ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1641 Te extraño tanto

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7307

Actualizado: 2019-06-04 01:27


La joven pareja se había reconciliado cuando el avión aterrizó en la región de Green Cold, aunque la verdad es que no estaban realmente enojados. Ellos sólo se pelearon porque los habían puesto en una situación embarazosa en un momento determinado, después de que se bajaron del avión, Álvaro acercó a Ángela a su pecho. "¿Hey qué estás haciendo? ¡Puedo caminar sola!", los sirvientes estaban esperándolos en autos separados. "No te bajaré si aún estás enojada", dijo Álvaro. "No estoy enojada contigo", respondió ella. Todos los miraban, así que Ángela se sentía cohibida, pero él no la bajó, no fue hasta que se subieron al auto cuando Álvaro la soltó de sus brazos.

En el hotel, este le dijo a Ángela que descansara en la habitación, mientras él se dirigía a la sala de reuniones de arriba, ella ya había descansado en el avión, por lo que no se sentía agotada en absoluto. Cuando Álvaro se fue, Ángela vio la piscina desde el balcón y pidió a la recepción que le enviara un traje de baño, ella nadó como una sirena feliz durante un largo rato.

Cuando ella salió a la superficie y se secó el rostro mojado, vio a una mujer, después se frotó los ojos para asegurarse de que no fuera una ilusión y luego gritó: "¡Cuñada!".

Estrella sonrió y le pasó una bata de baño, "Ah, entonces te escondías bajo el agua... con razón no podía encontrarte", dijo ella.

Ángela salió de la piscina, se envolvió en la bata de baño y exclamó: "No esperaba que estuvieras aquí".

"Bueno, tu hermano dijo que él y Álvaro tienen una reunión y después de eso se tomarán unos días de descanso, así que me trajo aquí", respondió Estrella.

"¿Dónde están mis sobrinos?", preguntó Ángela. Las dos mujeres se sentaron en las sillas reclinables y enseguida, dos camareras les sirvieron sus bebidas.

"Mi hijo mayor está en casa de nuestra madre, mientras que el menor está en casa de Ire", los hijos de Estrella casi nunca le causaban preocupaciones.

"Realmente los extraño, tráelos a Ciudad J cuando tengas tiempo", Ángela amaba a sus dos sobrinos, cada vez que los veía, les llevaba muchos regalos. Los dos chicos también la querían mucho, siempre querían ver a su tía.

"Bueno, ¡te los traeré e

mano en el bolsillo del pantalón, diciendo burlonamente: "¡Ángela, te has conseguido un monstruo de ojos verdes!".

"¡Sí! Él es el Señor Celoso", dijo Ángela afirmando seriamente.

Señor Celoso... Álvaro no tenía idea de que Ángela le había puesto un nuevo apodo. "¡Prepárate para esta noche!

¡Te daré una lección! ¡Eres una chica mala!", le murmuró él al oído, Ángela se sonrojó y después sacudió los brazos de Álvaro, como para cambiar el tema. "¡Quiero comida! ¡Tengo tanta hambre!", ella corrió hacia la puerta para cubrir su vergüenza.

Las dos parejas, ambas con camisas combinadas, ahora estaban sentadas en el comedor, Ángela y Álvaro estaban en batas blancas y camisetas, mientras que Gonzalo y Estrella traían puestas batas y camisetas negras.

Las cuatro personas giraron la cabeza mientras caminaban por la carretera, Ángela pensó que todos iban a pasar el rato, pero cuando llegaron a la orilla del mar, Álvaro le dijo que se despidiera de su hermano y de su cuñada.

Eso era porque los dos hombres habían decidido pasar el tiempo con sus propias esposas antes que cualquier cosa, habían decidido salir juntos en su último día aquí, ellos pensaron que era una buena idea, por lo que se separaron una vez que llegaron a la orilla de la playa.

Hacía más calor en Green Cold que en Ciudad J así que llevaban pantalones cortos y ropa holgada, Ángela se quitó las zapatillas y se metió en el mar a disfrutar de la frescura del agua.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir