ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1713 Cómo disfrutan de jugar el uno con el otro

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 9055

Actualizado: 2019-06-20 23:16


Por coincidencia, durante la estadía de Ángela en la ciudad J, el Hospital Yao estaba preparando una ceremonia para celebrar su centenario.

Aquel hospital fue fundado por los antepasados de Álvaro. Al principio, solo era una pequeña clínica y gradualmente se volvió en el hospital general conjunto que era actualmente.

Como actual director del hospital, Álvaro debía asistir a la ceremonia.

Un día antes de la ceremonia, él le pidió a Mariso que enviara un conjunto de lujosas joyas y un hermoso vestido de noche para su esposa.

"Señora Gu, mañana por la noche hay una gran fiesta por el centenario del hospital. Para el evento se han invitado a honorables personas. Señora Gu, como esposa del Director, también será el centro de atención. Por ello, el señor Gu ha elegido este vestido de noche y este conjunto de perlas para usted. Por favor, asista a la ceremonia", dijo Mariso.

Ángela miró al asistente, quien tenía una sonrisa cortés, con los ojos entrecerrados y luego dirigió sus ojos hacia la caja que estaba maravillosamente empaquetada frente a ella. '¿Asistir a la ceremonia con Álvaro?'. "No, lo siento. Pero no voy a asistir", se negó ella.

'¿Por qué no me invita él mismo? ¿Por qué le pidió a alguien que me trajera el mensaje? ¡Eh!', pensó Ángela enojada.

Mariso estaba desconcertado. Álvaro lo había amenazado con su trabajo. Si él no podía convencer a la esposa de su jefe de que asistiera a la fiesta de mañana, lo despedirían.

Él se sintió arrepentido por su propia incompetencia. Debido a que su jefe le había dado una de las tareas más difíciles de cumplir.

"Señora Gu, señorita Si, Ángela, por favor..." Mariso fingió llorar y suplicó: "Mis padres han tomado a su esposo como mi benefactor desde que empecé a trabajar para él. Siempre han pensado muy bien de usted, así que, por favor, se lo ruego, no les de una mala impresión. No quisiera que pensaran que usted es una mala persona".

Ángela estaba confundida y preguntó: "¿Cómo me haría eso una mala persona?".

"¡Me hará perder mi trabajo! El señor Gu dijo que si no asiste a la ceremonia de mañana, me despedirá".

Ella se quedó sin habla. '¡Madera, denme un pedazo de madera! ¡Necesito golpear a Álvaro hasta matarlo con eso! ¡Qué horrible hombre! ¡Un zorro astuto!'. Maldijo enfadada en sus pensamientos.

Ella pensó por un momento y respondió: "Dile que no iré. Sus amenazas no funcionarán en mí".

Mariso torció la cara con torpeza y casi se arrodilló porque sus piernas estaban débiles. Pidió piedad de nuevo, "Ángela ... Encantadora Ángela... Querida señora Gu, por favor considérelo de nuevo. Mis padres están envejeciendo, no quiero decepcionarlos, porque temo que puedan tener ataques al corazó

sé que habías dicho que no ibas a venir?", Álvaro susurró en sus oídos.

"Pensándolo bien, temía que empezaras a buscar una madrastra para mis hijos", dijo Ángela mientras sostenía íntimamente su brazo. Ella entró con él, con sus zapatos de tacón alto adornados con cristales.

Los invitados notaron el cambio de humor en el hombre sin emociones, ahora él estaba mirando a su esposa con ojos llenos de amor y ternura.

Todos estaban en shock.

Gonzalo estaba allí en nombre de la familia Si y debido a la presencia de Ángela, también se convirtió en el foco principal de la admiración de todos.

Uno de los invitados junto a él dijo: "Señor Si, ¡el señor Gu trata a su hermana tan bien! Realmente te admiramos".

"Su hermana es tan afortunada. Ella nació en la muy respetada familia Si, ¡y también ha encontrado su verdadero amor en la familia Gu!", dijo otro invitado.

"Señor Si, es tan perfecto y ahora también tiene un destacado cuñado. ¡Oh, cuánto le admiro!"

...

Gonzalo rió y respondió con orgullo: "Ella es mi hermana. Por supuesto, ella se merece lo mejor".

Ángela y Álvaro se acercaron a él después de haber saludado a los mayores de la familia Gu.

"Hermano, ¿dónde está mi cuñada?" preguntó Ángela mientras miraba a Gonzalo con curiosidad.

Él brindó con su cuñado y le dijo a su hermana: "Estrella está en un viaje de negocios urgente en Los Ángeles, así que tuve que venir solo". Levantó las cejas y los miró preguntando: "¿Se las arreglaron para hacer las pases?".

Álvaro lo miró fríamente. ¿No podría ayudar sin mencionar eso al menos por el momento?

Ángela inclinó la cabeza hacia el hombro de su esposo, como muestra de afecto y dijo: "Hermano, ¿soy una mujer tan generosa y amable en tus ojos?". ¡Por supuesto no! Ella misma creía que era muy intolerante.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir