ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1698 Sólo si la niña fuera Lulu

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7324

Actualizado: 2019-06-16 00:17


El pensamiento del bebé que ella llevaba en su vientre calmó la ira de Edgar. La miró con desagrado y le dijo: "¿Cómo sabes que tengo novia? Mentirosa".

Ángela había malinterpretado que Edgar tenía una novia y se lo había comentado a Lulu. Ante la presión de Edgar para que le dijera la verdad, Lulu no tuvo más remedio que decirle que Ángela lo había visto con una chica y asumió que era su novia.

"¿Qué? No tengo idea de lo qué hablas", respondió Ángela. Bajó la cabeza en un intento por comprender de lo que estaba hablando y luego logró recordar un día específico que pensó que podía ser relevante. Entonces respondió: "Un día vi a una chica entrar a un auto contigo. ¿Acaso no era tu novia?".

"¿Una chica en mi carro?", Edgar intentó recordar por un rato y luego comprendió a quién se refería Ángela. "¡Claro que no! Ella es una de mis amigas y se había torcido el tobillo, así que la llevé al hospital. Eso fue todo", respondió él.

"¡Ah, ya veo!", Ángela parecía haberse dado cuenta de su error.

"¿Qué cosa?"

"El punto es que no tienes novia. ¡Espera! ¿Por qué me estas diciendo esto? ¿A quién le importa? Ya soy una mujer casada, así que no te hagas ilusiones conmigo". Dio un paso atrás y fingió hacerse la víctima.

... Sus palabras hicieron que Edgar se enojara, pero él no podía hacerle nada.

Por poco culpa a Ángela, pero no lo logró.

Su extraño comportamiento le parecía divertido, así que ella le respondió: "¡Sólo estoy bromeando!". Edgar nunca había sido su tipo.

Mi tampoco había existido química entre ellos.

Edgar le dio una palmadita en la cabeza y respondió: "¿Sabías que he estado soltero durante varios meses por lo que dijiste?".

"¿Y qué fue lo que dije?" Ángela estaba tan confundida que no lograba entender lo que él trataba de decirle. ¿Por qué lo que ella había comentado en el pasado afectaría su relación con otras chicas?

Su confusión al respecto demostraba su inocencia.

Se encontraba esperando un bebé, así que era mejor no gritarle.

Está bien. Intentó convencerse de que debía ser más tolerante y comprensivo con una mujer embarazada.

"¡Está bien! Cuídate. ¡Me buscaré una novia!". Tras haber resuelto la confusión,

asual negro y quien cargaba una mochila, tocó el timbre de la puerta de la familia Zhen.

La mucama abrió la puerta y, al ver quién era, la expresión de su rostro cambió. Saludó a la invitada con un tono extraño: "Señorita Yin".

"Y bien, ¿se encuentra Nita en casa?"

"Ella..." La mucama vaciló: "Por favor, espere un momento".

"Está bien". Intentó apoyarse contra la pared.

Cada día estaba más débil y sabía que no le quedaba mucho tiempo, así que se escabulló del hospital para hacerse cargo de algunos asuntos que tenía pendientes.

Francisca escuchó que Raquel se encontraba en la puerta, así que fue a abrirla personalmente.

Y, efectivamente, Raquel estaba parada allí. Francisca preguntó: "¿Por qué vino aquí?"

Raquel intentó fingir una sonrisa, "Tía, no sé cuánto tiempo me queda, así que solo quería visitar a mis amigos. Después de todo, Nita y yo éramos amigas".

Fransica suspiró: "Raquel, lamento que mi hija le haya causado tanto dolor. Tenga por seguro que la vigilaré de ahora en adelante". Francisca sólo esperaba que Álvaro perdonara a su hija.

"Está bien, tía, sólo quiero verla una última vez".

Su voz era suave y Francisca la miró con simpatía mientras unas gotas de sudor comenzaban a caer por su frente. Francisca no pudo evitar sentir pena por ella.

Así que la guió hasta la habitación de Nita.

Subieron las escaleras y entraron en la habitación, donde una figura enfermiza y demacrada yacía en la cama.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir