ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1642 Álvaro no estaba avergonzado

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6826

Actualizado: 2019-06-04 01:29


Después de jugar alegremente en la orilla del mar por un rato, Ángela saludó a su hombre en la orilla, "Ven, ¡es tan bonito aquí!".

Disgustado, Álvaro miró el mar lleno de otros turistas, ¿qué tal si tenían los pies malolientes o alguna otra cosa? "¡Viene para acá!", le dijo a Ángela.

"¡Vienes tú!", dijo ella observando claramente el disgusto de Álvaro, pero como estaban divirtiéndose, ¡no podían ser demasiado exigentes!

"¡Viene!", él era un hombre de principios, le había pedido a Ángela que volvierar así que tenía que hacerlo.

Ella hizo una mueca y dijo: "No seas tan quisquilloso, ¡sólo viene acá!".

"Mejor vamos a otro lugar", insistió él, negándose a ceder.

Ángela hizo un puchero y se dio la vuelta, si él no quería estar con ella, entonces podía irse.

Justo cuando ella estaba a punto de ignorar a Álvaro y disfrutar del agua, un alto extranjero vestido con una colorida camisa la saludó, "¡Hola! belleza, ¿te gustaría pasar el rato juntos?".

Antes de responder, Ángela pudo sentir una mirada intensa desde atrás, lo pensó un poco y respondió: "¡Está bien! ¿A dónde vamos?".

El hombre señaló alegremente a un grupo de jóvenes extranjeros a cierta distancia, "Todos mis amigos están ahí, vamos a ir de paseo en yate, ¿te gustaría venir?".

"Mmm... ¡sí, vamos!", ella titubeó un poco pero finalmente aceptó para provocar a Álvaro.

Cuando estaba a punto de irse con el hombre extranjero, vio de reojo hacia atrás... entonces se dio cuenta que Álvaro estaba rodeado de bellas mujeres.

Él dijo algo y las chicas se rieron tan fuerte que sus cuerpos temblaron, ¡era increíble! ¿Cómo podría Álvaro ser así?

El enojo de Ángela creció como la marea, entonces dejó al extranjero, corrió a través del agua hacia Álvaro y dijo: "Oye, ¿qué le estás haciendo a mi marido?".

Las mujeres que hablaban con Álvaro la oyeron y se dieron la vuelta, vieron a una mujer parada en el agua, con las manos en la cintura, mirándolas enfurecida. Ella lucía... un tanto adorable.

Las chicas miraron su ropa y vieron que

os quedarnos aquí ahora? Dederíamos movernos de lugar".

La gente había sido testigo de lo que hicieron, ¡que embarazoso!

Álvaro sonrió, le acarició el largo cabello mojado y dijo: "¿Por qué no volver a nuestra habitación... voy a jugar contigo allí...".

Ángela lo pellizcó con fuerza en su brazo y dijo: "¡Cómo puedes ser tan lascivo! ¡Todo el tiempo estás pensando en sexo!".

¡Él siempre estaba pensando en meterla en la cama! ¡Qué pervertido era Álvaro!

Este la levantó hasta su pecho y la llevó a la orilla a pesar de la mirada de los demás. "Vamos a cambiarnos la ropa, estamos empapados", Álvaro no quería que ella se enfermara.

"¡No, quiero ir a bucear!", respondió Ángela.

"Está bien, vamos a bucear, pero primero, vamos a cambiarnos", Álvaro se quitó los zapatos y tomó la delantera hacia el hotel.

"¡Primero vamos a bucear y luego nos cambiamos!", para expresar su vergüenza y su ira, ella se fue intencionalmente contra él.

"¿Quieres intentarlo una vez más?", dijo él dándose la vuelta hacia Ángela.

"¿Intentar qué?", Álvaro cambió el tema tan rápido que ella no pudo responder.

"¡Esto!", él se agachó y besó sus

labios color carmín...

"Mira a la pareja que se acaba de besar en el mar, ahora se están besando aquí de nuevo, ¡sus hormonas deben estar en su apogeo!", dijeron algunas personas que pasaban por ahí.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir