ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1580 ¿Qué te parece si me paseo desnudo alrededor de la Ciudad J

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8982

Actualizado: 2019-05-23 00:55


Ángela lanzó una mirada a Benito y Lulu. Nunca hubiera pensado que ella fuera tan popular.

Benito notó que ella ya no había mencionado el superdeportivo, así que pensó que había perdido confianza. "¡Ángela, hagamos una apuesta! Si Álvaro no te compra ese auto, entonces tendrás que ser mi novia. ¿De acuerdo?".

"No. ¡No hay necesidad de hacer tal apuesta!", Ángela lo rechazó. No importa cuál sea el resultado, no tenía interés en apostar contra el corazón de Álvaro.

Su rechazo le dio más confianza a Benito, y él se burló de ella, "¿Tienes miedo de perder esa apuesta? ¡No seas así! ¿Qué te parece si me paseo desnudo alrededor de la Ciudad J si pierdo? Ya sabes, en pelotas y esas tonterías".

Al escuchar sus palabras, la gente a su alrededor soltó un grito: "¡Guau! ¡Genial! ¡Benito, eres genial! ¡Saca tus bolas y tócalas en la calle como un animal!".

"¡Benito va a andar desnudo por una chica!"

"¡Benito, te admiro!"

...

"¿Caminar desnudo alrededor de la Ciudad J?" Ángela pensó por un momento acerca de cómo sería un evento como ese, y la imagen se quedó en su mente por unos instantes porque le gustaba la idea de reducir a Benito a una pila inútil de un patético y llorón pedazo de aborto. 'Suena interesante', pero ella le dijo: "¡No estoy interesada en ver tu cuerpo! Me iré ahora mismo. ¡Fuera de mi camino!".

Su rechazo despertó aún más el interés de Benito en ella, además de que se enojó después de ser rechazado dos veces. Él siguió burlándose de ella, "¿Qué te preocupa? ¡Sólo sé mi novia!".

"¿Acaso estás loco? ¿No ves que acabo de salir del apartamento de tu primo? ¿Te atreves a seducir a la novia de Álvaro? ¿Quieres que él te mate, es eso? ¿O te excita cuando alguien te asfixia? Ese es tu fetiche aparte del cuero, ¿no es así, la asfixia?", a ella la hizo muy feliz asestarle otro golpe.

Lulu fue al otro lado del auto de Benito y golpeó su ventana, "¡Debes estar loco! Ángela será mi cuñada pronto. ¡Si te atreves a seguir acosándola, se lo diré a Álvaro y él te dará una paliza!", le advirtió.

"No trates de amenazarme mencionando el nombre de Álvaro. Ángela tiene que hacer esa apuesta conmigo hoy mismo, de lo contrario estará renunciando a su amor por Álvaro, ¡y aceptará ser mi novia! ¡Esa es la ley! ¡Y mi derecho divino como pariente más cercano!". Era exactamente el hecho de que Ángela fuera la novia de su primo lo que despertaba su deseo más profundo por ella.

Benito apartó a Lulu y se acercó al auto de Ángela. No permitió que nadie se fuera.

Ángela estaba enfurecida por su acoso, de modo que abrió la puerta y salió del auto, luego palmeó la puerta de Benito, "¡Sal!", ella le ordenó.

Benito dijo con indiferenc

hacia atrás. "¡Bam!" Golpeó un Ferrari a su espalda. El hombre del Ferrari dejó escapar un grito.

"¡Maldición! ¡Mi coche! ¡Mi padre me matará si sabe que su auto ha sido golpeado!", el hombre del coche se quejó. El conductor del Ferrari era un joven de cabello amarillo. El auto era de su padre y él lo conducía a escondidas.

El BMW de Ángela aceleró nuevamente y se dirigió hacia el lujoso auto de Benito una vez más.

Benito todavía estaba en shock por el primer golpe, y nunca esperó que una segunda embestida se produjera en tan poco tiempo...

"¡Guau! ¡Esta mujer debe estar loca! Ella ha chocado un Ferrari y un Audi. ¡Vámonos antes de que choque con nuestros autos!", los dueños de los otros autos a la izquierda y a la derecha de Ángela tenían miedo de ser chocados de la misma manera, y ambos autos se alejaron a toda prisa en una oleada de gritos, manoteos y aspavientos.

Lulu finalmente volvió a sus cabales y llamó a Álvaro: "Hermano... Hermano... Ángela... ¡Ella es genial! ¡Espera! ¿Qué debemos hacer ahora? Ángela acaba de embestir el coche de Benito y el Ferrari de Big F... Pero no te preocupes. Nadie resultó lastimado... Ahora estamos en el cruce a la izquierda de la mansión Shengfeng".

"Big F" era el apodo del hombre que conducía el Ferrari.

Después de que Lulu colgara el teléfono, de repente se dio cuenta de que no había necesidad de preocuparse por Ángela. Ella ya era miembro de la familia Si. Su familia y Álvaro siempre la ayudarían. A pesar de que había chocado cuatro autos de lujo ese día, no tenía que preocuparse por nada ya que alguien se encargaría de cubrir esos gastos. En esa tierra de ensueño, no había consecuencias en absoluto.

'Sí. ¡Eso es! ¡Lo único que tengo que hacer es asegurarme de que Ángela no se lastime!', pensó Lulu.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir