ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1669 ¿Sabías que tienes mucha labia para las palabras bonitas

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8714

Actualizado: 2019-06-10 00:17


El padre de Diago no podía soportar el caos por más tiempo y se desmayó, lo que hizo que todos en la iglesia se asustaran aún más.

Después de que Diago enviara a Inés al hospital, recibió la noticia de que el precio de las acciones del Grupo Luo estaba bajando, pues la reputación de la compañía estaba cayendo en picada debido a su escándalo. La compañía había perdido una gran cantidad de dinero, por lo que la junta directiva aprobó la decisión de relevar a Diago de su posición como presidente.

La cirugía de Inés había terminado, así que sacaron su cama del quirófano. El médico le dijo a Diago con una expresión seria en su rostro, "El bebé no lo logró. Por favor, asegúrese de que ella descanse adecuadamente cuando regrese a casa. Todavía puede intentar de nuevo tener un hijo".

Inés fue enviada a su sala.

Antes de que Diago pudiera decir algo para consolar a Inés, recibió una llamada del personal de la compañía para decirle que la situación de la compañía estaba empeorando. Diago estaba ahora en un shock total.

¿Qué le estaba pasando? ¿Por qué todo se derrumbaba a su alrededor?

Nada en su vida iba bien, incluyendo su carrera y su vida amorosa.

Tenía que retroceder y analizar todo el panorama de nuevo. Tenía que descubrir por qué y cómo había hecho de su vida un desastre.

Cuando salió del hospital, Diago de pronto pensó en Álvaro.

Una serie de preguntas vinieron a su mente. ¿Cómo apareció Inés en la iglesia? ¿Cómo se enteró de que él se iba a casar?

Los reporteros llegaron poco después de Inés. Tenía que ser algo más que una mera coincidencia para que hayan llegado en el momento exacto y presenciar el aborto involuntario de Inés.

Alguien en secreto debió haber pagado a Inés y a los reporteros para montar este espectáculo.

Se preguntó por qué alguien haría una cosa así. ¿Hizo todo eso solo para evitar que se casara con Nita?

Después de su análisis, Diago estaba seguro de que solo un hombre tenía el poder de hacer todas esas cosas fácilmente.

Al principio, estaba furioso a medida que empezaba a comprender la situación, pero esta vez, se calmó primero y llamó a Nita. En el teléfono dijo, "Nita, los directivos de mi compañía exigen que renuncie a mi puesto como presidente. Podría perder mis ingresos de ahora en adelante y, además, podría terminar endeudado... Pero todavía quiero que te cases conmigo. ¿Te gustaría trabajar conmigo para luchar por nuestra felicidad en el futuro?".

Como era de esperar, la mujer al otro lado de la línea se quedó en silencio. El corazón de Diago se hundía cada vez más con cada minuto de silencio.

Al

la cantidad exacta, le respondió, "No estoy seguro de si estaba diciendo algo bonito, pero... ¡estoy seguro de que tú eres la que mejor sabe si mis labios son buenos o no!"

Ángela sintió que su cerebro iba a explotar. ¡Qué hombre tan desvergonzado! El rostro de Ángela se tornó rojo brillante Hizo un puchero con la boca, miró a Álvaro y dijo, "¿No puedes tener una conversación normal conmigo? Eres un hombre descarado".

A Álvaro siempre le gustaba jugar con las palabras para coquetear con ella.

"No, ni siquiera puedo tener una conversación contigo cuando estamos juntos porque hay muchas más cosas que quiero hacer. Como esto...", dijo Álvaro. Tiró de Ángela hacia sus brazos. Tal como lo hicieron bajo el mar la última vez, Álvaro la besó a través de la máscara.

"No, hay una cámara de seguridad!", Ángela asumió que también había una cámara de seguridad en este laboratorio, ya que sabía que había una en el de la Mansión Shengfeng.

Álvaro le preguntó, "¿Quieres probar algo más emocionante aquí? ¿Qué opinas?".

"No no. No debería interrumpir tu trabajo. ¡Por favor continúa con tu investigación! Ángela se sintió culpable por distraer a Álvaro de su trabajo al ingresar al laboratorio.

"Está bien, puedes quedarte aquí y ayudarme entonces", dijo Álvaro. Dejó de coquetear con ella porque en realidad sí tenía una prueba importante en la que trabajar.

Álvaro se concentró y continuó trabajando en su investigación.

Era un dicho conocido que un hombre que se concentra en su trabajo siempre se veía muy guapo.

Ángela le pasó cada artículo a Álvaro, según sus instrucciones. Estaba muy tranquilo en el laboratorio. Ángela no pudo evitar mirar el hermoso rostro de Álvaro, con sus ojos brillando de afecto.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir