ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1721 Me casaré contigo.

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8195

Actualizado: 2019-06-22 10:58


En el tercer día, Ángela intentó hacer algo directamente con su marido, pero ¿cómo podría vencerlo...?

Ella estaba pensando en crear algunas sustancias que la ayudarían a escapar.

Pero de forma inesperada, Álvaro había trasladado el laboratorio de investigación que se suponía que debía estar dentro de la mansión hacia

un lugar desconocido.

Al cuarto día, Ángela protestó usando el método más simple: ¡amenazando!

Uno de los guardaespaldas llamó a Álvaro justo cuando tenía una reunión en el hospital: "Sr. Gu, su esposa... ella... se puso un cuchillo en el cuello...".

El guardia se detuvo, pero Álvaro sabía lo que quería decir.

Él le dijo al guardaespaldas con indiferencia: "Sólo dile que sus dos hijos tendrán una nueva madre si ella muere, si no le importa, entonces puede seguir adelante con lo que quiera hacer". Álvaro no preguntó si Ángela intentaba escapar porque sabía que ciertamente su esposa intentaría hacerlo por cualquier medio.

Pero a pesar de lo que había dicho, él terminó la reunión apresuradamente y corrió a la Mansión Shengfeng.

Al ver lo que estaba sucediendo en el apartamento, la cara de Álvaro se endureció.

Su esposa, quien llevaba el vestido de hombros descubiertos que él le había comprado, estaba sonriendo alegremente al guardia y le dijo: "¡Oye, chico guapo! ¡Por favor! ¡Déjame ir! ¡Recordaré tu gran amabilidad para siempre!".

Al oír a Ángela hablarle a otro hombre con una voz tan suave, el rostro de Álvaro se endureció aún más.

El guardia, que estaba de pie con la espalda hacia la puerta, negó inmediatamente con la cabeza y dijo: "Sra. Gu, me retiro de aquí, por favor no vuelva a hacer eso, de lo contrario sus hijos tendrán una nueva mamá, ¡no vale la pena hacer tonterías!".

Como no funcionó su táctica de seducir al guardia, Ángela pensó que podría estar envejeciendo y quizás ya no era tan bonita como pensaba. Al ver que el guardaespaldas se iba, golpeó la mesa y gritó enojada: "Trae a Álvaro aquí, ¡me divorciaré de él!".

En ese momento, Álvaro apareció...

Ella parpadeó y se frotó los ojos rápidamente, ¿qué hacía él aquí?

De todos modos, aparentemente Ángela estaba volviéndose loca. Entonces se arrojó sobre su esposo, golpeándolo, y dijo: "¡Eres un maldito! ¡Déjame ir! ¡Le pediré a Gerardo que te denuncie! ¡Me estás privando de mi libertad! ¡Bastardo! ¡Me divorciaré de ti! ¡Te juro que me divorciaré de ti!". ¡Definitivamente Ángela se moriría de aburr

Álvaro!

En la casa de la familia Gu, Ángela abrazó fuertemente a sus dos hijos y les besó sus caritas durante un largo rato, Sebastián parpadeó y le preguntó: "Mamá, no te he visto durante días, ¿dónde has estado?".

"Yo tampoco... mamá, ¿por qué no nos llamaste?", dijo Saúl con seriedad.

Ambos se habrían preocupado por su mamá si su padre no les hubiera dicho que ella tenía que irse de viaje de negocios al extranjero, pero ¿a dónde fue ella?

Ángela no podía decirles que había sido encarcelada por su propio buen padre, ¿cómo podría decir eso? Entonces Ángela sonrió torpemente y dijo: "Fui a un viaje de negocios".

Después de todo, ellos eran unos niños y fácilmente serían engañados por la excusa de su madre.

Dado que ella le había prometido a Álvaro una ceremonia de boda, llamó a Chuck y renunció a su puesto como Directora del Hospital Privado de Chengyang.

Poco después, recibió una llamada de su hermano, "Oye, ¿por qué renunciaste? ¿Estás loca?".

"¿Qué?", respondió Ángela. ¿Acaso Gonzalo quería renunciar a la oportunidad de convertirse en el director del hospital? ¿No estaba siendo su hermano demasiado tonto?

"¡Si no quieres ser la directora, tu esposo puede hacerlo! ¡Tu marido es tan capaz que ciertamente puede administrar el Hospital Yao y el Hospital Privado de Chengyang al mismo tiempo!", respondió Gonzalo. Por supuesto que podría, nada más que estaría más ocupado... ¡pero si Álvaro no se hacía cargo del hospital, Gonzalo tendría una carga de trabajo aún más grande!

Ángela puso los ojos en blanco y dijo: "¿Tuviste un momento fácil y relajado cuando mi marido estaba a cargo?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir