ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1738 El fascinante océano de amor

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7256

Actualizado: 2019-06-28 00:17


Ángela caminaba, con su vestido blanco de novia, sobre la alfombra roja, mientras la cola de su traje barría con los pétalos de flores que estaban allí. Ambrosio y Melania estaban justo detrás de ella, cada una de ellas llevaba una canasta de flores y esparcían los fragantes pétalos por los aires.

Luego de dar unos cuantos pasos, de repente, una voz familiar habló: "... El amor es un océano fascinante. Cuando estoy solo, quiero huir. Cuando me doy vuelta, estás a mi lado. Estás llorando y tengo miedo de hablar. Quiero decirte en voz alta que has estado en mi mundo. Tenemos demasiados recuerdos como para dejarlos ir y olvidarlos. Te amo demasiado. Decidí no rendirme o forzarte. No llores, no es bello ...".

El repentino e inesperado canto había conmocionado a todos los invitados.

Todos miraron a su alrededor para buscar quién estaba cantando y finalmente se dieron cuenta de que el cantante era en realidad el novio.

Abrumada, Ángela se quedó donde estaba y miró a Álvaro desde lejos. Ella vio y sintió su amor por ella.

¿No se suponía que ella le cantaría en la boda?

¿Por qué fue él ...?

"Quiero decirte en voz alta que mi amor por ti no tiene límites. Tomando nuestros recuerdos, aguantando la respiración, hay algo como magia en el ritmo de nuestros latidos. Algo que nos acerca más ...".

En este punto, Álvaro solo tenía ojos para Ángela, quien le pertenecía y se acercaba más y más a él.

Era asombrado y atraído por su belleza una y otra vez ...

Cuando la canción de Álvaro llegó a su fin, Ángela sollozó y se acercó a Manolo. Manolo de inmediato le entregó el micrófono.

Con el micrófono en la mano, ella comenzó a cantar suavemente: "Si dices que eres los fuegos artificiales en la bahía, desearía ser una ola. Después de la lluvia, iluminas el gris. Lejos tú eres la galaxia del espacio. Con las estrellas besas mi rostro. Iré a todos lados siguiendo tu rastro. Cuando me sienta sola aprenderé a abrazar... Te seguiré por el camino, como una sombra persiguiendo la llama. Te espero en el camino. Ven y quédate conmigo si puedes...".

Ángela había ensayado la canción antes de la boda, así que la acompañaron con música.

luencia occidental.

Había más de cien mesas de comedor rectangulares de estilo occidental, cubiertas con manteles blancos y rosas blancas en el centro que los dividían.

Se colocaron cuchillos y tenedores de plata junto a la vajilla continental y en cada plato había una servilleta negra con la forma de un cuadrado, que se coronaba con una rosa blanca.

En la parte superior derecha de cada asiento había una bonita caja con un lazo negro, que contenía caramelos y tartas elegantes de bodas.

Vino tinto, vino blanco, cerveza, champagne... Todo tipo de bebidas fueron puestas juntas con cuidado en la larga mesa al lado de la cerca.

Junto a las bebidas había una variedad de postres occidentales, como tiramisú, donas, pasteles de arcoiris, mousse de mango y durián, panqueques de matcha y fresa y varios de macarrones de colores.

Un grupo de niños se sentó alrededor de la mesa disfrutando de la amplia selección de postres.

Cuando la docena de damas de honor aparecieron con Ángela en un vestido rojo, toda la atención fue atraída por ellas.

¡Era porque todas eran mujeres hermosas!

Eran diferentes de las mujeres hermosas ordinarias. Eran de alto estatus, bien educadas y decentes... En general, tenían muchas cosas que las mujeres hermosas comunes no tenían, tanto espiritual como físicamente.

Cuando los padrinos de boda vieron a sus esposas, dejaron de bromear entre ellos y las llevaron a las mesas del almuerzo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir