ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 1780 Historia extra N°40 sobre Jaime Si.

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6061

Actualizado: 2019-07-10 00:17


Jaime le echó un vistazo al colega de Oliva con furia en sus ojos. El hombre estaba asustado por su mirada. Inicialmente quería saludar a Jaime, pero al momento regresó rápidamente a su asiento mientras se quedaba totalmente pasmado.

Cuando Jaime vio su reacción, se convenció de que el hombre se debía sentir culpable por algo.

Jaime le arrebató a Oliva el documento que tenía en las manos, lo arrojó sobre la mesa que estaba a su lado, sacó a Oliva de la oficina y dijo: "¡Ven a casa conmigo ahora!".

"No, Jaime. No he terminado mi trabajo...", dijo Oliva.

"¿Trabajo? ¡De ninguna manera! ¡Vete a casa ahora! ¡Ya no tienes permitido trabajar!", gritó Jaime.

Oliva se quedó sin palabras.

Jaime apartó a Oliva mientras todos los miraban con curiosidad. De inmediato, lo acompañó en el próximo vuelo desde País A de regreso a País C.

Cuando volvieron a casa, Jaime la encerró en su habitación, evitando que saliera a trabajar. Oliva golpeó la puerta y dijo: "Jaime, no seas infantil. La licitación abierta a la que le estoy dando seguimiento es un proyecto muy importante para la compañía. ¡Pon los intereses de la empresa por encima de todo lo demás!".

'Una simple licitación abierta. ¡Es pan comido para mí!', pensó Jaime. Él se cruzó de brazos, miró la puerta cerrada y le dijo: "Solo quédate en casa. Continuaré con el proyecto en tu lugar".

"Pero tengo dos investigaciones de mercado más..."

"¡También haré eso!"

"No te puedo dejar todo mi trabajo. Yo..."

"¿Qué? ¿No confías en mí?"

"Confío en ti, pero tengo mucho trabajo pendiente..."

"Déjamelo todo a mí. ¡Yo me encargaré de todo!", dijo Jaime con una voz segura. Estaba decidido a derrocar a su irresponsable padre. '¿Por qué papá le ha dado tanto trabajo a mi esposa? ¿Por qué en lugar de eso no le ha dado el trabajo

Mi esposa está embarazada. Estoy tan feliz. ¡Solo están celosos de mí!".

Oliva se quedó sin palabras.

Por la tarde, volvieron a casa. Al mirar a Jaime mientras él la ayudaba a acostarse en la cama, Oliva de repente pensó en algo importante y le preguntó: "Jaime, ¿tú me amas?".

Jaime soltó un frío murmullo y fingió ser arrogante. Él dijo: "Da igual, ya estamos casados el uno con el otro. ¡No me hagas una pregunta tan trivial!".

Oliva se sentó en la cama y dijo: "Si no me amas para nada, ¿por qué debería quedarme aquí?".

Jaime se puso nervioso y la regañó: "¡Oliva, no exageres!".

"¿Estoy exagerando? Jaime, llevo tanto tiempo casada contigo, pero ni una sola vez has dicho que me amas. ¿A quién crees que hay que culpar, a ti o a mí?", dijo bruscamente Oliva. Aunque podía sentir el amor de Jaime por ella, debido a todas las cosas que él había hecho por ella, Oliva todavía quería escuchar su confesión de amor hacia ella.

"Oliva, ¿me estás pidiendo que te castigue de nuevo?"

"Jaime, otra vez me estás amenazando. ¡Eh! ¡No puedo pasar el resto de mi vida viviendo contigo de esta manera!", dijo Oliva con las cejas fruncidas, mientras caminaba hacia la puerta de la habitación.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir