ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1742 Historia adicional N°2 sobre Paula Gu

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 13233

Actualizado: 2019-06-29 10:39


Ángela saludó educadamente a Josefina, quien miró a la bebé en sus brazos y estiró los suyos.

Ángela entendió lo que ese gesto quería decir y cuidadosamente, le entregó a Paula.

"¡Qué niña tan encantadora! oí del señor Gu, que tu bebé nació el mismo día que el mío. Mi hijo nació pocos minutos después". Josefina miró a Paula cuyos ojos brillaban con sorpresa y deleite. Estaba muy encariñada con la niña.

Ángela miró la cuna cercana, rodeada por algunas criadas, y le preguntó: "¿Es ese tu bebé, el pequeño príncipe?".

Josefina asintió con la cabeza. Caminó hacia la cuna, llevando a Paula en brazos y dijo con impotencia: "El niño come mucho, no es suficiente solo con amamantarlo, así que también tengo que darle leche de fórmula materna".

El bebé en la cuna abrió los parpados, mostrando un par de hermosos ojos, azul profundo y brillantes como diamantes.

"¡Vaya! ¡Qué par de ojos increíbles tiene! cariño, mira, sus ojos parecen diamantes azules!", Ángela no pudo evitar maravillarse.

Josefina sonrió y dijo: "Su padre también tiene ojos azules, ha heredado sus genes".

El príncipe dejó de beber la leche de fórmula tan pronto como vio a la bebé en los brazos de su madre. No podía mantener sus ojos azules lejos de Paula.

Curiosamente, Paula comenzó a forcejear en los brazos de Josefina, como si hubiera sentido la mirada del príncipe.

Finalmente, cuando ya no pudo evitar que la niña luchara, Josefina se la entregó a Álvaro. Cuando él la abrazó y la llamó por su nombre, "Paula", con ternura, la bebé se calmó de inmediato y dejó de moverse.

Ángela suspiró y sacudió la cabeza, habiendo presenciado lo que había sucedido delante de ella.

Mientras hablaban, Ángela puso a los dos bebés juntos en la cuna y sacó su teléfono para tomar fotos de ellos.

Inesperadamente, los dos bebés fueron muy cooperativos y ambos miraron a la cámara, riéndose.

Cuando Josefina vio a los dos bebes en la cuna, sugirió en broma, que deberían comprometerlos.

Pero, por supuesto... Álvaro se rehusó.

De repente, su rostro se ensombreció cuando escuchó que alguien había querido que su hija, recién nacida, se casara.

Al día siguiente, la reina Josefina y el rey, junto con su pequeño príncipe, dejaron Ciudad J Ángela también salió con Paula del hospital ese mismo día.

Antes de que la pareja real se fuera, Álvaro y Ángela le dieron a Josefina una cálida despedida en la puerta del hospital.

Con el paso del tiempo, Paula creció gradualmente bajo la condescendencia de Álvaro.

Y fue a él, la primera persona a quién ella se dirigió cuándo dijo sus primeras palabras. A los seis meses de edad, le llamó "papi".

Él estaba tan emocionado de escuchar que su amada hija lo llamaba "papi", que malcrió a Paula aún más.

A la edad de un año, cuando ella estaba en la etapa de aprender a caminar, Álvaro tenía los pisos de toda la casa cubiertos con alfombras suaves, en caso de que Paula se cayera y se lastimara.

Incluso, Ángela publicó en Twitter un vídeo que había grabado de Paula comiendo, el cual mostraba a una linda bebé, que no era exigente con la comida y la disfrutaba felizmente. Debido a ese vídeo y a la encantadora princesita de la familia Gu, la cuenta de Twitter de Ángela había ganado en poco tiempo otros millones de seguidores.

Muchos internautas escribieron comentarios maravillosos, alguien escribió: "Señora Gu, quiero ser la suegra de su princesita! Tengo un hijo que tiene aproximadamente la misma edad que ella...".

"Tendré hijo lo antes posible. Cómo espero que mi hijo pueda casarse con esta hermosa niña en el futuro.", comentó otro.

Otra persona publicó: "¡Vamos a robar a la pequeña Paula juntos!".

...

Sin embargo, a todos los internautas que habían hecho ese tipo de comentarios, le fueron canceladas sus cuentas de Twitter en menos de veinticuatro horas.

Principalmente era porque, nunca habían esperado que Paula tuviera un padre, quien realmente se merecía el nombre

ella nació, Álvaro besaba a Paula primero, cada mañana.

Y todas las noches, Álvaro se encargaba de cambiar los pañales de Paula o de darle el biberón.

En el momento de la discusión, Paula recogió un trozo de carne seca de encima de la mesa y se lo llevó a la boca, lo masticó un poco, pero descubrió que era muy duro para ella, así que lo sacó de su boca.

Lo miró por un momento y luego lo puso en la boca de Álvaro de inmediato.

Increíblemente, Álvaro abrió la boca, lo masticó y luego lo tragó...

Ahora, Ángela estaba completamente convencida del dicho de que una hija es la amante de la vida anterior de su padre. Ángela nunca pudo comer la comida que su hija había masticado, y sin embargo, aún siendo un maniático del orden, Álvaro se lo había tragado...

Después de tragar la carne seca, Álvaro miró a su hija y suspiró: "Preciosa Paula, qué lastima, el hombre que más te ama en este mundo se ha casado con tu madre".

Sebastián dijo: "¡Mami, vamos!, déjame llevarte lejos de aquí".

Álvaro lanzó una mirada fría a su hijo, diciendo: "¿Qué dices? ¿Quieres rebelarte?".

Sebastián hinchó las mejillas con disgusto y respondió: "Ya no amas a mamá, ella puede ir a donde quiera. ¡No es de tu incumbencia!".

En la noche, después de que los tres niños se habían dormido, Álvaro tomó a Ángela en sus brazos y comenzó a besarla en los labios.

Pero Ángela se negó. Álvaro la miró con confusión.

Ángela curvó sus labios y dijo, "¡Eh! Me niego a tener intimidad con un hombre que no me ama".

Álvaro dijo amargamente: "Nena, ¿cómo puede ser posible que no te ame? ¡Tú eres la mujer que más amo en este mundo!".

"Eso no fue lo que dijiste durante el día", espetó Ángela.

"Entonces, ¿estás celosa de tu propia hija?", dijo Álvaro mientras le besaba el largo cabello.

¡Sí!, ¡sí!, por supuesto que estaba celosa. Nunca había esperado que existiera otro hombre en el mundo que estuviera más loco que Chuck Si por consentir a una hija.

Y desafortunadamente para ella, ¡ese hombre era su marido! Sentía que iba a llorar...

Álvaro se echó a reír mientras observaba la mirada agraviada en el rostro de Ángela. Él dijo: "Cariño, estaba bromeando con Paula. ¡Eres la mujer que más quiero!".

Ángela hizo un puchero y preguntó: "¿En serio?".

"¡Por supuesto!", respondió sin dudarlo.

Su hija y su esposa eran las personas más importantes en su corazón, por supuesto, los dos niños también tenían un lugar en este, pero un poco menos importante.

"Mmm, eso suena mejor", dijo Ángela.

Álvaro sonrió y la besó. Le demostraría cuánto la amaba con todo lo que iba a hacer por ello el resto de sus vidas.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir