ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1654 Álvaro me matará

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7553

Actualizado: 2019-06-07 00:17


Ángela sonrió, sujetando el brazo de su marido con ambas manos y dijo: "Señorita Raquel, nunca tendrás la oportunidad de casarte con Álvaro porque ahora es mi esposo y nos amamos, por favor, aléjate de él", dijo Ángela.

Sabiendo que ella tenía la intención de hacer enojar a Raquel, Álvaro le siguió el juego, la tomó entre sus brazos y la besó en la frente. "Lo siento Ángela, vamos a casa", Álvaro se disculpó.

De alguna manera, su semblante cambió cuando ella se apartó rápidamente. Ángela, a propósito, pero discretamente, pisó el pie de Álvaro con sus tacones altos, para que Raquel no se diera cuenta.

Él tuvo que sostener a su esposa para evitar que le causara más dolor y dijo: "¡Cariño, vámonos ya!".

Ángela puso sus brazos alrededor de su cuello y luego se rió, "¿Por qué tienes prisa? ¿Acaso la señorita Raquel se siente incómoda? ¿Por qué no te quedas aquí y la examinas?".

"Los otros médicos pueden examinarla", respondió Álvaro.

"Bah...", murmuró Ángela.

Después de que ella y Álvaro salieron de la sala, Raquel comenzó a caer en la cama con las manos presionadas contra su pecho.

'Lo siento Álvaro, lo siento... Ángela', dijo Raquel para sí misma.

Ángela soltó los brazos de su esposo cuando salieron del ascensor del hospital.

Él estaba asombrado por lo que ella acababa de hacer. No esperaba que Ángela se pusiera así cuando tratara de abrazarla, Álvaro tiró de sus manos para detenerla. "No camines tan rápido o se te torcerá el tobillo", dijo él.

Entonces ella se liberó de las manos de su esposo y caminó en dirección al estacionamiento.

"¡Ángela detente!"

Ella no decía nada, Álvaro sólo escuchaba el sonido de sus tacones altos. Por la forma en que ella caminaba, él podía sentir su enojo.

Luego Ángela se metió en su coche rápidamente. Cuando estuvo lista para irse, Álvaro se paró frente a su auto, ella tuvo que conducir de reversa, pero de pronto algo sucedió. Su coche se estrelló contra la pared debido a su impaciencia, su auto de lujo podría haberse dañado... Ángela sintió pena por el coche, pero trató de mantener un rostro inexpresivo, Álvaro dio unas palmaditas en la cubierta de su auto, indicándole que saliera.

El carro de Ángela sólo podía quedarse donde estaba, pero ella se negó a

o para advertirle que no dijera nada, así que se quedó callada.

"Buenas noches Lulu, regresaremos a nuestra habitación ahora", dijo él.

Taina los miró con curiosidad y murmuró: "Ángela es una chica que sólo piensa en jugar, parece una adolescente...", ella se preguntó si su hijo se sentía raro durmiendo con una esposa tan joven...

Después de regresar a su habitación, Álvaro empujó a su esposa a la cama y la presionó contra ella.

"Nena, escúchame con atención, llevaba a Raquel sólo porque se había caído de la cama y quería ayudarla a levantarse...", le explicó a Ángela.

"¿Qué tiene eso que ver conmigo?", preguntó Ángela.

"Tú eres mi esposa, ¡necesitas saber la verdad! ¡Sra. Ángela Gu!", respondió Álvaro.

"¡Si nunca hubiera ido al Hospital Yao, ahora estarías casado con Raquel", dijo Ángela con un rastro de tristeza en su mirada.

Álvaro la miró con ojos llenos de afecto y negó: "¡No!", él creía que incluso si Ángela nunca hubiera ido al hospital Yao, la encontraría algún día en otro lugar y se enamoraría de ella.

"Álvaro, estoy cansada, por favor dejame ir, en verdad quiero dormir", murmuró ella.

Álvaro le besó la frente con suavidad y le tocó el reloj que llevaba en la muñeca, "¿Te gusta?", le preguntó a su esposa.

En realidad, era una parte de un par de relojes, el otro era para Álvaro, pero aún no estaba terminado.

Ángela negó con la cabeza, "No, no me gusta", mintió ella.

Aunque en realidad le había encantado, simplemente no quería admitirlo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir