ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1718 Solo déjala llorar

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7150

Actualizado: 2019-06-22 00:17


¿Por qué Ángela lloraría a escondidas? Era debido a que su familia le dijo muchas veces que Álvaro lamentaba lo que había hecho y quería compensar sus errores, por lo que esperaban que Ángela pudiera perdonarlo y regresar a Ciudad J junto con Álvaro.

Si ella llorara ante su familia, no mostrarían simpatía por ella.

Mientras pensaba en esto, lloró aún más fuerte.

Fuera de la puerta, sus padres escucharon el sonido que venía de la habitación de Ángela. "¡Escucha! ¡Ángela está llorando!", dijo Daisy en voz baja.

Al oír llorar a su hija, Chuck se preocupó y estaba a punto de entrar en su habitación para consolarla.

Pero fue detenido por Daisy. "No te preocupes. Solo déjala llorar. Su suegra y yo la hemos estado persuadiendo incontables veces para que regrese a Ciudad J y viva con Álvaro, ¡pero ella nunca nos ha hecho caso! Ahora ella está celosa de la mujer que pretende a Álvaro, pero se niega a admitirlo. ¿Cómo podía ser tan terca?".

Si Álvaro supiera que Ángela estaba llorando por él, le rompería el corazón.

Chuck se disculpó de inmediato con Daisy: "Lo siento. Nuestra Ángela es terca porque ella es mi hija. Tenemos características muy similares".

Daisy asintió con la cabeza y dijo: "Todos pueden darse cuenta de que Ángela ama a Álvaro. No entiendo por qué se resiste. ¡Vayamos abajo para cuidar a sus bebés y darle más tiempo para que piense en su relación con Álvaro!"

Chuck todavía estaba preocupado por su hija y quería consolarla, pero Daisy se lo llevó a rastras.

La noticia de que el matrimonio de Álvaro y Ángela estaba en peligro se había extendido por todo el país desde que Álvaro fue descubierto con otra mujer. Algunas personas incluso suponían que ellos estuvieron divorciados durante tres años. Muchas mujeres esperaban que se confirmara la noticia, con la finalidad de que pudieran emprender acciones para acechar a Álvaro.

En una sala VIP privada de un club en Ciudad J.

"¡Pum!" Álvaro aventó sobre la mesa una pila de fotos frente a un hombre de cabello rubio, Marcos.

Al ver la fría mirada de Álvaro, Marcos bajó la cabeza a causa del miedo. Luego, recogió las fotos co

ieran.

En la tienda de zapatos y sombreros para niños, los dos niños seleccionaron por su propia cuenta lo que les gustaba. Ángela también estaba mirando los zapatos mientras los vigilaba cuidadosamente.

Sebastián tomó un sombrero rojo y se lo puso. Después, él le habló a Ángela: "¡Mamá, mira!".

Ángela se volteó para mirarlo y le hizo gracia Sebastián. Él posó como el modelo del cartel de la tienda y le guiñó un ojo.

Ángela se echó a reír y le preguntó: "¿Te gusta este sombrero?

Te lo compraré si quieres usarlo". Sebastián tenía una piel clara y se veía guapo con ese sombrero rojo.

Saúl lanzó una mirada de desprecio a su hermano y dijo con indiferencia: "¡Idiota!".

Sebastián pensó por un momento. Entonces, le preguntó con intriga a Saúl: "¿Qué es idiota?".

Saúl se burló y le mintió: "¡Significa lindo!".

Sebastián no se dio cuenta de que Saúl lo estaba engañando, por lo que mantuvo el significado de esta palabra en su mente.

Cuando salieron de la tienda, Ángela le dio las cosas que compró a un guardaespaldas. Luego, siguieron caminando de la mano alrededor del centro comercial.

Cuando llegaron a una tienda de ropa para hombres, ella parecía haber recordado algo que la molestó un poco.

De repente, oyó que el guardaespaldas detrás de ella decía: "Están en el cuarto piso".

Pero ella lo ignoró y observó a los dos niños que corrían hacia el pequeño parque de diversiones.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir