ManoBook > Hombre Lobo > La dominación de los Lords

   Capítulo 2 Me convertí en un Lord- Parte 1

La dominación de los Lords Por Paradoja Palabras: 11771

Actualizado: 2021-02-28 05:24


Era tarde por la noche, cerca de las 4AM. Como de costumbre estaba frente a la pc jugando hasta no poder más.

Cuando mi vista y mi cuerpo ya estaban mostrando signos de rendición ante el cansancio, agarre una taza de café que ya había preparado anteriormente. No podía quedarme dormido en tal situación.

Al tomarlo podía sentir como estaba frio, pero eso no me importo. Por lo que seguí frente a la pc obligando a mi cuerpo y ojos a permanecer en alerta pese al cansancio.

El juego el cual estaba poniendo mi atención era uno de mis géneros favoritos, un MMORPG y se llamaba Armagedón. Como siempre adoro tales juegos donde puedo levear mis personajes y adquirir habilidades e ítems poderosos.

Y este era uno de los más famosos actualmente, tenía controles y gráficos excelentes, y por sobre todo la trama de su historia era increíble como la abundancia de cosas que ofrecía el juego.

Los héroes, ósea los players. Tenían el deber de enfrentar hordas de criaturas de otros planos dimensionales con el fin de proteger el mundo en el cual vivían. Una historia típica ya muy conocida, pero los giros que tomaba tras cada actualización dejaba a las personas como yo aún más deseosos de más.

Tales giros como la desaparición de un imperio, o la revuelta de un reino. Inclusive cuando añadieron el llamado parche negro, los jugadores podían cambiar de bando al lado de las criaturas dimensionales y volverse enemigos del mundo. Esto tenía sus ventajas y desventajas.

Pero lo que hacía aún más especial al juego era el grado de nivel de razas y habilidades que proporcionaba para que el jugador disfrutará y experimentara.

No había clases como en otros juegos ya predeterminados, uno podía construirse uno mismo a base de sus gustos. Las posibilidades de combinación de habilidades eran inmensas al igual que la cantidad de ítems, pero todo ello debía conseguirse. Solo se empezaría con un mínimo número de habilidades primarias como equipamiento, uno debía ser inteligente o poseer mucha ayuda para poder avanzar. El mundo era totalmente abierto y enorme, con un total de tres continentes, y se dice que un cuarto se dará a conocer en uno de los siguientes parches, aunque son solo rumores.

También estaba la posibilidad que los mismos jugadores crearán un reino o inclusive un imperio. Para ello debían empezar como un gremio o un clan.

Al aumentar el número de miembros inclusive podían derrocar el reino de los NPCs y volverlos propios. Tales cosas ya habían sucedido.

Pero para poder hacer tal cosa se debía invertir una gran cantidad de tiempo y recursos.

"Demonios, este jefe es imposible de vencer"

En este momento me encontraba en un evento, uno que sólo sucedía una vez cada cinco meses.

Ya había pasado cerca de cinco horas desde que el evento invasión comenzó, las primeras dos horas había sido sencillo, con solo pequeños monstruos intermedios con los cuales combatir.

Pero en la tercera hora y sin previo aviso había llegado un jefe, o como se los llaman en el juego, los Reyes dimensionales.

La forma de los reyes dimensionales como los monstruos siempre variaban, eran una combinación de todo tipo de criaturas, algunas eran tenebrosas y grotescas hasta el punto de querer vomitar, otras eran hermosas al punto de querer abrazarlas, y también estaban aquellas que eran tan absurdas que daban un ataque de risa.

No había un patrón para las bestias dimensionales, pareciera que colocaran todos los tipos de seres vivos en una licuadora y la encendiera, luego las vertiera en un molde y con una mano sacaba porción por porción.

Tales combinaciones eran absurdas en todos los sentidos.

El más absurdo hasta el momento que eh visto fue un conejo con cabeza de chiguagua que podía hacerse invisible y matar de un ataque a los jugadores. Y si no lo lograba, los dejaba con un potente desbuff. Tal cosa era de locos.

El Rey dimensional con el cual junto a mi gremio lo estábamos combatiendo, era un enorme oso con escamas negras y una gran cantidad de ataques AOE los cuales realizaba balanceando una enorme hacha de doble hoja con ambas manos.

Al principio cuando apareció claramente supimos que sería difícil.

Solo su apariencia era necesaria para demostrarlo. Pero al combatirlo tanto mis compañeros y yo no pudimos evitar gritar al mismo tiempo.

"Una defensa absurda."

Era duro, tan duro como querer golpear una piedra con un cristal. Simplemente no le hacíamos daño que pudiera ser considerable. Y por sobre todo, el daño de sus habilidades no era algo que podíamos darnos el lujo de recibirlas demasiadas veces.

Mi gremio no era el único en la batalla, otros cientos de jugadores que pertenecían a otros gremios participaban en el evento de invasión. Pero el área donde aparecían los monstruos no era uno solo, sino por todo el mundo!.

El evento de invasión era una vez cada cinco meses, y durante ese tiempo los gremios y aquellos que gobernaban imperios y reinos, hacían todo lo posible para reclutar y aumentar sus miembros y poder lo más rápido posible.

Los eventos de invasión por si eran extremadamente difíciles, pero las recompensas que uno podían conseguir eran demasiadas jugosas, no era raro decir que uno podría volverse millonario por ellas.

Equipamientos raros, habilidades raras, mapas del tesoro, etc.

Era una lluvia de oro caída del cielo, pero claro no era fácil atrapar tal botín, tenía sus grandes dificultades y la más grande de ellas era poder sobrevivir.

*Usted ha muerto, tiempo de resurrección 4 horas*

"¡¡MALDICIÓN!!"

No pude evitar gritar con todas mis fuerzas. Había muerto por un ataque AOE del jefe cuando me descuide.

Tal error era uno muy grave que llevó a costar mi vida, pero lo más importante no era eso.

"Mis ítems, las habilidades ¡Nooo! Maldición, ¡¡MALDICIÓN!!".

*Sonido de golpes*

Había perdido mi oportunidad de obtener objetos y habilidades raras.

Dolor, un gran dolor comenzó a golpear mi pecho mien

tras miraba la pantalla frente de mis ojos al momento que corrían los segundos de mi muerte en la espera para revivir.

No podía hacer nada más que mirar y ver como mis preciados ítems y habilidades se perdían frente mío. Me sangraba el corazón ante tal vista.

*Usted ha recibido un correo*

Mientras me perdía en la miseria y el dolor de mi muerte, de pronto escuche el sonido de una notificación.

Una pequeña ventana apareció en la esquina inferior de mi pantalla con el símbolo del correo.

Pensando que podría tratarse de las burlas de mis compañeros decidí no abrirla.

Pero pensándolo nuevamente, yo era el único que termino muerto. Y no creía que alguno de ellos se molestara en enviarme un correo cuando estaban luchando contra un jefe, tal cosa podría decirse que era ser temerario. Pero en Armagedón, tal cosa era de idiotas. Ellos no perderían tales oportunidades únicas de una vez cada cinco meses de conseguir buenas cosas solo para burlarse.

Pensando en todo esto decidí abrir el correo.

Al hacerlo pude ver que no tenía la dirección de quien lo envió. Esto me pareció extraño, pero por más que lo fuera no pude contener mi curiosidad por saber que decía.

Al comenzar a leerlo me sorprendió.

*Sr. Estimado.

Felicidades. Ha sido elegido como uno de los nueve jugadores para emprender uno de los más grandes desafíos de dominación y supremacía.

La Dominación de los Lords.

En este juego usted tomara el papel y se convertirá en un Lord que gobierna sobre toda una raza, en sus manos estará el destino y la vida de ellos. En el juego usted podrá no solo podrá aumentar la fuerza de la raza que usted gobierna, inclusive la suya podrá ser aumentada.

En el juego usted podrá guiar a su raza en uno de los nueve mundos principales, en el usted tendrá que garantizar no solo la supervivencia de su raza, sino la suya misma. Para ello contara con un sistema de nivelación y adquisición de habilidades, como la evolución de ellas y de su raza a versiones más fuertes. Todo lo que logre dependerá de su capacidad como un Lord.

Los nueve jugadores comenzarán con un determinado número de súbditos, el deber del Lord será guiarlos para que puedan escalar a la cima en este juego.

Existen nueve razas y nueve Lords, y usted puede ser uno de los Lords que gobierna una de estas razas.

Hay un solo objetivo, y ese es ser el único Lord. Aquel que se alzara en la cima y podrá llamarse el Lord de la dominación.

¿Aceptará ser parte de este juego en desarrollo?.

Aceptar - No aceptar

Tras terminar de leer me quede sorprendido y confuso.

Era la invitación a un juego en fase beta. ¿Pero quién lo habrá enviado?,

No tiene la dirección ni el nombre de la compañía de los desarrolladores. Tal hecho era completamente sospechoso.

Y sobre todo, solo eran nueve jugadores. ¿Tal cosa no era sorprendente?

Había cientos de miles de personas, pero solo nueve fueron elegidos para probar tal juego en fase beta.

¿Si esto no era una gran suerte que otra cosa seria?

Pero claro, aún era sospechoso, y puede que sea solo una broma de alguien.

Pero mi instinto de jugador me decía que si no aceptaba tal oferta, podría perder la mayor oportunidad de mi vida.

Yo también tenía el deseo de experimentar cómo sería ser un Rey o un Emperador, el cual gobernaba cientos de personas y poseía una incontable cantidad de poder, riquezas y por sobre todo bellezas.

Este era el deseo que muchos compartían, pero pocos lograban lograr hacerlos realidad.

Pero ahora yo tenía una oportunidad para lograrlo, ¿acaso no sería un desperdicio el rechazarlo?

Aunque fuera una broma de mal gusto, no perdería nada por darle una oportunidad y aceptar. Es más ¿Qué podría pasar?

Tras terminar de ordenar mis pensamientos, moví mi mouse e hice clic en aceptar.

Al hacerlo la pantalla comenzó a brillar y toda mi casa comenzó a temblar como si un terremoto había comenzado.

Asustado cerré mis ojos y me aferre a mi escritorio, en ese momento el temblor desapareció, sorprendido abro mis ojos y lo único que puedo ver es una oscuridad pura.

Moví mis manos frente a mis ojos, pero no importa como tratara. No podía ver absolutamente nada.

Mire a mi alrededor, pero lo único que se podía ver era lo mismo. Solo oscuridad.

El miedo comenzó a apoderarse de mí, pero pronto reafirme mi voluntad y me calme. No era una decisión correcta perder la calma, ya que eso no solucionaría nada.

Tras un tiempo, (el cual no tuve idea de cuánto fue).

Una voz robótica comenzó a sonar dentro de mi cabeza.

*Bienvenido nuevo Lord.

Junto a él una ventana azul apareció frente mío. En ella mostraba una gran cantidad de palabras y preguntas.

*Complete el registro por favor. Al finalizar, toque en aceptar.

Aun medio confundido por toda esta situación seguí las instrucciones de la voz en mi cabeza.

Aunque era un jugador, no era a lo único que dedicaba mi tiempo. También solía leer novelas de fantasía, sobre convocados a otros mundos y esas cosas.

Por lo que al pensar en mi situación actual no pude evitar pensar sobre ello.

El mensaje en si era extraño, y agregando la situación actual todo se explicaba solo.

Sí, yo fui convocado a otro mundo. Aunque aún no llegue a él.

Al parecer debo seguir un cierto orden para ello, el primero debió ser aceptar ser parte del juego. Y el segundo sin duda es este, completar un formulario.

Aunque se parece más una encuesta para buscar una pareja.

Había tales preguntas de... ¿Cuál es tu plato favorito?

¿Eres orgulloso? ¿Valiente o temeroso?

¿Realizas ejercicios? ¿Tienes algún pasatiempo?

Etc.

Todas eran preguntas comunes, sobre la personalidad y cosas que te agradaban y desagradaban.

Tras completarla di en aceptar y pronto la voz robótica sonó nuevamente dentro de mi cabeza.

*Los datos ha sido grabados, comprobando.

Comprobación completa.

La raza que usted gobierna ha sido elegida.

Felicidades. Se ha convertido en el Lord de los Lobos.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir