ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1656 Lulu

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7670

Actualizado: 2019-06-07 00:24


Álvaro miró a su obstinada esposa y rasgó agresivamente el camisón de seda que acababa de ponerse, luego dijo en tono deplorable: "Ángela, si sigues así, lo pagarás".

"Si te atreves a tocarme esta noche yo... ¡oh!", respondió ella. "¿Qué vas a hacer al respecto? Cariño, sabes que te amo demasiado, ¿por qué sigues enojada conmigo? Sé buena, ¿de acuerdo?", dijo Álvaro tirando del camisón de su esposa.

"Detente, tus palabras no me engañarán más, mmm...", Ángela estaba acostada boca abajo en la cama, por lo que Álvaro no pudo besarla, después, él colocó sus manos sobre su boca sin su consentimiento.

"Hmm...", Ángela luchó con dolor porque Álvaro había usado una fuerza excesiva para cubrir su boca, ¡maldición!

Cada vez que ella se comportaba de manera rebelde, él intentaba someterla, al principio, apretó los dientes para soportar el dolor, pero pronto se rindió a su crueldad y pidió clemencia.

Ya había anochecido y la oscuridad había creado un ambiente fascinante en la habitación.

En el dormitorio de al lado, Lulu llevaba mucho tiempo mirando el mensaje que Edgar le había envíado a su celular.

El mensaje decía: "Lulu, ¿le diste mi felicitación a Ángela por su cumpleaños?".

Ella abrió y cerró el WeChat varias veces antes de responder finalmente con una palabra, "Sí", aunque finalmente lo borró.

'Ahora que tiene novia, será mejor que me mantenga alejada de él', pensó Lulu.

Edgar, que estaba en el Reino Unido, observó atentamente sus diseños de ropa mientras sus ojos miraban constantemente su teléfono, de pronto pensó: '¿Qué pasa con Lulu? Parecía estar feliz conmigo hace unos días, pero hoy, parece que quiere alejarse a propósito'.

Cuando Lulu volvió para la fiesta de cumpleaños de Ángela sin decírsero, él sintió que ella estaba actuando de forma rara, más tarde vio las fotos en su Twitter y la contactó, realmente Lulu había cambiado mucho. Ella siempre se la pasaba horas charlando con él sobre sus asuntos personales.

Pero ahora, estaba actuando un poco diferente. Edgar había revisado el historial de mensajes en su WeChat y descubrió que, sin importar lo que él le dijera, ella sólo respondía con una o dos palabras.

Meditó por unos instantes y esperó no haberle hecho nada malo. '¿Qué demonios está pasando?

Quizás es porque... ¿

o Edgar aún era muy joven para casarse! Apenas estaba en sus veinte años, él no quería ser tan tonto como Ángela.

A la mañana siguiente, Álvaro ya se había ido cuando su esposa se despertó.

Ella miró alrededor de la habitación vacía y se sintió angustiada al pensar en lo que había pasado la noche anterior.

Por la mañana, Lily estaba en el jardín arreglando las plantas, después del desayuno, Ángela la saludó y después se fue al hospital.

Esta última pensó en el video que Fausto le había enviado y fue a la sala de correo para buscar su paquete, cuando llegó, el anciano de la sala de correo le dijo: "Ángela, la asistente del Sr. Álvaro se llevó tu paquete".

A menudo, Ángela iba a la sala de correo para recoger su correspondencia, se había convertido en una persona cercana para aquel anciano, por lo que él la llamó cálidamente por su nombre.

Ángela respondió: "Está bien, se lo pediré". Álvaro había visto el video que Fausto había hecho para ella, él estaba hablando con uno de los directores cuando su esposa entró a su oficina. Después de saludar al director, Ángela fue directamente a la oficina de su marido a buscar su paquete, el paquete tenía unos 160 centímetros de alto y Álvaro lo había mantenido junto a su escritorio, justo donde ella lo encontró.

Ángela bajó la caja y la cortó con uno de los escalpelos de su esposo, luego, ella sonrió al ver lo que había en el interior de aquel paquete.

Era la primera vez que Álvaro veía a alguien abrir una caja con su escalpelo hecho a su gusto.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir