ManoBook > Romances > Vives en cada latido mío

   Capítulo 781 Esa mujer no es simple

Vives en cada latido mío Por Shi Liu Xiao Jie Palabras: 11590

Actualizado: 2020-05-24 00:02


"¿Zed alguna vez mencionó algo sobre lo que había entre ellos? ¿Y qué hay de la otra mujer, Jesse? Dios, ¿puedes decirme qué está pasando?". Avery estaba bastante preocupada por el daño que esto podría ocasionar en Jana y, sintiéndose inquieta, se sentó en el asiento del copiloto.

"Basta. Tómalo con calma. Entiendo que estés preocupada por Jana, yo también lo estoy. Pero si quieres descubrir qué está sucediendo realmente con esas mujeres, debes pensar claramente y no hacerte ideas sin sentido en la cabeza. Además, el amor de Zed por su esposa es evidente; han estado enamorados por mucho tiempo. Hizo hasta lo imposible por buscarla mientras ella todavía estaba en la secundaria. Así que por favor, tranquilízate. Él es la única persona en el mundo que por ningún motivo lastimaría a Jana". Mario hizo todo lo posible para convencer a su prometida y disminuir la hostilidad en el tenso ambiente que los rodeaba.

"Todo lo que me acabas de decir ya lo sé. Mejor dime, citando palabras exactas, lo que hablaste con él. ¿Y qué hay con esa tal Jesse?". La mujer perdió la paciencia mientras escuchaba a su prometido repitiendo los hechos sobre su relación una y otra vez. Lo que de verdad le interesaba saber era la situación sobre las dos "intrusas".

"¿Qué más podría decir? Solo prometió que protegería a Jana de cualquier daño, eso es todo. En cuanto a Jesse, ella es una amiga íntima de Zed; ambos crecieron juntos. Sin embargo, es cierto que a ella le gusta mucho él. Cuando se enteró de que se había casado con Jana, viajó de inmediato a la ciudad y casi logró que terminaran...".

El hombre sabía que si no le contaba a Avery sobre Jesse, ella podría preguntarle a alguien más y obtener la información de todos modos. Y no sería agradable escuchar la devastadora historia de un extraño, por eso decidió contarla él mismo.

"Si eso es lo que sucedió, entonces Yanni es en realidad una "Jesse 2.0"! ¡Se está repitiendo la misma historia! ¿Por qué Zed no ha aprendido nada si ya pasó por lo de Jesse?". Avery frunció el ceño y comenzó a dudar si el hombre le había sido fiel a Jana todo este tiempo.

"Porque solo las ve como sus amigas; nunca permitió que cruzaran la línea. Creo que no sería capaz de hacer algo como eso. Si analizas la situación y comparas a estas mujeres, te darás cuenta de que a Zed se le dan mejor los negocios y los números que las relaciones amorosas. Estoy seguro de que su coeficiente intelectual es mucho más alto que su inteligencia emocional. Quizá por eso siempre cae en sus trampas. ¿Entiendes a lo que me refiero?".

Mario ya estaba harto de las sospechas de Avery, así que decidió explicárselo de una vez por todas.

"Sí, lo entiendo, pero escucha, aunque Zed tuviera poca inteligencia emocional, eso no justifica sus acciones imprudentes que ponen en peligro su relación con Jana. Estoy muy preocupada por ella y su bebé: si le pasara algo, no sé cómo Zed lo sobrellevaría. Lo que debe hacer ahora es tomar al toro por los cuernos y terminar su relación con Yanni de una vez por todas. Espero que no permita que nada le suceda a su esposa, o de lo contrario, pasará el resto de su vida lamentándose". La mujer expuso su punto de vista a su prometido. No podía recordar desde cuándo la inteligencia emocional de Zed era el tema de la discusión.

"Relájate. Yanni no es igual que Jesse, no pienses que lo son. La última creció con Zed, pero solo son amigos. Yanni, por otro lado, tenía novio y ambos se llevaban muy b

s tanto, por dentro, estaba más aliviado que nunca. Resultó que todos habían malinterpretado sus intenciones.

'Yanni volvió solo porque está buscando a su amado. Debe tener mucho que contarme después de todos estos años sin vernos.

Mario y Avery se equivocaron terriblemente al juzgarla, al igual que mi querida Jana'.

Todas las preocupaciones que había tenido se desvanecieron. Zed se rió entre dientes mientras la miraba, y luego le indicó que continuara.

"Bueno. Así fue como empezó todo: Fue un cliché que nos conociéramos en uno de los congresos de medicina más importantes del mundo. Teníamos diferentes opiniones sobre uno de los temas de investigación académica y no podíamos dejar de discutir. Los dos estábamos tratando de demostrar que nuestra teoría era la correcta y casi nos peleamos, todo a través de las computadoras. Al final, resultó que ambos enfoques fueron aceptados por la escuela de medicina que estaba llevando a cabo la discusión. Y por si fuera poco, de la investigación se derivó un gran descubrimiento, todo gracias a nuestra persistencia y argumentos. Entonces, como puedes adivinar, nos apreciamos mucho y nos hicimos buenos amigos después del incidente...".

Yanni frunció los labios aún más después de explicar cómo había conocido a este misterioso hombre del que se había enamorado. Bajó la cara mientras se sonrojaba por completo de la timidez.

La escena comenzó a desarrollarse dentro de la mente de Zed; pudo imaginar cómo estos dos investigadores de medicina habían discutido intensamente para llegar a la conclusión de un estudio. Como bien decía el dicho: "Cada oveja con su pareja"'. ¡Estaban destinados a estar juntos! Así es como debieron haberse conocido y ahora, tal vez, poco a poco, llegarían a ser más que amigos.

Zed se sintió extremadamente feliz por ella al escuchar su historia.

Él sabía mejor que nadie que Kenneth nunca dejó de preocuparse por su amada Yanni, ni siquiera en sus últimos segundos de vida.

Por lo tanto, cuando el hombre escuchó que había estado sola desde la muerte de su novio, también estaba preocupado por ella. No había compartido esta inquietud con nadie, ni siquiera con Jana.

Ahora, finalmente había encontrado el amor por segunda vez.

¿Cómo podría Zed no estar feliz por su amiga? ¿Cómo no podría estarlo?

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir