ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1727 Se necesita un poco de castigo físico para criar a un buen hijo

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 9896

Actualizado: 2019-06-25 00:07


Álvaro miró su reloj de pulsera y vio que eran casi las once en punto, así que dio unas palmaditas en el hombro de Edgar y dijo: "Se está haciendo tarde, así que no voy a invitarte a la casa esta noche, por favor vuelve a tu casa, la nieve podría subir su nivel más tarde y eso será un verdadero problema".

"Está bien, por favor envía mis saludos a Ángela, creo que es momento de irme", dijo Edgar.

"Está bien".

Cuando Álvaro entró a su habitación, vio a Lulu susurrándole unas palabras a Ángela. Al ver a su hermano, Lulu inmediatamente salió corriendo de la alcoba tan rápido como pudo.

Álvaro frunció el ceño mientras percibía el aroma del alcohol flotando en el aire. '¿No fue Edgar quien bebió esta noche?', se preguntó a sí mismo.

"¿Por qué estás frunciendo el ceño? ¡Asustaste a tu hermana!", Ángela se acercó de puntitas a él y alisó sus cejas fruncidas con sus delicados dedos.

"Si Lulu se comportara bien, no sería tan estricto con ella como lo soy ahora", dijo Álvaro abrazándola.

"Está bien, tómalo con calma, ella ya tiene novio, no te preocupes tanto", aseguró Ángela. Edgar era un buen hombre, por lo que ella creía que sería capaz de cuidar a Lulu.

"Está bien, lo sé, ¿Se portaron bien nuestros hijos hoy?", Álvaro le preguntó, besó sus mejillas y luego su cuello...

"Sebastián preguntó cuánto dinero de bolsillo rojo le vas a dar para el Año Nuevo Lunar, si el dinero no es suficiente, él y Saúl me llevarán de regreso al País C", dijo Ángela empujando a Álvaro. (*Es una costumbre que los adultos den bolsillos rojos a los niños en el Año Nuevo Lunar)

Ángela suspiró cuando pensó en su travieso hijo mayor, Sebastián era demasiado inquieto, mientras que Saúl era mucho más tranquilo. Ella pensó que los dos hermanos deberían aprender el uno del otro y crear un equilibrio.

Al escucharla, Álvaro levantó las cejas y dijo: "¡Pídele que me espere hasta mañana!". '¿Cómo se atreve a intentar quitarme a mi esposa? Ese mocoso... Tengo que darle una lección', pensó él.

Álvaro necesitaba realizar una cirugía mañana por la mañana, por lo que saldría temprano, no tendría tiempo para castigar a Sebastián hasta que regresara del trabajo.

"¿Por qué? ¿Qué vas a hacer?", preguntó Ángela.

"¡Se necesita un poco de castigo físico para criar a un buen hijo!", dijo Álvaro convencido.

Su esposa estaba estupefacta, ¿acaso se refería a golpear a Sebastián? "Cariño, Sebastián es un chico encantador, ¿serías capaz de golpearlo?".

Para hacer que su esposo se calmara, Ángela lo besó en la mejilla para tranquilizarlo.

"¿Qué tal si te sacrificas por él? Lo dejaré libre si lo haces...", dijo Álvaro bromeando.

"Mañana le pediré a la abuela que te dé un poco de medicina china, de lo contrario, me temo que tu cuerpo no podría soportarlo más", dijo Ángela pellizcando la oreja de su marido y bromeando al mismo tiempo.

"Estaría de acuerdo en tomar la medicina, pero si lo tomo, me temo que extrañarás mucho a tu

estabas cometiendo".

'Álvaro ha hecho muchas cosas por mí a mis espaldas ...', Ángela confió en las palabras de Nancy porque su esposo no sólo había hecho muchas cosas en secreto, sino que también la había tratado muy bien delante de ella... Álvaro la trataba tan bien que incluso Daisy quería golpearla por ser tan obstinada.

Ángela suspiró.

Se tenía cargo moral al pensar en todo lo que su marido había hecho por ella.

Álvaro era un hombre muy inteligente... pero, ¿por qué era tan estúpido como para haberse atormentado a sí mismo por amarla?

Ángela sollozó y sus ojos se enrojecieron cuando recordó lo bien que su esposo la había tratado durante todos estos años.

Afortunadamente, ella ya lo había perdonado, de lo contrario, no podría encontrar a otro hombre que la amara tanto como él.

Inmediatamente después sacó su teléfono y le envió un mensaje de WeChat a Álvaro: "Cariño, te amo, ¡te amo mucho!".

Nancy suspiró aliviada, durante los últimos dos años, cada vez que llamaba a Ángela, ésta le decía que ya no podía resistir más y que sentía que iba a perdonar a Álvaro en cualquier momento...

Pero cuando recordaba a Raquel Yin, reprimía sus sentimientos y decidía no perdonar a su marido.

Nancy por supuesto, podía entender por qué Angela se sentía así, pero ella siempre se enfrentaría a su amiga. "Si no puedes perdonarlo, ¡entonces divorciate de él ahora mismo!", diría ella.

Pero Ángela contestaría: "¡Él no acepta divorciarse de mí! Se lo he mencionado muchas veces".

... Nancy realmente quería decirle a Ángela que tenía un padre y hermano que eran jurados, ambos unos abogados destacados.

Si ella realmente quisiera divorciarse de Álvaro, ya habría tenido éxito con el apoyo de ellos. El hecho era que Ángela nunca había querido hacerlo, Nancy era muy consciente de eso, pero no lo expuso frente a ella, ya que era demasiado obstinada, Ángela sólo era fuerte cuando se trataba de decir cosas que probablemente no haría.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir