ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1569 Sólo quiero que te disculpes

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 10191

Actualizado: 2019-05-21 00:17


"No te llamé. Estoy llamando al hombre que me ama. ¿Tú no eres ese hombre? ¡Si no me amas, simplemente colgaré!". ¿Cómo iba Álvaro a saber con seguridad lo qué ella pensaba? Bien, cuando la escuchó decir esas palabras, toda duda se evaporó, y ya no se sentía enojado.

Él se quedó sin habla, y en lugar de esperar su respuesta, Ángela continuó, "Álvaro, estoy realmente enojada contigo. ¡Tienes que ofrecerme una disculpa!".

En ese momento, una voz suave vino a través del receptor, "Alvi".

La voz era tan suave, de hecho, que Ángela ni siquiera se dio cuenta, pero Álvaro sí lo hizo.

Se dio la vuelta y vio a Nita corriendo hacia él.

Él la miró, pero luego volvió a su importante llamada telefónica como si no hubiera visto nada.

Debido a su respuesta tardía, Ángela supo instintivamente qué estaba pasando. Estaba a punto de colgar después de decir adiós unas cuantas veces de forma remilgada.

"Mira, ¿qué quieres que te diga? Cualquier cosa menos una disculpa". Él creía que ella había sido quien se había equivocado, así que no había ninguna razón por la que tuviera que disculparse primero.

Al escuchar su voz, Ángela se secó las lágrimas con un Kleenex, y volvió a ponerse el teléfono en la oreja. Hizo un puchero y dijo: "¡Sólo quiero que te disculpes!".

"No. Tendrá que ser algo más". Si él se disculpaba en ese momento, ella iba a esperar una disculpa cada vez que se produjera el menor contratiempo, así que lo único que él deseaba era hacer lo correcto por ella y no maleducarla...

"¡Vamos! ¡Es sólo una maldita disculpa! No has estado en contacto conmigo por dos días. Estoy enferma de preocupación, y ni siquiera te vas a disculpar".

Ante el pequeño truco de Ángela, Álvaro no tuvo más remedio que rendirse. Cerró los ojos y se mantuvo en silencio durante medio minuto, y luego finalmente dijo: "Lo siento".

"No estás siendo sincero en absoluto. Quiero que lo digas de nuevo, ¡pero esta vez que signifique algo!", Ángela realmente estaba poniendo a prueba su paciencia...

Él asintió y soltó: "¡Bien por ti!"

"Gracias. ¡Aceptaré tu alabanza!".

Álvaro se quedó sin palabras de nuevo. Luego dijo: "Ángela, ¿qué te parecería venir a la Ciudad J? Déjame disculparme cara a cara, ¿está bien?"

Porque la verdad era que si Ángela estuviera justo frente a él en ese preciso momento, entonces él definitivamente le respondería con la sinceridad que ella le exigía...

Pero desafortunadamente, eso no era lo que el destino les deparaba. Él sería capaz de rendirse en cualquier momento si ella hacía el puchero. Ella siempre se saldría con la suya porque era manipuladora y descarada en ese sentido.

Ángela trató de aprovecharse de la situación actual, así que dijo: "Ala Grande, quiero que te disculpes de nuevo, de lo contrario, ¡no te extrañaré! Estarás muerto para mí".

"... ¡No te atrevas!"

Ángela respondió con una sonrisa maliciosa pero avariciosa en su rostro. "Ala Grande, ¿no lo ves? Estoy tomando la iniciativa de llamarte. ¿Cómo pudiste ser tan cruel conmigo después de todo lo que ha p

ese momento.

"¿Qué? !" Nita se sorprendió por lo que él había dicho y levantó la cabeza.

¿Cómo podía la abuela descubrir que aún era virgen simplemente descansando un dedo contra su pulso? ¡Eso era imposible! Nita lo pensó un poco más profundamente, pero finalmente se permitió convencerse. Después de todo, su abuela era Lily, una doctora altamente calificada.

¡Entre los médicos de la medicina tradicional china, ella siempre había sido capaz de curar enfermedades que otros no podían curar! Tal era la superioridad de Lily...

En ese momento, el celular de Álvaro sonó. Era Conrado.

"¿Sí?"

"Sr. Gu. Tengo la cámara de vigilancia de la comunidad".

"Ok, iré ahora mismo". Después de colgar, Álvaro regresó a su oficina sin prestarle atención a Nita.

Dentro de la oficina

Álvaro encendió su computadora portátil e insertó un USB. Luego hizo clic en "reproducir" en el menú...

Sin embargo, poco después de hacerlo, volvió a hacer clic en "pausa".

Conrado lo miró, sintiéndose curioso. Álvaro le dijo: "Ve... y cómprame una caja de cigarrillos".

...

Conrado sabía lo que eso realmente significaba, quería estar solo mientras miraba el video, así que se preparó para irse. En el momento en que cerró la puerta de la oficina de Álvaro, lo vio encender un cigarrillo...

Una hora más tarde

Álvaro levantó su celular con una cara tranquila y simple. Llamó a Gonzalo y le dijo: "Gonzalo, ya que se acabaron las vacaciones, iré personalmente a recoger a Ángela para llevarla de regreso a la Ciudad J mañana".

Personalmente... Sonaba profundamente infeliz al decir esa palabra.

"¿Mañana? Ángela dijo que iría a la fiesta del té de la Primera Dama mañana al mediodía. ¿Qué tal pasado mañana?" A menos que Gonzalo estuviera equivocado, juraría que en ese momento Estrella estaría recogiendo a Ángela y que ambas se dirigirían al centro comercial a comprar ropa para la fiesta del té.

¿Pasado mañana? ¿Podría Álvaro esperar un día más después de saber lo que ahora sabía?

La respuesta era...

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir