ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1678 ¿Cómo te atreves a atacarnos

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6838

Actualizado: 2019-06-12 00:07


"Está bien, los dejaremos ir una vez que tengamos el dinero". dijo uno de los hombres. En ese momento, sin anticipar el repentino ataque de Álvaro, el hombre que sostenía una daga contra Ángela, yacía en el suelo con las manos cubriendo sus ojos.

El otro hombre se sorprendió al ver a su compañero gritando en el suelo. Álvaro aprovechó esta oportunidad para lanzarle otro bisturí. Desafortunadamente, se dio la vuelta y lo esquivó con éxito. En su lugar, el bisturí pegó en la pared que estaba detrás de él.

El hombre sintió el corazón en su boca al verlo tan cerca de su oreja. Lleno de ira, acercó su daga a Raquel, lo que inmediatamente hizo sangrar su cuello blanco. "¡Maldición! ¿Cómo te atreves a atacarnos?".

Raquel estaba asustada por esto. La sangre corría por su cara y ella no podía dejar de jadear.

Álvaro susurró, "ay, no". Después dijo, "Raquel, no te harán daño, no te preocupes. Respira profundo".

Cuando Álvaro estaba a punto de salvar a Ángela, el hombre en el suelo de repente se puso de pie. Con una mano cubrió su ojo sangrante y dejó la otra libre para apuñalar a Ángela.

Una vez más, Álvaro le lanzó otro bisturí. Forcejeó con dolor en el suelo.

El gángster que estaba de pie junto a Raquel percibió su anomalía. Él se asustó tanto que casi dejó caer su daga.

Raquel se estaba muriendo y respiraba con dificultad mientras caía al suelo.

Un helicóptero retumbó a distancia. Álvaro le hizo a Raquel algunos tratamientos de primeros auxilios y al mismo tiempo consoló a Ángela, diciendo: "No te preocupes por eso. Raquel está en una condición terrible, así que debo darle primeros auxilios ahora".

Álvaro estaba tan ansioso que ahora habían gotas de sudor en su frente. Mirándolo fijamente, Ángela hizo todo lo posible por calmarse.

En ese momento, el gángster lesionado se levantó del suelo. Álvaro no tuvo más remedio que decirle a Ángela: "El bisturí lastimó la parte superior de su muslo, intenta golpearlo allí tan fuerte como puedas".

Después de escuchar lo que le había dicho, ella le di

tes de alta hospitalaria, para que podamos salir del hospital ahora, ¡vámonos!".

Ángela se levantó del sofá y caminó hacia la puerta con el hombre.

Fausto no podía dejar de repetir lo que había dicho muchas veces: "Ángela, estás embarazada y la herida en tu brazo todavía no se ha curado. Será mejor que te quedes aquí por otros dos días".

Teo fue quien le informó del accidente de Ángela. También mencionó que la familia Gu la estaba buscando en secreto.

Al escuchar esa noticia, Fausto se puso ansioso por su seguridad. Pero Teo no lo dejaría ir a menos que aceptara entregarle el testamento de su padre.

Sin embargo, Fausto, no estuvo de acuerdo con su petición. Hackeó el celular de Nita, intervino los registros de sus llamadas y ubicó a Ángela en el cementerio.

Fue hasta la mañana siguiente cuando Fausto descubrió que Nita era la única persona que le haría algo tan malo a Ángela. Por lo tanto, él y Álvaro llegaron al cementerio casi al mismo tiempo.

Observó a Álvaro seguir a Alonso a una casa y encontró a varias personas saliendo corriendo de la parte trasera. Fue entonces cuando se dio cuenta de que había una puerta trasera en el cementerio.

La casa estaba en llamas cuando finalmente encontró la puerta de servicio oculta. De camino a la casa, vio a los dos hombres heridos. Sin dudarlo, siguió hacia el interior de la casa.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir