ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1709 ¿Cuál madre

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7354

Actualizado: 2019-06-19 00:17


Álvaro se apresuró a alcanzarla, le puso la mano en el hombro y le dijo: "¡Cariño! No camines tan rápido, o te torcerás el tobillo".

Para poder escapar del brazo de Álvaro, Ángela se hizo a un lado, pero ella tropezó con algo, haciéndola saltar hacia adelante.

Inesperadamente, no estaba asustada, ni soltó un grito.

Estaba segura de que alguien la sujetaría.

Como lo había esperado, un hombre estiró los brazos para atraparla. Después, la presionó contra una pared a lo largo del corredor.

Sostuvo sus manos contra la pared a ambos lados de Ángela y tomó una postura íntima con ella.

La miró a los ojos y le preguntó: "¿Cómo puedes ser tan descuidada? ¿Acaso no le temes a nada?".

Ángela le lanzó una mirada de desprecio y agitó la mano para negárselo.

Ella no lo dijo en voz alta en caso de que otros los estuvieran escuchando.

Se dio cuenta de que su pie estirado fue el culpable de su tropiezo cuando se cayó. ...

Álvaro sonrió y la apretó contra su pecho. "Llegaré tarde a la reunión. No seas malcriada. ¡Vámonos!", dijo él.

Lo que Álvaro dijo hizo que la gente a su alrededor se emocionara. Apretaron los dientes para evitar soltar gritos.

Ángela tuvo que fingir que lo estaba haciendo a propósito. Ella le dio una sonrisa falsa y caminó hacia adelante junto con Álvaro. "¡Quítame las manos de encima!", le advirtió ella en voz baja.

"Está bien". Álvaro la soltó, y después de que ella pudiera pararse sola, siguieron caminando en dirección a la oficina.

...

Era común ver que Álvaro persiguiera en público a Ángela.

Para poder perseguir a Ángela, Álvaro a menudo hacía cosas notorias que eran mencionadas por las autoridades del hospital. Lo reprochaban por romper las regulaciones del hospital y por ignorar su posición como director interino del hospital.

Pero a Álvaro, no importaba, no era para tanto.

En realidad, Álvaro coqueteaba con Ángela solo durante su descanso.

Todavía solía ser ese Álvaro insensible la mayor parte del día.

Antes de que entraran en la oficina, Ángela dijo: "Creo que necesitas ser examinado por el Departamento de Neurología. Puedo ver que tienes síntomas de esquizofrenia".

Si él no tenía esquizofrenia,

preguntó Ángela sin pensarlo detenidamente.

Pero de inmediato, ella lamentó haber hecho una pregunta tan estúpida. Ella había negado su relación con Álvaro, por lo que ahora no tenía suegra. La única madre que tenía era la propia.

Álvaro sonrió y dijo: "Tu madre... mi suegra".

"¿Tu suegra?", Ángela retiró su mano rápidamente. Luego, ella se burló de él: "Puedes casarte con cualquier chica en este país y divorciarte de ella tan pronto como quieras. De esta manera, ¡tendrás innumerables suegras!".

Álvaro se quedó sin palabras por la vergüenza.

Gonzalo se echó a reír de inmediato.

Para evitar el puño de Álvaro, Gonzalo se levantó de inmediato y corrió hacia la parte trasera de la puerta. "¡Sigue luchando, Álvaro! ¡Ángela no te ha perdonado!", dijo burlándose de Álvaro.

Sus palabras lastimaron los sentimientos de Álvaro.

Álvaro nunca había esperado que su esposa fuera tan difícil de persuadir.

Habían pasado casi tres años desde que comenzó a cortejarla de nuevo. Pero él todavía no se había ganado su corazón.

Por primera vez en su vida, se sentía como un perdedor.

De repente, caminó directo en dirección a Ángela y la besó violentamente. Gonzalo dejó escapar un grito de sorpresa.

"¡Guácala! ¡Es incómodo para mí verte hacer esto!", se quejó Gonzalo. Luego, les cerró la puerta y se fue rápidamente.

Ángela estaba desconcertada. '¿Qué le pasa a Álvaro? ¡Tal vez necesita que lo vuelvan a patear!', pensó en su mente.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir