la colilla a la basura.

Álvaro arrojó la ceniza de su cigarrillo, pero no dijo nada.

Después de un tiempo, justo cuando Gonzalo estaba a punto de preguntarle otra vez, Álvaro dijo, "Ángela y yo quizás nunca podremos estar juntos".

¿Quizás? ¿Cómo podría alguien, que conocía tan bien sus pensamientos y tenía mucha confianza en sí mismo, usar una palabra sugestiva como 'quizás'?

La incertidumbre de Álvaro perturbó a Gonzalo. "Viniste a mi casa, ¿recuerdas? ¿No sabías que yo apoyaba que ustedes dos estuvieran juntos? ¿Por qué no te negaste en ese momento? ¿Y por qué viniste a recoger a Ángela? ¿Eh?". No pudo ocultar el descontento en su voz.

"Además, la persuadiste para que se mudara contigo. ¿Por qué hiciste eso, Álvaro?".

Álvaro no sabía cómo responder a las preguntas de Gonzalo. Él simplemente se mantuvo en silencio. Pero su silencio irritó aún más a Gonzalo. Agarró el collar de Álvaro y le ladró, "¡Habla, Álvaro! ¿Por qué no puedes estar con Ángela?".

Álvaro quitó las manos de Gonzalo de su collar y lo enderezó. Luego, con cuidado, reacomodó el broche de perlas de Tahití en su pecho y dijo lentamente, "Porque estoy comprometido, y luego también está Nita".

Las palabras de Álvaro hicieron eco en los oídos de Gonzalo. No pudo prestar atención a la explicación de Álvaro. "¿Estás comprometido?", dijo, sacudiendo la cabeza con asombro. ¿Con quién? Gonzalo lentamente recogió su pensamiento. "Bueno, ya que estás comprometido, ¿por qué no dejaste ir a Ángela?", le preguntó a Álvaro.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir