ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1735 Isla Ala de Ángel

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8847

Actualizado: 2019-06-27 00:17


Saúl sostuvo el brazo de Álvaro y dijo: "Papá, conozco una expresión más de bendición". 'Pues mamá nos ha enseñado muchas frases buenas', pensó él.

Álvaro levantó las cejas y miró a Saúl con curiosidad. '¡Estos ingeniosos niños! ¿Cómo pudieron aprender tantas expresiones a los dos años? Alguien debió enseñarles bien'.

Álvaro supuso que la autora podría haber sido su esposa, Aarón o Lulu.

Acertó a la primera, porque la mujer estaba ahora en su habitación, cubriéndose con el edredón mientras reía.

"¡Papá, deseo que seas perfecto en todos los aspectos!", dijo Saúl.

Álvaro le entregó dinero en un sobre rojo.

Sebastián dijo con entusiasmo: "¡Que todo en la vida salga como lo deseas!".

Valeria vio que sus dos primos menores ya tenían en sus manos muchos sobres rojos, pero no conocía más expresiones de bendición. "Buah... buah...", se puso a llorar.

Álvaro le dio unas palmaditas en la cabeza y le dio otro sobre rojo para consolarla. "No llores, te daré uno más".

La niña dejó de llorar casi al instante, lo que divirtió mucho a los adultos.

Después de haberlo engañado con éxito, los tres niños se dieron la vuelta y estaban a punto de irse a la ducha, pero Álvaro los detuvo, señaló la puerta cerrada de la habitación de Aarón y preguntó: "¿Quieren más sobres rojos?".

Los gemelos miraron en esa dirección y al instante comprendieron lo que había querido decir. Fueron con Valeria a tocar la puerta de Aarón y dijeron en voz alta: "Tío Aarón, ya amaneció, es hora de levantarse...".

Álvaro cerró la puerta detrás de él y se metió bajo el edredón. Arrastró y sostuvo a la mujer entretenida entre sus brazos. Al ver la astuta sonrisa en su rostro, Álvaro sabía que, en efecto, ¡la autora había sido Ángela!

"Cariño, ¿cómo te atreves a conspirar con los niños para engañarme?". Le dijo mientras movía sus dedos juguetonamente sobre sus hombros.

Ángela gritó, le dio una palmada en la mano y dijo: "¡Sal de la cama ahora! Es el primer día del Festival de Primavera".

Era raro que Álvaro tuviera la oportunidad de quedarse en cama hasta tarde, así que abrazó a su esposa y disfrutó de algunos momentos más de romance con ella en la cama. Luego, de mala gana, se tuvieron que levantar.

En el dormitorio contiguo, Aarón no esperaba que los niños lo engañaran de esa forma, así que no les había preparado suficientes sobres rojos. Al final, al ver la cara de ilusión de los niños, Aarón sacó un fajo de billetes y lo dividió entre los tres.

Al entrar en la habitación de Lulu, los pequeños sostenían sus sobres rojos y el dinero.

Allí dentro, Lulu se paró frente a los tres, extendió sus manos y dijo

cautelosamente mientras las otras personas los miraban con toda la felicidad.

Cuando los gemelos descubrieron que su madre iba a tener otro bebé, saltaron con entusiasmo de la emoción. Sebastián unió sus manos y oró: "Rey Mono, Hombre Araña, Ultraman... por favor bendigan el vientre de mamá con una niña..."

'¿Rey Mono? ¿Hombre Araña?', los mayores que allí se encontraban se divertían con las adorables palabras de Sebastián.

Un mes antes de la ceremonia de boda, Álvaro pidió a los diseñadores que cambiaran la talla del vestido de novia de Ángela.

Luego llegó la primavera.

La gente estaba expectante porque la fecha de la boda de Álvaro y Ángela se acercaba.

No fue si no hasta el día antes de la boda que Ángela se enteró de que la ceremonia se llevaría a cabo en una isla.

La isla tenía un nombre extraño. Se llamaba Isla Ala de Ángel.

Por supuesto, fue a Ángela a quien se le había ocurrido ese nombre tan extraño.

"Ángel" representaba a Ángela, y "Ala" hacía referencia a Álvaro, porque ella siempre lo llamaba así... Así que la llamó "Isla Ala de Ángel"... Ella pensaba que era un buen nombre. Un nombre apropiado.

A la mañana siguiente, en la casa de la familia Gu, Álvaro y sus amigos habían salido de la casa para tomar ocho aviones privados y volar a País C para recoger a Ángela en la casa de la Familia Si.

La ceremonia de boda de la famosa familia Gu y la familia Si ya se había convertido en el centro de atención de todo el mundo.

En la casa de la familia Si del País C

Unos días antes, la familia Si había decorado la casa de forma extravagante.

Daisy despertó a Ángela muy temprano aquella mañana para vestirse.

A las siete en punto, el grupo de damas de honor ya había llegado a la casa de los Si.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir