ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1695 Guardaré tres minutos de silencio por ti

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7043

Actualizado: 2019-06-15 09:25


La otra tía de Álvaro respondió: "Porque no eres tan hermosa como Ángela".

"Jajaja".

... Sus palabras llenaron de risas la sala de estar.

Ángela se mordió el labio y se acercó a sus familiares. Luego, uno por uno, comenzó a saludar respetuosamente a los ancianos: "Abuela, mamá, cuñada, tía..."

Con la ayuda de Álvaro, saludó a todos los que estaban en la sala de estar.

Después de todo, Ángela había sido criada en una buena familia. Cuando estaba tranquila, era tan elegante como un cisne. Aunque estaba embarazada, se comportó con elegancia y cortesía.

Todos los parientes apreciaron mucho su gracia.

"Taina, tienes mucha suerte de tener una nuera tan buena. ¿Por qué no le pides que se quede aquí? No es apropiado que ella viva en la casa de sus padres todo el tiempo. ¿No te parece?". Las palabras de una de las tías agregó una pizca de tristeza al alegre ambiente.

Ella era la hija del hermano menor del abuelo de Álvaro. A menudo ofendía a los demás con su comportamiento inadecuado e indiscreto, aunque no era su intención ser mala.

Ángela inmediatamente soltó la fruta de su mano para defender a su suegra, "Tía, en realidad es mi culpa. Había pasado mucho tiempo desde que visité la casa de mis padres, así que fui a quedarme con mis padres durante unos días. Como todos ustedes saben, a Álvaro siempre le preocupa mi bienestar. Así que ahora que estoy embarazada, él vino a vivir a la casa de mis padres para acompañarme. Abuela y Madre me pidieron muchas veces por teléfono que volviera. Mamá, lamento el malentendido".

Lo que Ángela había dicho era simplemente perfecto, y con éxito redimió el orgullo de Taina.

Álvaro discretamente acercó a Ángela a sus brazos y le besó su cabello.

Estaba seguro de que ella todavía lo amaba después de escuchar lo que había dicho.

Si no, ella no estaría allí con él.

Para decirle a todos que fue su culpa. Hizo todo lo posible por defender el honor de su abuela y su madre ante la familia.

¡Cuánto lo sentía! 'Qué encantador y dulce gesto de mi Ángela', pensó Álvaro.

Ella pellizcó a Álvaro en la cintura, pero fue l

ugando con él.

Álvaro suspiró profundamente y preguntó: "Está bien. Pero si como eso, ¿me prometes que no regresarás a País C?".

Álvaro estaría encantado de comer la ensalada de res y el apio solo para hacer feliz a Ángela. Pensó: 'Incluso si ella me pidiera que comiera carne cruda, diría 'está bien'. Él esperaba por la respuesta de Ángela.

"¡Ya quisieras!". Sin embargo, Ángela se negó sin dudarlo.

Simón caminó hacia ellos con Nancy en sus brazos. Luego le dio una palmada a Álvaro en el hombro y le dijo: "Hermano, guardaré tres minutos de silencio por ti".

Ángela no iba a ser tan fácil como Nancy, por lo que Álvaro tenía un largo camino por recorrer para ganar el perdón de Ángela.

Pero para su alivio, al menos Ángela había permitido que Álvaro se quedara a su lado.

Ángela tomó el brazo de Nancy, se apoyó en su hombro y dijo: "Nancy, cuídate bien cuando yo esté lejos. Regresaré a verte cuando nazca el bebé".

Álvaro tenía la intención de aprovechar cada oportunidad que pudiera tener para evitar que Ángela se fuera, así que interrumpió: "No te preocupes. Puedes quedarte aquí hasta que nazca el bebé de Nancy".

Álvaro pensó: 'Si dependiera de mí, me gustaría pedirle que viva aquí para siempre'.

Teniendo presente la felicidad de Ángela, Nancy suspiró: "Creo que es una buena idea, Ángela. Quiero que seas feliz. Quédate y creo que el señor Gu te tratará mejor".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir