ManoBook > Romances > Vives en cada latido mío

   Capítulo 11 Hermana, perdóname

Vives en cada latido mío Por Natalí Palabras: 6217

Actualizado: 2019-08-14 00:15


Jana seguía sin responder, pues estaba esperando a que su padre hablara.

"Querida...". Después de una larga espera, él finalmente abrió la boca, y esa palabra estuvo a punto de provocar que Jana estallara en risas.

¿Querida? ¿Querida? ¿Querida?

Era el chiste más divertido que le habían contado.

Arqueando un poco las cejas, sonrió sardónicamente.

"¡Eh!".

El padre de Jana estaba estupefacto. No tenía idea de por qué le sonreía de esa manera.

"Hermana, padre y yo hemos venido aquí para disculparnos por nuestros errores. Nosotros somos tu familia ¿Por qué te comportas así?".

'¡Qué gran familia! ¿Acaso un miembro de la familia merece ser golpeado con una escoba?'.

Mientras esos pensamientos pasaban por su mente, puso sus ojos en Shirley. Sorprendida por el extraño comportamiento de su media hermana, esta última se inquietó. No sabía qué más agregar.

"¿Qué estoy haciendo? ¿Qué he hecho?".

"¡Jana Wen!".

El tono de la voz de su padre era un claro indicador de cómo se sentía realmente, y ella levantó la barbilla en señal de desafío.

'Ja, no pudo fingir por más tiempo, ¿no es verdad? ¿No me acababa de llamar querida? ¡Qué rápido reveló su verdadera naturaleza!'.

Paseó sus ojos de Shirley hacia su padre con una expresión sumamente fría.

Era un día soleado, pero de alguna manera, el padre de Jana sintió que un escalofrío recorría su cuerpo. Era casi como si alguien le hubiera vaciado una cubeta con agua helada.

"¿Entonces por qué están aquí?".

Como su padre había perdido la paciencia, Jana sintió que tampoco era necesario ser civilizado.

Aunque estaba plenamente consciente de sus intenciones, no planeaba que ellos se dieran cuenta.

Sin embargo, su padre estaba ardiendo de ira. Humillarse ante Jana así era caer en lo más bajo. Si no hubiera sido por esa tierra, ya la habría abofeteado por su comportamiento irrespetuoso.

"Yo...", después de otra larga pausa, eso fue todo lo que Henry pudo decir.

Jana sabía que su padre estaba teniendo dificultades para expresarse porque no era capaz de tragarse su orgullo. Poco antes, la había regañado por teléfono, la había desconocido como su hija, le había dicho que ya no era parte de su familia, y ahora, tenía que disculparse por eso. Conociéndolo, Jana se preguntó si alguna vez admitiría que se había equivocado.

Henry tenía más de cincuenta años, y ella estudió su rostro. El único indicador de su edad era el pelo canoso en sus sienes. Con todos esos años, y con toda su sabiduría acumulada, ¿así era como se comportaba? Esa era la primera vez que sentía que el hombre que estaba delante de ella era bastante patético.

A pesar de su resolución de no perdonar a su familia por todo el dolor que le habían causado durante tantos años, su corazón se estremeció.

Pareció vacilar ligeramente.

Cuando Henry se negó a seguir hablando, ella se dio cuenta de que ya había perdido bastante tiempo, así que decidió hablar primero, "Ya que no hay nada de qué hablar, me retiro", y, asintiendo, dio un paso atrás. Cuando cerró la puerta, Shirley rápidamente dio un paso adelante y

la detuvo. Estaba consciente de por qué su padre no podía disculparse, sin embargo, tenían un plan para manipular a Zed para que completara el proceso de transferencia de tierras. Era imperativo que hicieran las paces con Jana, por lo que sonrió y sostuvo el brazo de su hermana. Con una dulce sonrisa dijo: "Hermana, no te enfades. Ya ves, nuestro padre ha venido a disculparse. Además, no debe existir el odio entre un padre y una hija, ¿no es cierto? Después de todo, sigue siendo nuestro padre a pesar de que cometió un error, ¿no es así?".

'Entonces, según ella, ¿yo tengo la culpa de todo?'.

Jana estaba un poco confundida. Miró a Shirley y luego miró la mano con que la aferraba.

No estaba de humor para perdonar a su media hermana, quien la había incriminado el día anterior y en ese momento le ofrecía una sincera disculpa. ¡Además, Shirley seguía mintiendo acerca de que la había golpeado con la escoba!

"¿Desde cuándo nuestra relación se volvió tan cercana?". La mirada de disgusto en la cara de Jana y sus palabras frías eran una clara indicación de que su plan había fracasado.

Ella se zafó del agarre de Shirley mientras hablaba, y esta última estaba demasiado avergonzada para seguir sonriendo. Se preguntaba por qué Jana se estaba comportando de manera tan diferente, que le parecía que esa persona no era su hermana. O por lo menos, ya no era una persona dócil y sumisa como antes.

Su padre estaba muy disgustado con la actitud de Jana hacia Shirley, pero se encontraba impotente. No podía permitirse un arranque contra ella.

Si estaban metidos en ese lío era precisamente porque se había dejado dominar por la ira, así que ahora tenía que mantenerse expectante.

Ya se haría cargo de esa perra después de que consiguiera la tierra, de modo que se obligó a sonreír a pesar de lo que pasaba por su mente.

"Querida hija, sé que todavía estás molesta conmigo. Después de que Shirley me aclaró lo que pasó y entendí que ella tuvo la culpa, me di cuenta de que tenías razón al tratar de darle una lección. Tú eres su hermana mayor y ella no te mostró ningún respeto".

Jana supuso que esos dos hipócritas se irían después de que les dejara en claro sus sentimientos, pero había subestimado su descaro.

"Sí, sé que cometí un error, hermana. ¡Perdóname por favor!", volvió a decir Shirley después de que Henry hubiera dejado de hablar.

"¿Acaso tú me perdonarías si te apuñalara con un cuchillo y luego me disculpara?".

La expresión de Jana era amarga y ambos, tanto Shirley como su padre, se quedaron sin respuesta ante esa pregunta hipotética.

Aunque podían ver en su expresión que se mostraba fría e implacable, no sabían que por dentro su corazón se estaba cayendo en pedazos Había tenido que reunir mucho coraje para hacerles frente.

No muy lejos de ahí, un hombre permanecía sentado en su elegante automóvil. Había observado todo ese sórdido intercambio entre aquellos tres personajes, y sonrió satisfecho al ver que Jana se había mantenido firme y se había negado a permitir que su familia la manipulara. ¡Esa mujer parecía haberse transformado!

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir