ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1734 Feliz Año Nuevo

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8156

Actualizado: 2019-06-27 00:07


No pudo rechazar la solicitud de Aarón, así que aceptó la tarjeta.

Marta tenía la tarjeta en su mano izquierda y Aarón sujetaba con fuerza su mano derecha, mientras subían juntos al auto.

Esa noche cuando estaba en la ducha, se preguntó por qué Aarón de repente la estaba tratando tan bien...

Cuando salió del baño, vio que Aarón todavía estaba tratando de convencer a Valeria para que durmiera en la habitación contigua. Marta tenía la intención de ocupar su lugar después de haberse preparado.

Pero... todos sus viejos cosméticos y productos para el cuidado de la piel habían desaparecido.

Habían sido reemplazados por productos para el cuidado de la piel de varias marcas lujosas. Cada lote de productos costaba aproximadamente unos diez mil...

Aparte de estos, había todo tipo de esencias, máscaras, cremas de noche, cremas de día, etc. 'Estos productos son muy costosos.

Todo esto costaría al menos decenas de miles en total', reflexionó.

Se puso rápidamente el pijama y se dirigió a la habitación de al lado. Ángela le estaba leyendo un cuento antes de dormir a los tres niños. Ángela sonrió a Marta cuando la vio entrar y luego continuó leyendo el cuento a los niños.

Aarón se sentó cerca de la cama de su hija, mirándola dulcemente.

Marta se acercó a él, y luego tiró de su camisa mientras le preguntaba: "¿estos productos para el cuidado de la piel son para...?"

"Sí, le pedí a mi asistente que te los comprara". De hecho, Aarón había ido él mismo al centro comercial y había seleccionado esos productos para ella. Luego, le pidió a su asistente que le entregara los productos en su casa. Había botado el empaque de los productos porque tenía miedo de que ella no quisiera usarlos una vez que supiera sus precios.

"Son demasiado caros...". Marta había vivido una vida acomodada antes de que la compañía de su padre enfrentara la crisis.

Aparte de eso, su padre se había casado con otra mujer, y ella se había convertido en una persona frugal desde entonces.

Aarón acarició suavemente la cabeza de Valeria con suavidad y dijo en voz baja: "Mi amor, que duermas bien. Que sueñes con angelitos".

"¡Buenas noches, mamá y papá!"

Aarón y Marta salieron de la habitación. Volvieron a su habitación y cerraron la puerta. Aarón se acercó a la mesa de donde disponía los productos cosméticos y abrió una botella de agua tónica. Él dijo: "¿No lo vas a usar? Ahora que no te gusta, tengo que derramarlo

a feliz frente a su papá, él estaría encantado de darles los hermosos sobres rojos.

Álvaro le dio a los gemelos un sobre rojo a cada uno, y uno a Valeria.

Pero los gemelos permanecieron allí y no se movieron. Álvaro los miró confundido.

Los gemelos se miraron. Entonces Saúl dijo: "Papá, te deseo lo mejor".

Álvaro sonrió un poco, y luego le dio a Saúl otro sobre rojo.

Sebastián le siguió inmediatamente: "¡Papá, deseo que tengas una vida prometedora!".

Valeria dijo: "Tío, te deseo... Te deseo..." '¿Qué me enseñó la tía?', se preguntó Valeria. Después de pensarlo un rato y con la ayuda de la pista de Taina, Valeria finalmente lo recordó. Ella dijo: "¡Joven!".

Álvaro se echó a reír cuando oyó eso. Pronto, los sirvientes y Taina se divirtieron con los tres niños.

Álvaro había preparado muchos sobres rojos porque sabía que había muchos niños en la casa. Luego, tomó varios gruesos sobres rojos y se los dio a Valeria.

Saúl empezó inmediatamente: "¡Papá, te deseo seguridad!"

Sebastián siguió, "¡Salud!"

Valeria dijo: "Fe... Fe... Fe... "Feliz".

Saúl dijo: "¡Éxitos!"

Sebastián dijo: "¡Prosperidad!"

Valeria tartamudeó, "Su... Su... Después de hacer una pausa, todavía no podía recordar cómo pronunciar la palabra. Miró a Álvaro y comenzó a llorar.

Álvaro se agachó y la consoló: "No llores, cariño. Yo creo que puedes hacerlo. Piénsalo cuidadosamente y luego dímelo". La miró con ternura.

La niña era muy inteligente; además, le habían enseñado previamente qué decir. Dejó de llorar y dijo: "Suerte".

Se rió alegremente cuando recibió dos gruesos sobres rojos de Álvaro.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir