ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1732 Hay muchas bellezas en el hospital

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8579

Actualizado: 2019-06-26 02:25


¿Álvaro realmente iba a financiar un concierto de Marcos? Eso sonaba como el tipo de cosas que Álvaro haría.

Cuando descubrió que ella estaba calmada, Álvaro le explicó rápidamente a Ángela: "Lo que le dije anoche sobre Aarón era solo una broma, yo quería molestarlo. Tú eres mi esposa, y Marta es la esposa de Aarón. Nunca le prestes atención a lo que dice Aarón, no hay comparación entre Marta y tú. Tú eres la única mujer que amo verdadera y profundamente. Claro que esto no quiere decir que Marta no sea buena, pero ella no es mi complemento, en cambio, tú eres tan adorable, que por eso te amo tanto".

Álvaro la siguió al baño mientras le hablaba.

Ángela lo miró y comenzó a lavarse los dientes. "No voy a confiar más en ti", dijo Ángela.

"¿Quieres ir al concierto de Marcos?"

"¿Cuándo?", ella no rechazó su propuesta.

"¿Cuándo quieres ir?", Álvaro haría lo ella deseara.

Después de pensar por un momento, Ángela respondió: "Vamos después del Año Nuevo Lunar".

Después de todo, Marcos tenía que regresar a Mando Golfo para celebrar el Año Nuevo, y Ángela no iba a interponerse en la celebración familiar de un día tan festivo.

"Bueno, estoy de acuerdo contigo, creo que luego del Año Nuevo es perfecto".

Álvaro todavía estaba en el dormitorio cuando Ángela salió del baño, entonces sacó un ramo de rosas y dijo: "Cariño, lo siento. Por favor no te enojes conmigo. Ven aquí, quiero disculparme contigo".

Tan pronto como terminó de hablar, le entregó las flores. ¡Eran noventa y nueve rosas en total!

Él le había pedido a Mariso que ordenara el ramo de flores en la noche y que entregaran las flores a las ocho de la mañana.

Tenía la intención de sorprender a Ángela con las hermosas flores cuando se despertara en la mañana.

Finalmente, Ángela se sintió aliviada por el dulce aroma de las rosas, suspiró con calma y sonrió suavemente. ¡Qué hombre tan astuto! él siempre sabía como hacerla feliz.

Ángela hizo un puchero y dijo: "Bueno, lo dejaré pasar esta vez. Incluso si realmente te gusta Marta, tú no le gustas a ella. Eres un hombre frío como el hielo y estoy segura que nadie, excepto yo podría soportarte".

Álvaro sonrió después de escuchar esto y luego besó suavemente sus labios. "Sí cariño, tienes razón, eres la única mujer en el mundo que me amaría".

... ... Repentinamente en el rostro de Ángela apareció una mirada de culpabilidad al escuchar esto.

Puso las flores en un jarrón y bajó las escaleras tomada de la mano de Álvaro.

En el comedor, Hugo y Taina estaban cuidando a los tres niños que estaba

trataba de borrar la amargura en las profundidades de su corazón. "A casi todas las mujeres les gustan las flores", agregó.

¿Casi todas las mujeres? Entonces a ella también le debían gustar las flores.

Aarón asintió levemente y caminó hacia el guardarropa.

Al mirar su espalda, Marta apretó el tónico que acababa de tomar, mientras el dolor aparecía en su mirada.

Después de cambiarse de ropa, Aarón se encontró con Marta en la puerta del guardarropa cuando ella estaba a punto de entrar a vestirse.

Sin decirle nada, él caminó hacia su tocador y tiró todos sus cosméticos al bote de basura, mientras ella desaparecía al cerrar la puerta del guardarropa.

Marta bajó las escaleras rápidamente, estaba corriendo porque iba tarde esa mañana, así que ella no tenía idea que sus cosméticos habían sido tirados a la basura.

Eran casi las cinco de la tarde.

cuando un Rolls Royce se detuvo en la puerta principal del Grupo Ji. Media hora más tarde, el propietario del Rolls Royce finalmente vio a la persona que había estado esperando.

Sin embargo, ella estaba con otro hombre. Mientras caminaban, ellos hablaban y reían.

El hombre sentado en el asiento trasero frunció el ceño al ver esto.

"Señor Aarón, es la señora Marta!", el conductor le recordó amablemente.

"Lo sé", respondió Aarón con impaciencia, y luego abrió la puerta del auto para salir.

El auto de lujo era bastante llamativo, sin embargo, éste llamó más la atención cuando un hombre guapo salió del automóvil.

Marta no esperaba ver a Aarón allí, así que se detuvo abruptamente. ¿Qué lo trajo allí?

Aarón sacó un ramo de rosas amarillas del baúl del auto, mientras ella todavía estaba asombrada de verlo allí.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir