ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1668 Tú podrías ser la otra mujer

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6902

Actualizado: 2019-06-10 00:07


Mientras tocaba su vientre plano, Inés caminó hacia Diago con confianza, "Diago, voy a tener a tu bebé. Aquí está el resultado de la ecografía de contraste".

Diago repasó cuidadosamente cada palabra del documento.

Al final del mismo se leía: 4 semanas de embarazo, un solo feto.

Nita apretó los puños con fuerza. Cuando estaba enamorada de Álvaro, tenía que lidiar con las mujeres que lo seguían. E incluso ahora, cuando se iba a casar con Diago, también había otra mujer involucrada.

¿Por qué la vida la trataba de manera tan injusta? ¿Por qué tenía que pasar por todo eso?

Además de Nita, Francisca también se desmoronó. No sólo tuvo que presenciar que su hija renunciara a Álvaro para casarse con Diago, sino que ahora otra mujer había salido de la nada para destruir nuevamente su felicidad.

Entonces se levantó de un salto y corrió hacia Inés antes de que alguien más hablara y, con una fuerte bofetada, la golpeó la mejilla.

Inés perdió el equilibrio y por poco cayó al suelo.

Sintió un agudo dolor. Al tocarla, su mejilla ya se había hinchado. "¡Ah!" Inés chillaba, tirando del cabello de Francisca y gritando histéricamente, "vieja desgraciada, ¿por qué tenía que golpearme?".

"Perra, ¿por qué tenías que venir justo el día de la boda de mi hija? ¿Qué piensa hacer? ¿Eh?" Las dos mujeres se peleaban entre sí a pesar de su condición social y dignidad.

Los demás se apresuraron a separarlas. Jaime se sintió avergonzado de la situación de su hija y de las acciones de su esposa, y dio un hondo suspiro, "¡Francisca!".

Súbitamente, al escuchar la voz de Jaime, Francisca recordó que estaba en la boda de su hija.

Soltó el cabello de Inés, se organizó la ropa y le dijo con frialdad: "Mi hija también está embarazada de Diago. Si realmente quiere ser parte de la vida de mi yerno, sólo podrá ser su amante".

'¿Acaso no es normal que un hombre exitoso tenga más de una mujer en su vida?', Francisca tenía una menta abierta.

Pero sus palabras sorprendieron a todos los presentes. Era algo inesperado ver a una suegra permitir

los votos pero varios minutos después apareció un grupo de reporteros quienes, sin previo aviso, entraron a la iglesia. Inés se tumbó a propósito sobre el suelo y comenzó a llorar cuando los vio, "¡Ay!, me duele, Diago... ayúdame..."

Al oír su grito, los periodistas se acercaron para tomarles fotos a Inés y Diago. Algunos le preguntaron a Inés: "Señora, ¿podría darme su nombre? ¿Por qué está aquí, en la a boda del señor Luo?".

"¿Se encuentra bien? Dios mío...", Una reportera gritó de repente. Esto sorprendió a Diago, quien pretendía ignorar la tumultuosa actuación.

Vio a Inés sangrando y en poco tiempo la sangre estaba por todo el suelo.

La iglesia estaba en completo caos. Diago levantó a la adolorida mujer y salió corriendo de la iglesia. "¡Te enviaré al hospital!".

No podía ignorar lo que estaba sucediendo ya que dos vidas corrían peligro.

Antes de que Nita pudiera detenerlo, Diago ya había salido corriendo de la iglesia con Inés, dejándola sola con los reporteros.

Nita estaba furiosa porque Inés había arruinado su boda. En ese momento, otro grupo de personas irrumpió en la iglesia. Era la policía.

Al darse cuenta, se alarmó y lanzó el ramo de flores para salir corriendo por la puerta lateral

con tres policías tras ella: "¡Nita, le ordenamos que se detenga ahora mismo!".

Nita se perdió de vista así como los tres policías.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir