ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1779 Historia extra N°39 sobre Jaime Si

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 9336

Actualizado: 2019-07-10 00:07


Jaime ya no podía sentarse firmemente en el coche de carreras. Sentía como si todo su cuerpo estuviera siendo mordido por hormigas.

¡Oliva era su mujer, su esposa! Si se llegaban a aprovechar de ella... Ni siquiera podía imaginar lo que él haría.

Después de que Irene colgó el teléfono, miró con ansiedad a Daniel: "Jaime estaba... Bueno, dije que le pediría al señor Liu, el Subdirector General, que vaya y ayude a Oliva, pero Jaime no respondió nada".

Daniel dejó la pluma de su mano y pensó por un momento, luego dijo: "Espera un momento".

Cinco minutos después, el teléfono de Irene sonó. Cuando ella vio la pantalla parpadeante, se sorprendió.

"Cariño, cálmate", le recordó Daniel.

Irene respiró hondo, descolgó el teléfono y contestó amablemente: "¿Sí, Jaime?".

"Bien... Ya terminé aquí, así que en este momento no estoy ocupado... Como sea, ¿en dónde está Oliva ahora?"

Jaime condujo hasta el lugar donde Irene le dijo que Oliva estaría, tan rápido como pudo. Cuando el camarero lo llevó al sitio donde estaba Oliva, vio que estaba bebiendo alcohol. Jaime le quitó el vaso sin informarle de su llegada.

Todos en la mesa estaban pasmados, pero cuando se dieron cuenta de que era Jaime, lo invitaron al centro del grupo.

Víctor saludó cortésmente a Jaime: "Señor Si, ¿qué lo trajo por aquí? No sabía que iba a venir, por favor, perdone mi negligencia".

Jaime notó que la cara de Oliva se puso roja por el licor, así que simplemente respondió: "Mi esposa está aquí, vine a recogerla".

Todos sabían que, antes de que Jaime llegara, Víctor estaba tratando de emborrachar a Oliva.

Después de que Jaime reveló su intención delante de todos, Víctor se sorprendió, pero trató de mantener la calma: "Oh, señor Si, lo siento. No sabía que la señorita Oliva es tu esposa recién casada".

Víctor estaba en un viaje de negocios cuando Jaime y Oliva celebraron su ceremonia de boda, por lo que le pidió a su esposa que asistiera en su ausencia. No sabía que Oliva era la esposa de Jaime.

Jaime lo observó con una mirada penetrante y le advirtió a todos: "Oliva es mi esposa. ¡Si alguien se atreve a avergonzarla, haré que sus días en este mundo sean extremadamente difíciles!".

Aunque no todos compartían intereses mutuos con Jaime, por causa de Daniel, no se atreverían a desafiarlo. Así que cuando Jaime terminó, todos asintieron con la cabeza para mostrar su aprobación.

Jaime se levantó y sostuvo a Oliva en sus brazos: "Vamos a casa".

Oliva se sintió tan conmovida por su comportamiento, pero de repente se dio cuenta de que su trabajo no había terminado: "Pero el contrato no se ha firmado...".

Jaime frunció el ceño: "¿Qué contrato?".

"El que estaba negociando con el señor Víctor..."

Jaime tomó el contrato y lo examinó, luego le dijo a Ol

a se rindió bajo su amenaza: "Cariño".

"Buena niña, nunca hemos estado en un hotel desde que nos casamos. Esta noche, déjame llevarte al cielo".

"..."

Era muy extraño que, desde esa noche, Oliva fuese invitada con frecuencia a cualquier cena donde la gente quería emborracharla.

Pero cada vez que tomaba unos cuantos tragos, Jaime aparecía.

Al principio, él se hizo cargo de su trabajo, pero después le comenzó a restringir el acudir a tales cenas. Si algo salía mal, él se haría cargo de todo por ella y le decía que se fuera de compras.

Jaime intentó mantenerse con calma cuando Oliva tenía que ir a un viaje de negocios. Pero poco a poco, ella pasaba más días fuera. Al principio, solo era un viaje de tres días, pero luego se extendía a dos semanas, y luego se extendió a un mes. Jaime no podía soportarlo, y él voló a la ciudad en la que ella estaba, en secreto.

Cuando llegó, ya era mediodía.

Se le informó que Oliva fue a la sucursal de la compañía. Se preguntó por qué ella fue allí, así que acudió ahí para averiguarlo.

Lo primero que hizo cuando llegó a la sucursal fue saludar a Colin, el primo de su padre. Luego fue directamente por Oliva.

Pero la primera escena que vislumbró Jaime fue Oliva sonriéndole a su colega masculino. Parecía que este hombre había dicho algo que la divertía.

Jaime sintió que un fuego ardía dentro de su cuerpo, como si Oliva lo hubiera traicionado.

"¡Oliva!", Una voz fría se escuchó de atrás. Oliva no sabía por qué Jaime la trató tan fríamente.

Jaime no estaba lejos de ella, pero su voz sonaba desconocida.

Habían estado casados por tres meses, y esta era la primera vez que Oliva había visto a Jaime tan enojado.

Ella corrió hacia él con una gran sonrisa: "¿Cómo es que estás aquí?"

'¿Cómo es que estoy aquí? ¿Qué? ¿Te impedí que pasaras tiempo afuera con otro hombre?'.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir