ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1750 Historia Extra N° 10 sobre las hijas de la familia Si

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 11146

Actualizado: 2019-07-02 00:07


"¡Todos ustedes, fuera!", con una voz clara y furiosa, una chica que vestía ropa deportiva gris apareció en la sala VIP del bar, donde su atuendo definitivamente no era apropiado según el código de vestimenta.

Aunque llevaba ropa deportiva, todavía exudaba un temperamento único.

La seguían cuatro guardias, que silenciaron a los que querían reprenderla.

Pero hubo uno que se atrevió a confrontarla. Un hombre le preguntó: "¿Quién eres tú? ¿No puedes ver quién está aquí?".

La chica sonrió y miró fríamente al hombre con el que quería hablar, el hombre que se comportó como un caballero y se distinguió entre todos. Afortunadamente, la chica vio que el hombre llevaba un uniforme del ejército. Si el hombre usara un traje de negocios, ella se sentiría intimidada por su seriedad.

La chica señaló al hombre con el dedo índice y le dijo: "¡Tú! ¡Ven! ¡Vamos a hablar!".

Todos en la sala VIP se sorprendieron. ¿Estaba loca esta mujer? ¿Cómo se atreve a hablarle de esa manera a Bernal?

El hombre la ignoró. Tomó un paquete de cigarrillos, y una mujer voluptuosa sentada a su lado encendió inmediatamente un cigarrillo para él.

Melania, una adorada hija de la familia Si, fue ignorada por primera vez en su vida. Ella se dirigió hacia Bernal. Con una mano apoyando su cuerpo en una mesa, ella agarró el collar de Bernal usando la otra mano sobre la mesa de mármol.

...

Nadie en la sala se atrevió a decir una palabra. El único sonido que se escuchaba fue el de los altavoces de la sala.

Bernal agarró el puño de ella con su gran mano, sin ninguna expresión en su rostro. Los otros estaban desconcertados por su interacción íntima, y Melania gritó de repente: "¡Ay! ¡Suéltame! ¡Déjame! Blas, ¡bastardo!"

¿Qué? ¿Blas? Todos miraron a la mujer sorprendidos.

Finalmente, una mujer reconoció a la chica Ella gritó y jadeó. "Ella... Ella es... ¡Melania!".

Melania era la hija mayor de Daniel, un magnate de los negocios del País C y el hombre más rico del mundo. Aunque Melania mantuvo un perfil bajo, su nombre era bien conocido en todo el País C.

Sin embargo, Bernal no sabía nada de ella.

Primero, para él, no había diferencia entre las mujeres.

En segundo lugar, había permanecido en el ejército del Green Cold durante mucho tiempo, y había llevado a cabo diferentes tareas en diferentes lugares antes de regresar al País C. Estaba demasiado ocupado para que le importara.

En tercer lugar, las mujeres que más le disgustaban eran estas herederas.

Por lo tanto, no era de extrañar que Bernal no conociera a Melania.

Uno era un hombre del ejército, y la otra era la hija del hombre más rico.

No podía existir ninguna conexión entre estas dos personas, pero parecía que los ojos de Melania estaban... llenos de un odio profundo.

"¡Fuera de aquí!", Bernal tiró la mano de Melania violentamente, y Melania se tambaleó hacia atrás.

Melania se habría caído si no hubiera sido sostenida por el guardia que estaba detrás de ella.

Por supuesto, pensó, ¡este hombre es un bastardo! No trataba bien a las mujeres. ¡Era brutal! Melania entrecerró los ojos e hizo un gesto a los guardias que estaban detrás de ella, diciendo: "¡Llévenselo y denle una buena lección!".

El anfitrión de la reunión se levantó del sofá con sudores fríos que corrían por su rostro. Detuvo al guardia y sonrió hal

o que ella tendría el mismo destino que sus guardias, Melania apresuradamente le sostuvo el cuello a Bernal. Bernal se detuvo sorprendido. Melania aprovechó esta oportunidad y cruzó sus piernas alrededor de la cintura de Bernal para evitar ser arrojada.

Así que... El jefe Fu falló por primera vez en su vida.

Parecía que el Jefe Fu no podía concentrarse bien ya que era la primera vez que estaba tan cerca de una mujer, especialmente de esta encantadora chica.

Dejó de tratar de arrojarla; en cambio, sus grandes manos subconscientemente se movieron hasta su cintura para evitar que se cayera.

Melania sabía que no podía competir con él, así que aprovechó la oportunidad y le mordió la barbilla a Bernal.

Entonces, ella saltó de él rápidamente y planeaba huir.

Bernal se recuperó del dolor y rápidamente agarró a Melania antes de que pudiera escapar. Con solo un giro, Melania se vio obligada a enfrentar la pared. Bernal puso un brazo alrededor del cuello de Melania con la fuerza apropiada, y le sujetó las dos manos con la otra mano.

Su pierna derecha se dobló ligeramente, y la apoyó contra la pared, entre el hueco de las dos piernas de Melania. Con esta pose perfecta, Melania estaba pegada firmemente a la pared y no podía moverse más.

No solo Melania, sino que los cuatro adoloridos guardias se sorprendieron por la postura atractiva y agresiva de Bernal.

Lo que hizo que Melania se pusiera aún más nerviosa fue que oyó una voz muy familiar que decía "Bernal".

Melania supo quién era con esta palabra.

Su primera respuesta fue enterrar su cara en el pecho de Bernal. ¡No podía dejar que ese hombre viera lo cerca que estaba de otro hombre!

De lo contrario, ¡todos sus esfuerzos realizados antes serían en vano!

Al ver quién venía, Bernal se dio cuenta del repentino cambio en las acciones de Melania. Pero decidió guardar silencio y le aflojó la mano. Decidió no preocuparse por esta mujer.

Sin embargo, Melania, enterrando su cara profundamente en su pecho y agarrando con fuerza su abrigo, dijo en voz baja: "¡Blas, ayúdame, por favor!".

¡Blas otra vez!

Bernal descubrió que era realmente molesto que esta mujer mencionara a otro hombre una y otra vez delante de él.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir