ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1764 Historia extra N.° 24 sobre Fausto Li

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7413

Actualizado: 2019-07-06 00:17


Ella abrió los ojos cuando escuchó la voz de Josué. Corrió hacia él a pesar del dolor en sus pies y dijo: "Josué, solo quiero regresarme para ir a salvar a la compañía. Ya no quiero estar aquí ni investigar nada más".

Josué estaba confundido por sus palabras. Miró a la mujer asustada y pensó: '¿De qué estaba hablando? ¿Qué quería investigar ella?

Pero, ¿este lugar es realmente aterrador?'. Había vivido allí durante una docena de años. Nadie más que él y los mayordomos que cuidaban su vida, vivían allí, y a veces algunos de sus amigos se quedaban en este lugar durante un par de noches. Nunca se había sentido asustado en absoluto.

Cati preguntó: "¡Oh Dios mío! ¿Cómo puedes vivir aquí tú sólo? Creo que deberías ir a ver a un psicólogo. ¿De acuerdo?".

Josué no sabía cómo responder. Él dijo: "Estoy muy bien, no necesito de ningún loquero".

Cati lo presionó más: "Josué, ¿podrías quedarte conmigo esta noche?".

"¿Qué? ... ..."

"No me malinterpretes. Me refería a que puedes dormir en el suelo, y yo dormiré en la cama".

Josué sonrió y dijo: "Lo siento, su Majestad, pero esta es mi casa".

Cati hizo un puchero y dijo: "Pero tú eres un hombre y yo soy una mujer. Se supone que los hombres cuidan a las mujeres, e incluso las consienten".

Josué dijo: "Eso sucede entre los amantes, y nosotros no somos amantes. No tengo que cuidarte, ¿entendido?".

Cati se levantó y se cruzó de brazos. Miró a Josué con orgullo y dijo: "Bueno, en esta situación, puedo pretender ser tu novia por unas horas. Anda, vamos a descansar, y como dije, yo duermo en la cama, mientras tú te quedas en el suelo".

Josué sintió que era ridículo y preguntó: "¿No deberías preguntarme si estoy de acuerdo o no?". Josué no podía creer que hubiera una mujer que fuera más aguerrida que Ángela.

Entonces Cati le preguntó si estaba de acuerdo.

Josué dijo que no, y luego se dirigió a su habitación.

Cati lo alcanzó y se paró frente a él con los brazos estirados, luego dijo: "Josué, serás responsable si me llego a lastimar".

Se comportó con tanta firmeza, justo como lo hacía cuando estaba en su oficina.

Josué se burló, se cruzó de brazos y dijo: "¿Cómo podrías ser lastimada? Aparte, ¿no tienes miedo

a.

Un hombre a solas con una mujer era como gotas de agua sobre rocas ardientes...

Originalmente Josué se puso sobre ella para asustarla, pero... él no pudo contenerse.

A la mañana siguiente, la luz del sol entraba por las ventanas. Josué miró a Cati, lleno de dudas. Se acostó con una mujer, pero ni siquiera sabía su nombre.

Ya era tarde cuando Cati se despertó. Solo que ella estaba en la habitación.

Movió su cuerpo y le dolía por todas partes, lo que le recordó lo que hizo la noche anterior.

Josué dijo que ella estaba allí para entregarse a él. Ella había querido replicarle, pero pensó que lo que habían hecho hizo que Josué dijera la verdad, y eso no lo podía negar.

Se levantó, se frotó las cejas y miró un trozo de papel sobre la mesita de noche.

"Tengo mi ética profesional, por lo que no te diré quién me contrató para hackear al Grupo Zhusong. Pero devolveré lo que le he hecho al Grupo Zhusong haciéndola pagar por ello. También invertiré algo de dinero en el Grupo Zhusong, en compensación de lo que hice anoche. Eres libre de irte cuando quieras".

Cati pensó: '¿Me está echando después de haberme acostado con él? ¿Era este abandono posterior a la compensación?

¿Cree que sólo me importa el dinero?

¿Realmente cree que soy una mujer promiscua?'.

La mancha de sangre en las sábanas se había convertido en una ironía.

Pensándolo bien... Bueno... ¿Acaso no era promiscuo dormir con un hombre al que sólo había visto dos veces?

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir